Gobiernos y Finanzas Públicas

Arrancan precampañas: millones de spots y de pesos, para promocionar ¡precandidatos únicos!

Morena y PRI ya tienen definido a su candidato presidencial; PAN y PRD continúan en las negociaciones, pero no se anticipa un proceso de selección abierto.

08-12-2017 12:00 Por : Arena Pública
Todo parece indicar que José Antonio Meade y Andrés Manuel López Obrador harán precampaña, aun sin tener rival.
Todo parece indicar que José Antonio Meade y Andrés Manuel López Obrador harán precampaña, aun sin tener rival.

A partir del jueves 14 de diciembre, la televisión y la radio se inundarán con las imágenes y mensajes –de menos de 30 segundo- de los aspirantes presidenciales que buscarán ser candidatos de sus partidos.

En una semana, comenzarán mítines, recorridos, “encuentros con la militancia”, giras y discursos de políticos que buscan ser abanderados de los partidos políticos con registro en la carrera presidencial.

Durante dos meses, estos políticos podrán gastar poco más de 1.1 millones de pesos diarios en un esfuerzo por obtener la designación de su partido como candidato a la presidencia para el periodo 2018-2024.

Si no tienen rivales, no importa, hacer precampaña es, prácticamente una obligación en México, aunque durante ese periodo, los aspirantes presidenciales no tengan con quien confrontar sus ideas al interior de sus partidos o coaliciones.

Y es que todo apunta a que al menos dos políticos que tienen ya amarrada la candidatura presidencial de su partido, no se negarán a hacer precampaña, aunque no tengan enfrente a nadie que le peleé la nominación.

Por el lado del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador será el candidato presidencial, en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), ya nadie le quitará a José Antonio Meade la candidatura.

 

Te puede interesar: Gastarán candidatos 4.6 millones diarios según INE, 28% más que en 2012, 8 de agosto de 2017.

 

Mientras tanto, PAN y PRD siguen negociando la conformación de su alianza, y aunque no se descarta un proceso interno para definir a su candidato presidencial, todo apunta a que será una decisión cupular la que disponga quién será el abanderado presidencial de ese frente –al que se suma Movimiento Ciudadano-.

Si las negociaciones entre ambos partidos naufragan, tampoco se prevé que tanto PAN como PRD vayan a una contienda interna para definir a sus candidatos presidenciales.

Es decir, todo apunta a que habrá precampañas en al menos tres agrupaciones políticas, todas ellas con precandidatos únicos.

 

El INE autorizó un tope de gasto de precampaña de 67 millones de pesos por aspirantes.

 

Sin embargo, las campañas electorales iniciarán formalmente hasta el 30 de marzo de 2018, y solo a partir de esa fecha, López Obrador y Meade podrán llamarse candidato presidencial con todas las de la ley, antes de esa fecha, solo pueden ser aspirantes o bien precandidatos.

Y aunque al interior de sus organizaciones políticas no exista competencia, de cualquier forma, los precandidatos únicos y sus partidos podrán hacer uso de una buena proporción de los casi 18 millones de spots que se transmitirán en radio y televisión durante el periodo de precampaña.

De la misma manera, los precandidatos podrán arrancar sus actividades proselitistas a partir del próximo viernes 14 de diciembre y tendrán un tope de gastos de 67 millones 222 mil 416 pesos.

 

Antecedentes

Si bien las precampañas electorales en México no son un fenómeno nuevo, su legislación sí es reciente. La primera reglamentación de estos procesos data de 2007 cuando se aprobó una reforma constitucional en materia electoral que implicó modificaciones al Código de Instituciones y Procedimientos Electorales.

 

La reforma electoral de 2007 por fin puso reglar a las precampañas en México, antes no había regulación.

 

En esta regulación se establecieron límites en los gastos de los partidos políticos en sus precampañas, así como periodos en los que pueden llevarse a cabo, de esta manera también se abrió la posibilidad de que los precandidatos puedan ser sancionados si no acatan los ordenamientos electorales y las regulaciones de las precampañas.

Pero cada partido tiene un historial diferente en esta materia. Veamos el caso de cada uno de ellos en lo que va del siglo.

 

PRI: de la lucha interna a la regeneración del dedazo

“Dale un madrazo al dedazo” fue uno de los slogans con los que el entonces exgobernador de Tabasco, Roberto Madrazo buscó obtener la candidatura presidencial del PRI en el año 2000, su rival era el exsecretario de Gobernación en el sexenio de Ernesto Zedillo, Francisco Labastida.

En noviembre de 1999 se llevó a cabo una elección interna, abierta a la ciudadanía –hecho inédito en el PRI- en la cual, Labastida arrasó con Madrazo.

De esta forma, Labastida llegó a la boleta electoral del 2000, pero pasó a la historia como el primer priista en perder una elección presidencial ante el panista Vicente Fox.

