Economía y Sistema Financiero

Prestar dinero a los pobres, un jugoso negocio para muy pocos

La falta de competencia los hace un buen negocio, sus dueños tienen la posibilidad de fijar a conveniencia -con una gran demanda y poca competencia- el precio del dinero.

25-10-2016 13:08 Por : Arena Pública
Ni siquiera Bancomer -el banco más grande de México- puede superar el nivel de rentabilidad de los bancos que prestan a los pobres.
Ni siquiera Bancomer -el banco más grande de México- puede superar el nivel de rentabilidad de los bancos que prestan a los pobres.

Prestar dinero a los pobres es un negocio muy jugoso en México.

La oferta de créditos a los más pobres es muy reducida, menos de 10 bancos comerciales están dirigidos a este sector.

La oferta de esa decena esta diversificada a su vez entre quienes ofrecen crédito para micro negocios, al consumo o personales, entre otros, por lo que las opciones se reducen aun más.

La falta de competencia es precisamente lo que convierte a los bancos para pobres en un negocio jugoso. Los dueños de estos bancos para pobres tienen la posibilidad de fijar -con una gran demanda y poca competencia- el precio del dinero.

Los bancos dirigidos a los más pobres cobran las tasas de interés más altas del mercado. Mientras que las tasas de interés promedio de los bancos más grandes del país como Bancomer o Banamex son de entre 20% y 24%, las cinco instituciones que otorgan créditos menores a cinco mil pesos en México tienen tasas de interés promedio de 61%: banco Azteca, Bancoppel, Compartamos, Banco Famsa, Dondé, con datos del Banco de México.

Los bancos para pobres con las tasas de interés más altas son Dondé con 103%, Banco Famsa con 95% y Compartamos con 77%. Tasas que hacen inequitativo el acceso al crédito para los pobres respecto de otros segmentos sociales.

La señora a quien no le alcanzó la quincena y tuvo que recurrir a una de estas instituciones para solicitar un crédito personal tendrá que pagar casi lo mismo que pidió, pero de intereses. Si pidió 5,000 en Dondé, por ejemplo, pagará poco más de 10,000 pesos.

Los pobres no tienen opción. La justificación para prestarles dinero con un costo más alto son las pocas garantías que ofrecen para devolverlo, respecto de otros estratos sociales. Pero si en lugar de haber cinco bancos que prestan menos de 5,000 pesos hubiera más de 20, la competencia presionaría a las tasas para que se redujeran.

Las jugosas ganancias

Los bancos para pobres son los más rentables del país. Mientras que el ROE -o rentabilidad sobre la inversión- promedio de todos los bancos fue de 12.6% en agosto de 2016, la rentabilidad de Compartamos es de 35%, la más alta de las 48 instituciones bancarias que existen en México, con datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Ni siquiera Bancomer -el banco más grande de México- puede superar ese nivel de rentabilidad, su ROE es de 22.5%, incluso es superado por la rentabilidad de inversión de Bancoppel que es de 29%.

En otras palabras, Bancomer, el banco que otorga el 24% de todos los créditos en el país, tiene menos rentabilidad que Compartamos, el banco que otorga el 0.61% de los créditos totales en México.

Un mercado potencial

El potencial del mercado de préstamos a los más pobres -llamados en el argot bancario la base de la pirámide- es incluso más amplio que el de los créditos para los segmentos de clase media y alta de la población. Los datos lo ejemplifican bien.

Bancoppel es la segunda institución donde más creció el otorgamiento de tarjetas de crédito entre 2013 y 2015, el producto crediticio más popular, sólo presidido por Banamex, de acuerdo con los datos más actuales de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Otro ejemplo es el otorgamiento de créditos personales, mientras que el sistema bancario registró una disminución anual de 5.5% en 2014, remando contra la marea, banco Compartamos reportó más de medio millón de créditos adicionales.

De hecho, Banco ahorro Famsa y Banco Azteca, son los más populares en ese mercado, 7 de cada 10 créditos personales otorgados en México los ofrecen estos bancos.

 

A FONDO: Indicadores básicos de créditos personales. Banco de México, febrero de 2016.

A FONDO: Reporte nacional de inclusión financiera 7. Consejo Nacional de Inclusión Financiera, 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Banorte-IXE, el que presta menos y cobra más por tarjetas de crédito. Arena Pública, 30 de agosto de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Fuerte encarecimiento del dinero en 2016, revelan empresarios. Arena Pública, 19 de agosto de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: ¡Se busca dinero! Crece demanda de créditos personales y por nómina. Arena Pública, 18 de agosto de 2016.