Gobiernos y Finanzas Públicas

México recibe centavos por impuestos a mineras en comparación con América Latina

Sólo el 1% de los ingresos fiscales del país corresponde a los impuestos que pagan mineras como Grupo México, Industrias Peñoles o Gold Corp, mientras que en Perú la proporción es de 6.4% y en Bolivia de 2.8%.

20-02-2017 09:45 Por : Arena Pública
Las mineras en Sudamérica pagan impuestos que en México no existen o una tasa mayor en impuestos similares a los establecidos en el país.
Las mineras en Sudamérica pagan impuestos que en México no existen o una tasa mayor en impuestos similares a los establecidos en el país.

Explotar los recursos naturales de México le sale barato a los empresarios mineros.

El fisco mexicano es uno de los que menos saca provecho para los ciudadanos de la explotación de los yacimientos minerales del país en comparación con sus pares en América Latina.

México es el segundo país que menos impuestos recibe de la actividad minera respecto del total de sus ingresos tributarios, de acuerdo con el informe "La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe 2016" elaborado por la Comisión Económica para América Latina (CEPAL).

Lo anterior a pesar de que en México operan dos de los cinco principales grupos mineros de América Latina por su valor en ventas según la CEPAL: Grupo México propiedad de German Larrea e Industrias Peñoles de Alberto Baillères.

 

Te puede interesar: Ni mineras, ni gobierno responden por trabajadores extorsionados por crimen organizado, 17 de febrero de 2017.

 

Sólo el 1% de los ingresos fiscales del país corresponde a los impuestos que pagan mineras como Grupo México, Industrias Peñoles o Gold Corp, mientras que en Perú la proporción es de 6.4% y en Bolivia de 2.8%.

En México se cobra a las mineras un impuesto sobre la renta de 30%; un impuesto sobre los derechos de minería de 7.5% sobre los ingresos brutos; un impuesto minero especial de 7.5% sobre la utilidad y otro extraordinario de 5% sobre los ingresos por la venta de oro, plata y platino.

Las mineras instaladas en los países vecinos de Sudamérica pagan impuestos que en México no existen o una tasa mayor en tributos similares a los establecidos en el país.

En Perú por ejemplo se cobra un gravamen especial que va del 4% al 13% sobre la utilidad operativa -el similar en México es de 7.5%- también se cobra un impuesto de tres dólares por hectárea por derechos de vigencia de minas que el país no tiene.

Otro ejemplo de impuestos que los diputados federales no han aprobado en México son las regalías, que en Perú y Colombia son de entre el 1% y el 12% de la utilidad operativa.

 

Te puede interesar: BHP: Su mala reputación ambiental no fue problema para asociarse con PEMEX, 20 de diciembre de 2016. 

 

Durante los últimos dos años los ingresos por la venta de petróleo dejaron de ser el principal ingreso para el erario público como lo habían sido décadas atrás, el hueco que dejaron ha sido llenado por los gravámenes cobrados a los ciudadanos, principalmente a través del Impuesto sobre la Renta.

Pero la secretaría de Hacienda aun tiene “tela de donde cortar” como se dice coloquialmente, pues México es 1° destino para proyectos de exploración minera en Latinoamérica de acuerdo con la secretaría de Economía, el primer productor de plata a nivel mundial y el tercero de bismuto y plomo.

 

MÁS INFORMACIÓN: La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe, CEPAL, 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe 2015 Dilemas y espacios de políticas, CEPAL, marzo 2015.