Política Social y Seguridad

Con todo y leyes, el matrimonio infantil sigue siendo un problema en México

Aunque la legislación no permite desde 2014 que personas menores de 18 años se casen, esto no ha erradicado ni los matrimonios ni los embarazos entre adolescentes.

18-07-2017 06:55 Por : Arena Pública
Aunque la ley lo prohíbe, en 2016 hubo más de cinco mil matrimonios entre menores de edad.
Aunque la ley lo prohíbe, en 2016 hubo más de cinco mil matrimonios entre menores de edad.

En 2014 la promulgación de la Ley General de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes consideró por primera vez a los niños como sujetos de derecho y no solo de protección.

En su artículo 45 se estipuló la edad mínima de 18 años para contraer matrimonio en todo el territorio nacional.

Sin embargo, el cambio en la legislación poco ha hecho para disminuir la problemática asociada.

En estados como Guerrero, Chiapas y Oaxaca, los más pobres del país, esto sigue siendo una realidad que la normatividad no ha logrado detener, pues los códigos civiles de esos estados aún no se homologan a la ley.

De acuerdo al texto de la misma los estados tenían 90 días después de la publicación de la ley en el Diario Oficial de la Federación para que sus sistemas de protección se integrarán a las modificaciones propuestas en la Ley y 180 días naturales para hacer cambios en sus legislaciones locales, esto no ha sucedido.

No es solo que no haya solucionado el problema sino que a decir de algunos jueces del registro civil, lo ha agravado, pues ya no se cuentan con registros de cuántos menores se están casando, lo cual complica la situación de saber cuántos son obligados a entrar a una unión matrimonial.

 

Te puede interesar: Problemas económicos, primera causa de inasistencia escolar en México, uno de julio de 2016. 

 

El principal motivo por el que se casan los menores de edad es por un embarazo, por lo que esta reforma, si bien protege los derechos de los niños, niñas y adolescentes, niega el derecho al recién nacido de pertenecer a una familia, de acuerdo con Flor de María Coello, directora del Registro Civil de Chiapas.

“No se imaginan el problema que nos dejaron a nosotros como instancia de Registro Civil, a los jueces… porque ellos piensan que nosotros no lo queremos hacer. Hemos tenido que intervenir para explicarles y no entienden porque dicen que los derechos son de ellos.”

Además, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Aguascalientes interpuso una acción de inconstitucionalidad por el cambio en el Código Civil de la entidad para modificar la edad mínima para contraer matrimonio, que va a ser discutida en septiembre de este año.

Las razones de esta intervención es que, de acuerdo con esa comisión, están atentando contra los derechos individuales de los contrayentes, pues puede ser que haya personas que no están siendo forzadas a casarse y quieran hacerlo, aun siendo menores de edad.

 

En el continente americano la principal razón para que una adolescente se case es el embarazo. 

 

Los embarazos, el principal motivo de las nupcias entre menores, son un problema que sigue creciendo. En 2015, dos de cada cinco adolescentes de nivel educativo bajo, es decir las que solo cuentan con educación de tercer grado de primaria habían tenido al menos un hijo y los nacimientos en madres menores de edad son uno de cada cinco en el país, según la Unicef.

México es el primer lugar de todos los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en embarazos adolescentes.

Si bien el cambio en la ley para prohibir el matrimonio entre menores de edad es necesario, este omite que “la sociedad muchas veces funcionan en un mundo paralelo a las leyes”, por lo cual la prohibición no implica que las mujeres que se hayan embarazado no vayan a ser forzadas a establecer una relación de pareja al no tener alternativa alguna o que la práctica de “robar” niñas vaya a desaparecer, según la doctora Mariana Naranjo de la Universidad Michoacana.

Lo que sí ocasiona es que ahora no se tengan registros de la actividad y que siga ocurriendo bajos los usos y costumbres de las localidades. Por ejemplo, en México 3 de cada 10 contrayentes son menores de edad. El 80% de ellas están en uniones informales, y tienen como pareja una persona mayor que ellas, de acuerdo a la Unicef. Por ello la legislación no evita las uniones.

