Economía y Sistema Financiero

Respira el peso por decisión de Reserva Federal, pero momentáneamente

Si bien la cotización del dólar al mayoreo se redujo de 19.91 a 19.71 pesos al conocerse que el FED mantuvo su tasa de referencia, las presiones sobre la moneda mexicana continúan. Ahora las miradas están puestas en Trump y en la finanzas públicas

21-09-2016 14:09 Por : Arena Pública
La decisión del Comité Federal no fue unánime, como en la mayoría de las ocasiones, algunos analistas leen este hecho como la confirmación de que si habrá un alza de la tasa al cierre del año.
La decisión del Comité Federal no fue unánime, como en la mayoría de las ocasiones, algunos analistas leen este hecho como la confirmación de que si habrá un alza de la tasa al cierre del año.

El peso mexicano se tomó un leve respiro, pero solo momentáneo.

La moneda mexicana se ha visto fuertemente presionada en los últimos días ante factores externos como el repunte en las encuestas del republicano Donald Trump y la esperada decisión de la Reserva Federal, pero también por una pérdida de confianza de los capitales en las finanzas públicas.

Este mediodía, el Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal de Estados Unidos decidió dejar sin cambios el rango de la tasa de interés de referencia entre 0.25%-0.50%, por sexta vez consecutiva.

“Espera tener más evidencia de un progreso continuo hacia sus objetivos,” argumentó el Comité.

La decisión alivia a la ya debilitada moneda mexicana, aunque de forma momentánea.

En la sesión de este miércoles el dólar para operaciones al mayoreo llegó a cotizarse en un máximo de 19.9100 pesos, para luego caer hacia 19.7175 pesos. Sin embargo en las sucursales bancarias el dólar aún se vendía por encima de los 20 pesos, después de que la Reserva Federal había dado a conocer su decisión.

A la espera de la decisión del Comité -tras dos días de reunión en Washington- el tipo de cambio FIX -utilizado para grandes operaciones comerciales- llegó a 19.83 pesos por dólar y en ventanilla hasta 20.15 pesos por dólar.

Sin embargo el alivio podría durarle muy poco al peso mexicano. En el mercado de futuros de Chicago la moneda mexicana sigue operándose a niveles de 19.9004 por dólar en contratos a diciembre, lo que revela que, más allá de a decisión de la Reserva Federal, hay otros factores que están debilitando al peso.

 

Pendientes de la Reserva Federal

Desde el último incremento -en diciembre de 2015- se estimaba que el Comité incrementaría por lo menos dos veces la tasa durante 2016, pero eso no ha sucedido. Otra vez la decisión del Comité Federal no fue unánime, como en la mayoría de las ocasiones.

Tres de los 12 integrantes -Esther L. George, Loretta J. Mester y Eric Rosengren- preferían que la tasa se incrementara en un rango de 0.5%-0.75%. Ahora los analistas especulan que el Comité anunciará una alza para diciembre próximo y otras dos más para 2017. Sin embargo, las condiciones cambiantes de la economía -como ha ocurrido en este año- no aseguran que esto será así.

 

Debilidad crónica del peso

El hecho es que el peso no deja de debilitarse frente a la divisa estadounidense por diversas razones.

En primer lugar, la posibilidad de que el republicano Donald Trump, llegue a la Casa Blanca, y cumpla sus promesas de campaña de imponer un freno al comercio de mercancías entre México y Estados Unidos o que comience la deportación masiva de connacionales.

Las elecciones en Estados Unidos se llevarán a cabo el próximo 8 de noviembre, y a menos de 50 días las preferencias están muy cerradas: Sólo el 45% del electorado se inclina a favor de la demócrata Hillary Clinton, mientras que 43.9% por Trump.

La segunda razón es el incremento de la deuda pública en su medida más amplia. Para el próximo año la secretaría de Hacienda ha pronosticado que rebasará el 50% del Producto Interno Bruto. Un nivel que pone en riesgo la calificación de su capacidad de pago, según los han advertido calificadoras como Moody's y Standard & Poor's.

Para comenzar a disminuir este nivel de deuda la secretaría de Hacienda se ha impuesto una meta un ahorro -superávit primario- de 73,825 millones de pesos, con escasas probabilidades de lograrlo según los analistas derivado de las presiones que enfrentan las finanzas públicas.

El Banco de México podría elevar la tasa de interés de referencia antes de concluir el año lo que incrementaría los intereses de la deuda; y es posible que el gobierno federal inyecte más recursos a Petróleos Mexicanos. Ambos factores podrían elevar los gastos presupuestales en 2017.

Así que la debilidad del peso aún no ve un periodo de tregua.

 

A FONDO: 2016 Monetary Policy Releases. Board of Governors of the Federal Reserve, 21 de septiembre de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Tiembla peso por avance de Trump, mercados esperan mayor depreciación. Arena Pública, 19 de septiembre de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Meta de ahorro del gobierno federal pende de un hilo. Arena Pública, 15 de septiembre de 2016.