 

Te puede interesar: En el sexenio de EPN el PRI pierde, aunque dice que gana, 11 de agosto de 2017.

 

Seis años más tarde Roberto Madrazo se apoderó de la dirigencia del PRI y desde ahí construyó su candidatura presidencial, pero no la tuvo fácil.

Sin presidente priista, el partido no tenía quien designara al candidato y Madrazo no era factor de unidad en esa agrupación.p

Por ello, otro grupo de priistas que también buscaban la candidatura presidencial (Arturo Montiel, exgobernador del Estado de México; Tomás Yarrington, exgobernador de Tamaulipas, Enrique Martínez y Martínez, exgobernador de Coahuila; Manuel Ángel Núñez Soto, exgobernador de Hidalgo, entre otros) formaron un grupo para determinar quién enfrentaría a Madrazo en el proceso interno.

 

En 2012, Enrique Peña Nieto fue precandidato presidencial único del PRI.

 

Arturo Montiel fue el designado pero un escándalo de desvío de recursos hizo que renunciara en pleno proceso y así Madrazo solo tuvo de rival a Everardo Moreno, a quien venció sin problemas… lo único malo es que esa división en el PRI generó que el partido terminara en tercer lugar en las preferencias electorales.

Para 2012 todo fue diferente, Enrique Peña Nieto, entoces exgobernador del Estado de México, fue candidato por aclamación y, como lo hará ahora Meade, en diciembre de 2011 inició precampaña, sin rivial.

 

PAN: de la aclamación a la disputa

Luego de tres años de precampaña abierta en busca de la nominación del PAN como candidato presidencial, Vicente Fox no tuvo problemas ni rivales en el año 2000 para ser el abandera de su partido en las elecciones federales.

En un hecho histórico, Fox fue el primer candidato en derrotar al PRI y terminar así con más de 70 años de gobierno priistas en México.

 

Te puede interesar: Renuncia de Margarita al PAN “libera” al partido de los 121 muertos en el sexenio de Calderón.

 

Seis años después, tres panistas buscaron la candidatura presidencial para relevar a Fox: Santiago Creel, exsecretario de Gobernación; Felipe Calderón, exsecretario de Energía y Alberto Cárdenas, exgobernador de Jalisco.

El PAN, por estatutos, no realiza elección abierta a la ciudadanía, pero sí establece que los militantes eligen al candidato presidencial. En esa contienda, Calderón dio la sorpresa y se impuso a Creel –el favorito de Fox-. Este triunfo catapultó al panista para ganar las elecciones de 2006 y retener la presidencia de la República para el PAN.

 

Fox ha sido el único candidato presidencial panista que no pasó por un proceso de selección interno.

 

Para las elecciones de 2012, de nueva cuenta tres panistas buscaban la nominación presidencial: Santiago Creel –que repetía en su aspiración luego de pasar por el Senado, Ernesto Cordero, exsecretario de Hacienda, y Josefina Vázquez Mota, exsecretaria de Educación y de Desarrollo Social.

En febrero de 2012 concluyó el proceso de selección interna y Vázquez Mota resultó vencedora, pero no le sirvió de mucho, pues en las elecciones federales terminó en el tercer lugar.

 

PRD: la costumbre del caudillo

En las últimas cinco elecciones presidenciales (1988, 1994, 2000, 2006 y 2012) el PRD solo ha tenido dos candidatos presidenciales: Cuauhtémoc Cárdenas en las tres primeras y Andrés Manuel López Obrador en las dos más recientes. En ningún caso fue necesario un proceso interno para definir a su candidato presidencial, las llamadas tribus perredistas siempre se plegaron al dirigente con mayor aceptación y más posibilidades de ganas la presidencia… cosa que nunca ha pasado.

Lo más cercano a una disputa por la candidatura presidencial del PRD ocurrió hace seis años, en 2011, cuando tanto Andrés Manuel López Obrador como el ex jefe de Gobierno del DF, Marcelo Ebrard, buscaban ocupar ese espacio.

 

Andrés Manuel López Obrador se alista para iniciar su tercera campaña presidencial.

 

No hubo necesidad de precampaña, el acuerdo fue levantar una encuesta, en la que López Obrador obtuvo la ventaja, y Ebrard declinó a sus aspiraciones, al final, AMLO hizo precampaña sin rival enfrente.

Si al final cada fuerza política designa precandidato presidencial único para el 2018 será la primera vez que ocurra eso en la historia reciente del país.

 

MÁS INFORMACIÓN: El ABC de las precampañas electorales, Revista Mexicana de Comunicación, junio de 2009.

MÁS INFORMACIÓN: Información sobre el proceso electoral federal del 2018, Instituto Nacional Electoral, fecha de consulta 7 de diciembre de 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Acuerdo del Consejo General por el que se determinan los topes máximos de gasto de precampaña y campaña, Instituto Nacional Electoral, 30 de octubre de 2017.