Tecnologías y Educación

Bajos salarios a profesores: la mina de oro de las universidades privadas 'de bajo costo'

Una creciente demanda por títulos universitarios en el país combinada con la explosión de universidades privadas 'de bajo costo', son ingredientes para una educación superior de baja calidad

25-01-2018 18:30 Por : Arena Pública
Los bajos salarios a los docentes y la alta rotación de profesores distingue a las universidades privadas de 'bajo costo'
Los bajos salarios a los docentes y la alta rotación de profesores distingue a las universidades privadas de 'bajo costo'

Con salarios para profesores de asignatura que van desde los 50 a los 130 pesos por hora, algunas universidades privadas encontraron una mina de oro.

Empresas como Unitec, Universidad Icel, Universidad Insurgentes o Universidad del Valle de México, sustentan su modelo de negocio en una alta rotación de su planta docente, en salarios muy bajos a sus profesionales de la enseñanza y, principalmente, en la necesidad de los jóvenes de acceder a la educación superior.

Cuando cada año, 9 de cada 10 aspirantes a educación superior son rechazados en la Ciudad de México por la UNAM y el IPN, algunas de éstas universidades privadas tienen una gran oportunidad de negocio.  

 

Te puede interesar: México, segundo lugar latinoamericano en excluir a jóvenes de la educación superior, 18 de mayo de 2017.

 

 

Bajos salarios para profesores incentivan la baja calidad de la educación.

 

Una revisión en bolsas de trabajo por internet, como OCC Mundial e Indeed, pone en evidencia los factores que se combinan para dar como resultado una educación de mala calidad.

 

Los salarios de los profesores

De acuerdo con la información consultada en indeed.com.mx, el ingreso ofertado a un docente contratado para impartir una asignatura en la Universidad Icel es de 53.52 pesos por hora.

Si un profesor imparte 12 horas de clase a la semana, o lo que es lo mismo, ocho clases de una hora y media; su ingreso mensual por esta labor es de 2 mil 569 pesos. Así que este mismo docente, si es contratado por ICEL para impartir 16 clases a la semana -que prácticamente se traduce en una labor de tiempo completo- su ingreso mensual apenas supera los 5 mil pesos.  

Un profesor de asignatura en la Unitec puede encontrar un puesto de trabajo por 3 mil 210 pesos al mes, de acuerdo con la información de los portales de empleo. 

Con éstos ingresos no es extraño que los docentes que preparan a los estudiantes de estas universidad no apuesten por quedarse por mucho tiempo impartiendo clases. Por lo general, toman estos trabajos mientras encuentran algo mejor.

Un vistazo a la sección de evaluaciones de los puestos de trabajo, donde se encuentran opiniones de ex profesores de estas escuelas, revela una queja constante: los salarios son muy bajos y no hay oportunidades de crecimiento profesional.

La baja remuneración que ofrecen estas empresas educativas fomentan el reclutamiento constante de alumnos recién egresados como docentes, con las carencias naturales de experiencia profesional para la labor docente.

 

Te puede interesar: Nuevo modelo educativo inhabilita a padres para continuar la educación en casa, 9 de noviembre de 2017.

 

 

Las condiciones de contratación

Los beneficios que señalan los ex profesores en las evaluaciones que se publican en los portales de empleo (como prestaciones, capacitación y descuentos para continuar estudiando), no son suficientes para mantener una planta docente estable que eleve la calidad de la educación en estas empresas educativas.

Una queja recurrente entre los ex profesores de estas escuelas es que la contratación es temporal, con un contrato por cada cuatrimestre.

Esto impide que los docentes generen antigüedad, condición básica para solicitar aumentos salariales y, sobre todo, para tener la certeza de que hay una carrera profesional a desarrollar como profesores en estas universidades.

 

La educación de calidad cuesta caro y la pública es de difícil acceso. 

 

 

Además, aducen los ex profesores, la reapertura de la plaza por la que fueron contratados en un cuatrimestre anterior nunca es segura, por lo que no hay forma de saber si podrán continuar con las materias que impartieron.

Estas condiciones incentivan a una alta rotación de profesores, lo que complica el seguimiento de los planes de estudio, el desarrollo sistemático de las capacidades de los alumnos y la evaluación acertada de los conocimientos que se imparten.

En consecuencia, la educación que se imparte en no pocas de éstas escuelas, tanto a nivel medio superior como superior, es generalmente deficiente como lo muestran los datos que presenta America Economía

 

 

Te puede interesar: Registro para realizar el examen de la UNAM 2018, 11 de enero de 2018.

 

 

¿Qué lugar ocupan estas universidades en el ranking nacional?

De acuerdo con el ranking de América Economía sobre las mejores universidades de México 2017, basado en criterios como la cantidad de profesores, internacionalización, investigación, mercado laboral, inclusión, entre otros; éstas universidades aparecen muy rezagadas.

La universidad del Valle de México aparece en el lugar 47 de 50 evaluadas tanto públicas como privadas. Otras, que en los últimos años han multiplicado de forma importante su matrícula a través de fuertes inversiones publicitarias como ICEL, Unitec o Insurgentes, ni siquiera aparecen en éstos rankings.

De los 8,908 profesores que registra la Universidad del Valle de México en el ranking que elabora América Economía, solo el 5.7% son profesores de tiempo completo, es decir, 508 profesores.

En contraposición, universidades privadas, en mejores posiciones en el ranking, como el Tecnológico de Monterrey, la Universidad Iberoamericana, la Universidad de Las Américas o el Instituto Tecnológico Autónomo de México registran entre el 24% y 56% de profesores de tiempo completo.

 

El modelo de negocio

La demanda creciente de espacios en el aula para estudiar el bachillerato o una carrera profesional abre la puerta para la generación de un modelo de negocios que se beneficia de las necesidades educativas que tiene la población.

De acuerdo con el anuario estadístico de educación superior 2016-2017 de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), tres de cada diez estudiantes optan por ingresar a una universidad privada.

Así, las universidades privadas con pagos de  colegiaturas más accesibles a los bolsillos de la población se benefician de un modelo que se sustenta en la creciente demanda de educación superior, en los bajos salarios y en las pobres condiciones laborales que ofrecen a su planta docente, producto de la gran oferta de profesionales jóvenes que no encuentran empleos al egresar de las universidades.

El resultado es una creciente oferta educativa de baja calidad que engorda los bolsillos de los empresarios de la educación. Como lo expresan algunos alumnos en sitios como Yahoo Answers, la educación que reciben es mala y para aprobar solo tienen que cumplir con el pago de sus matrículas.

 

MÁS INFORMACIÓN: Anuarios estadísticos de educación superior, ANUIES, 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Ranking de las mejores universidades de México 2017. América Economía

MÁS INFORMACIÓN: Ranking de Universidades en México, Webometrics, 2018.

MÁS INFORMACIÓN: Y CNCI afirma: sí son 10 mil los becados, El Norte, 2016.