“Al final del día resulta una práctica que para muchas familias también significa un alivio. Cuando una hija o hijo decide unirse a otra persona, es una persona menos que mantener en el hogar y también representa una práctica, en teoría, para mejorar la situaciones de familia”, afirma Ivonne Piedras, oficial de comunicación e incidencia en México de Save The Children.

 

El matrimonio entre menores de edad va en aumento, a pesar de todo

El que sean Guerrero, Oaxaca y Chiapas los estados con más matrimonios en menores no es coincidencia. Estos  son también los que tienen índices de desarrollo humano más bajos del país y los menores niveles de escolaridad en la infancia, de acuerdo con el Informe Anual del Fondo Internacional para la Infancia de las Naciones Unidas (Unicef).

En 2011, se celebraron en México poco más de 84 mil casamientos en que la contrayente era una niña, es decir una de cada 100 mujeres que contrajo matrimonio fue menor de edad, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).  

En 2014,  los tres estados con mayor porcentaje de matrimonio infantil fueron Chiapas donde 44.8% de los matrimonios son entre al menos un contrayente menor de edad, usualmente la mujer, Guerrero con 42.4% y Oaxaca con 39.1%, según el Inegi.

 

Te puede interesar: Gastan 49,000 millones en prevenir embarazos en adolescentes con dudosos resultados, 16 de mayo 2017. 

 

A nivel nacional, en 2016 las estimaciones de la Unicef apuntan a que el 15% de todas las mujeres entre 15 y 19 años está casada o vive en unión libre. Ello significa que un millón 615 mil mujeres en ese rango de edad contrajeron matrimonio o viven en pareja, aun cuando la legislación lo prohíbe.

Y en el 2016, hubo 5 mil 234 casos de menores que contrajeron matrimonio según un estudio realizado por el despacho de Consultores en Administración y Políticas Públicas. Es decir, que dos años después de la entrada en vigor de la ley federal, algunos estados aún permiten la práctica.  

“Es un problema grave, por su sola existencia. El matrimonio infantil se califica como forzado porque se obliga a un menor a entrar en una situación de matrimonio”,  dijo Abel Palomera, director del despacho a  MVS Noticias.

80% de las menores que se casan lo hacen con un hombre mayor de edad, apuntan las cifras del Inegi.

 

Problema mundial

Cada año, 15 millones de niñas se casan antes de cumplir 18 años de edad. En países en vías de desarrollo, una de cada tres niñas se casa antes de los 18, y una de cada nueve antes de los 15 años. Cada 7 segundos se casa una niña menor de 15 años en el mundo.

Aunque es una situación más recurrente en el África subsahariana y Asia meridional, países de todo el mundo ven este fenómeno. En esas regiones son las costumbres enraizadas la principal causa, pero en América es el embarazo lo que fuerza a las niñas al matrimonio, según la Organización Save The Children International.

 

Te puede interesar: El matrimonio infantil, una realidad persistente en México, uno de febrero de 2017. 

 

Países como Malasia, que se rehúsa a cambiar la legislación para prohibir el matrimonio infantil alegando que contradice la ley islámica, Egipto, Bangladesh, Pakistán e India son los que tienen mayor incidencia de esta situación de acuerdo a informes de esa organización.

Incluso en Estados Unidos ocurre. Solo en el estado de Nueva York, 3 mil 853 niños contrajeron matrimonio entre 2000 y 2012, de acuerdo con la organización Unchained at last, dedicada a mostrar la realidad del matrimonio forzado en ese país.

En Nueva Jersey, 3 mil 499 niños se casaron entre 1995 y 2012, el 91% con un adulto, de acuerdo con datos del Departamento de Salud  de esa localidad.

De continuar esta tendencia, 140 millones de niñas en 2020 podrían entrar en un matrimonio con un adulto, según la Organización sin fines de lucro, Plan Internacional.

 

MÁS INFORMACIÓN: Informe Anual México, 2015, Unicef.

MÁS INFORMACIÓN: Matrimonio infantil en el mundo, 2016, Plan International.