Economía y Sistema Financiero

Disminuye el empleo precario en un año, pero no es una buena noticia

Si las ocho millones de personas que ganan el salario mínimo se sumaran a las seis que trabajan en condiciones precarias, la tasa que mide el empleo precario se elevaría de 12.7% a 28%. Visto de esa manera casi la tercera parte de los trabajadores en México no tiene un trabajo que le permita vivir en condiciones de bienestar mínimo.

27-12-2016 20:30 Por : Arena Pública
La fotografía de la calidad de los empleos en México aún luce borrosa toda vez que la reducción de la tasa de empleo precario no se traduce en una mejoría de la calidad de los empleos en México.
La fotografía de la calidad de los empleos en México aún luce borrosa toda vez que la reducción de la tasa de empleo precario no se traduce en una mejoría de la calidad de los empleos en México.

La disminución del empleo precario no es una buena noticia.

El empleo precario descendió a 12.7% en noviembre de 2016 desde el 12.9% en que se ubicó durante el mismo mes pero del año pasado, de acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Esa tasa contabiliza únicamente a las personas que trabajan por más de 35 horas a la semana con ingresos mensuales inferiores al salario mínimo de 73 pesos diarios.

La fotografía de la calidad de los empleos luce borrosa a pesar de la aparente buena noticia, toda vez que la reducción de la tasa de empleo precario no se traduce en una mejoría de la calidad de los trabajos que oferta el país.

Un trabajo que cumpla con los estándares mínimos establecidos en las leyes laborales: ocho horas de trabajo, seis días a la semana y salario mínimo no se contabiliza como empleo precario, sin embargo, tampoco tiene las características necesarias para que las personas puedan tener un nivel de vida con el bienestar mínimo.

Una persona que trabaje seis días a la semana tendrían que ganar 114.5 pesos por día laborado para obtener 2,750 pesos al mes, el costo de los alimentos y servicios necesarios para tener una vida con un nivel de bienestar mínimo de acuerdo con los estándares del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social. El monto difiere en 34.4 pesos del salario mínimo aprobado para 2017 que es de 80 pesos diarios.

Bajo ese parámetro una familia de cuatro integrantes necesita ingresos de 11,000 pesos mensuales para acceder a los alimentos y servicios en la línea de bienestar que indica el Coneval, si sólo dos personas llevan el ingreso al hogar entonces el salario mínimo para cada una de ellas debería ser de 230 pesos diarios, casi tres veces más que el salario mínimo para el próximo año.

Si las ocho millones de personas que ganan el salario mínimo se sumaran a las seis que trabajan en condiciones precarias, la tasa que mide el empleo precario se elevaría de 12.7% a 28%. Visto de esa manera casi la tercera parte de los trabajadores en México no tiene un trabajo que le permita vivir en condiciones de bienestar mínimo.

FUENTE: Elaboración propia con datos del INEGI.

A FONDO: Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo noviembre 2016, INEGI, 23 de diciembre de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Precios de alimentos llevan cuatro años creciendo más que inflación, 16 de diciembre de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Profesionistas sufren mayor desempleo que gente con estudios básicos, 10 de agosto de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Trabajo precario triplica el número de empleos formales creados en el sexenio, Arena Pública, 27 de julio de 2016.