Gobiernos y Finanzas Públicas

No solo afecta a los mexicanos, la presidencia de Trump hace resurgir el racismo en Estados Unidos

Desde que asumió su cargo, los antiguos odios y actitudes xenofóbicas y racistas entre los estadounidenses han resurgido.

25-09-2017 11:30 Por : Arena Pública
El racismo ha sido promovido por el ahora presidente Donald Trump y las búsquedas de Google lo comprueba.
El racismo ha sido promovido por el ahora presidente Donald Trump y las búsquedas de Google lo comprueba.

La presidencia de Trump sí que ha afectado a los estadounidenses.

Más allá de sus impactos –pequeños- en la economía, Donald Trump hizoresurgir ciertos términos en la psique norteamericana que habían quedado de lado en las administraciones anteriores.

El rechazo a los mexicanos, a las minorías raciales y a los inmigrantes están más presentes que antes. Así lo comprueban las búsquedas de Google que llevan a cabo los ciudadanos de esa nación.

 

La lucha contra el racismo en Estados Unidos quedó en el pasado con la llegada de Donald Trump a la presidencia.

 

El 9 de noviembre, fue elegido presidente, apoyado por los electores blancos descontentos con el papel que había desempeñado Barack Obama.  El 20 de enero de 2017, asumió su cargo como presidente de los Estados Unidos.

Términos como “wetbacks” –espaldas mojadas-, racismo, mexicanos, Ku Klux Klan, waterboarding –tortura con agua- , inmigración irregular y “al carajo los mexicanos” –fuck mexicans- fueron buscados con mayor intensidad en esa herramienta justamente en esas dos fechas.

 

Te puede interesar: ¿Quién es MILO, el autodenominado "Joto Peligroso"?, 6 de marzo de 2017.

 

Google tiene una política para no incitar el odio en sus búsquedas, por lo que en su función de autocompletar ya no incluye términos negativos. En otras palabras, anteriormente alguien podía escribir en google “mexicanos” y la herramienta podría autocompletar con los términos más buscados.

 

El pico del interés en “Build That Wall” fue cuando ganó Donald Trump.

 

Sin embargo, como política de la  empresa, desde abril de 2017 Google cambió para evitar que grupos extremistas abusaran de sus algoritmos para hacerse promoción. Por esto en las búsquedas solo es posible ver cuándo aumentaron en frecuencia, no así con qué términos negativos están relacionadas.

A pesar de ello, las fechas no son coincidencia y ahí sí se ve la influencia del magnate inmobiliario.

 

 

La frase de la campaña de Trump, creció en casi 100% la semana del 6 al 12 de noviembre de 2016. Los estados más interesados en el tema fueron en los que Donald Trump arrasó en las elecciones: Oklahoma, Michigan y Minnesota.

Esos estados son, históricamente, estados republicanos inclinados por ideologías de derecha. También son de los más racistas. En 2015, en la Universidad de Oklahoma, miembros de una fraternidad fueron expuestos haciendo comentarios racistas y cantando “nunca habrá un negro en SAE (las siglas de la fraternidad), pueden colgarlo de un árbol, pero jamás firmará conmigo”.

El estudiante fue suspendido pero las agresiones contra latinos y personas de color no paran.

 

Te puede interesar: “Cuotas de raza” igual que las de género, lejos de resolver discriminación, 4 de julio de 2017.

 

El presidente que tiene el apoyo del Ku Klux Klan

Esos tres estados tienen otra cosa en común: son puntos activos del Ku Klux Klan, que ya se extendió a casi todo el país.

El KKK es un movimiento que surgió en Estados Unidos luego de la guerra de secesión. Se describen a sí mismos como “una organización de patriotas, blancos cristianos”. Entre 5 mil y 8 mil personas son sus miembros activos entre las que se incluyen a la “Confederación de los Caballeros Blancos” y los “Caballeros tradicionales de Estados Unidos”.

 

Durante la campaña de Donald Trump a la presidencia, el grupo del Ku Klux Klan manifestó su apoyo al candidato.

 

“La presidencia de Trump ha empoderado a muchos europeos americanos porque él dijo que estaba en contra del orden internacional, la guerra sionista”, afirmó David Duke, ex líder del KKK, en una entrevista telefónica en alusión a la raza blanca.

“Hace cosas buenas y otras con las que no estamos de acuerdo, pero sí [nos identificamos con] Trump, no específicamente por el hombre sino por el significado, los principios”, continuó diciendo.

 

Te puede interesar: Triunfo de Trump sobre la Casa Blanca envalentona a racistas y xenófobos, 1 de diciembre de 2016.

 

Después de que Trump culpara a “ambos bandos” tras las manifestaciones en Charlottesville, en las que perdió la vida una mujer arrollada por un supremacista blanco, se granjeó a un más la simpatía del movimiento.

En un comunicado agradecieron al presidente por la “valentía, honestidad y coraje para decir la verdad”.