Gobiernos y Finanzas Públicas

Compromisos ambiguos en el Acuerdo convocado por Enrique Peña, nublan aún más el panorama

“Después de tanto rollo, sigo sin entender cuál es la propuesta concreta […] Es de vergüenza la secuencia de rollos bobos dónde unos se reconocen a otros, y nadie propone algo concreto o hace una crítica concreta,” señaló Jorge Suárez-Velez en su cuenta de Twitter refiriéndose al acuerdo firmado ayer.

10-01-2017 19:54 Por : Arena Pública
En vez de remar contra la corriente de incertidumbre el gobierno decidió mimetizarse.
En vez de remar contra la corriente de incertidumbre el gobierno decidió mimetizarse.

En vez de remar contra la corriente de incertidumbre, el gobierno decidió mimetizarse.

El incremento al precio de la gasolina, la inminente llegada de un Presidente proteccionista a la cabeza del principal socio comercial de México, Estados Unidos, y el deterioro de las expectativas de crecimiento del Producto Interno Bruto del país tienen a la economía en vilo.

Con el objetivo de contribuir a la estabilidad económica y social del país el Presidente de la República, Enrique Peña convocó al sector empresarial, sindicatos y productores a firman el Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar.

Los compromisos establecidos en el acuerdo dividido en cuatro ejes son ambiguos e inmedibles, característica que le ganó fuertes críticas, como la de Jorge Suárez-Velez, economista y analista financiero fundador de la firma SP Family Office.

“Después de tanto rollo, sigo sin entender cuál es la propuesta concreta […] Es de vergüenza la secuencia de rollos bobos dónde unos se reconocen a otros, y nadie propone algo concreto o hace una crítica concreta,” señaló en su cuenta de Twitter refiriéndose al evento durante el cual se firmó el acuerdo el 9 de enero.

En el rubro "Proteger a la Familia" dos de los compromisos fueron: “El sector laboral se compromete a intensificar los procesos de productividad que permitan incrementar la competitividad” y “El sector gubernamental se compromete a mejorar las condiciones de crédito a través de la Banca de Desarrollo.”

Los compromisos plasmados en menos de cuatro cuartillas no especifican como es que se van a cumplir o en cuanto tiempo, dos características necesarias que cualquier buen deseo debe tener para ser aterrizado a la realidad.

La falta de claridad de los compromisos plasmados en el acuerdo también se vio reflejada en los titulares de la prensa al día siguiente: “Pactos tripartitos están de regreso” encabezó El Economista; “Rechaza Coparmex pacto insuficiente,” dijo Reforma; “Buscan con pacto parar alzas por gasolinazo,” tituló El Universal; “Peña: la prioridad del gobierno es proteger el empleo,” publicó La Jornada. 

Para preservar la estabilidad económica “el gobierno de la República ejercerá el presupuesto de manera clara, transparente y austera, cuidando en todo momento el gasto social,” fue otro de los compromisos poco concreto.

“Hoy se firmó el Acuerdo para la Defensa y Fortalecimiento Económico de Sindicatos, Industriales y Otros, el llamado ADEFESIO. Enhorabuena!,” dijo en tono sarcástico el economista Gerardo Esquivel a través de su cuenta de Twitter.

El acuerdo también recicló compromisos que el Presidente Enrique Peña o sus secretarios habían hecho en ocasiones anteriores como el de “garantizar un creciente superávit primario, reduciendo el endeudamiento del gobierno federal” y “reducir en 10% la partida de sueldos y salarios de servidores públicos de mando superior de dependencias federales, sin que estas medidas afecten los programas sociales.”

Coparmex el gran disidente

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), una de las cúpulas empresariales convocadas, rechazó firmar el acuerdo, lo catalogó de “improvisado, incompleto e insuficiente.”

Una de sus principales críticas fue la premura con la que se realizó. En un boletín donde expusieron sus razones revelaron que el gobierno federal les entregó la propuesta final tan sólo dos horas antes de su firma pública y aseguraron que “un consenso no se puede construir en tres días.”

La Coparmex presentó una contrapropuesta con acuerdos concretos como: eliminar por lo menos la mitad de los 37 programas sociales duplicados; establecer un Consejo Fiscal independiente en la secretaría de Hacienda como lo propuso el Fondo Monetario Internacional; establecer metas para reducir anualmente el robo de gasolinas, entre otras.

Para 2017 analistas y calificadoras de riesgo esperan respuestas concretas del gobierno federal respecto de su estrategia para controlar la inflación, la depreciación del peso frente al dólar y la reciente apertura del mercado de las gasolinas, pero el acuerdo pasó dejando las mismas interrogantes en el aire.

 

A FONDO: Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar, presidencia de la República, 09 de enero de 2017.

A FONDO: ¿Por qué Coparmex no firmó el Acuerdo?, Coparmex, 09 de enero de 2017.

MÁS INFORMACIÓN: 5 mentiras que Enrique Peña dijo en su mensaje sobre las gasolinas, 06 de enero de 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Luis Videgaray vuelve al gabinete a pesar de errores cometidos en el pasado, 04 de enero de 2017.

MÁS INFORMACIÓN: 8 decisiones gubernamentales que afectaron a los mexicanos en 2016, 28 de diciembre de 2016.