Gobiernos y Finanzas Públicas

Sin certidumbre fiscal, Zonas Económicas Especiales pelean por la inversión

25-08-2016 15:00

La ambigüedad de la Ley Federal de las Zonas Económicas Especiales no permite un análisis de las ventajas fiscales específicas que se tendrán.

La brecha educativa, en infraestructura y laboral que existe entre el norte-centro y el sur del país complica la apuesta por el sur. Agrandar
La brecha educativa, en infraestructura y laboral que existe entre el norte-centro y el sur del país complica la apuesta por el sur.

La lucha por los capitales ya comenzó, pero desde el principio se vaticina el fracaso.

Con la creación de cuatro zonas económicas especiales, la administración de Enrique Peña Nieto pretende revertir décadas de rezago en los estados más pobres del país. Para lograrlo, ofrecerá una serie de beneficios fiscales y aduaneros -temporales- a los empresarios que decidan invertir en lo que ha denominado Zonas Económicas Especiales.

El problema de la iniciativa es que el gancho elegido por el gobierno para detonar la inversión en el sur no les da certeza a los empresarios, una característica necesaria para apostar por zonas destacadas por su mayor rezago de infraestructura y menores niveles de capacitación entre la población frente al centro y norte del país.

“Si bien, es atractiva la posibilidad de tener estímulos importantes, la ambigüedad de la Ley Federal de las Zonas Económicas Especiales no permite un análisis de las ventajas fiscales específicas que se tendrán,” fue la conclusión de un análisis a realizado por el Instituto Mexicano de Contadores Públicos.

En concordancia con los contadores, The Economist había señalado desde junio que los beneficios fiscales no serían suficientes para atraer a la inversión en las Zonas Económicas Especiales. Entre otros argumentos, porque existe incertidumbre entre los empresarios sobre dichos incentivos, principalmente en lo que respecta al tiempo de retorno en sus inversiones.

 

Brechas sociales, el otro reto

La ambigüedad de la ley no es el único reto a vencer para detonar la inversión. La brecha educativa, en infraestructura y laboral que existe entre el norte-centro y el sur del país complica la apuesta por el sur.

Las cuatro zonas: Puerto Chiapas, Puerta Lázaro Cárdenas, Salina Cruz y Coatzacoalcos se ubican en los estados con mayor rezago del país: Chiapas, Guerrero, Michoacán y Oaxaca, donde el 67% de la población se encuentra hundida en la pobreza.

Durante el primer semestre de 2016 la Inversión Extranjera Directa que atrajeron las cuatro entidades representó únicamente 2% del total nacional, mientras que los estados más desarrollados del país acaparan más de la mitad de la inversión extranjera, Ciudad de México, Estado de México, Nuevo León y Jalisco.

La informalidad laboral en los estados que integran a las zonas especiales promedia casi el 80%, en las entidades con mayor desarrollo la informalidad desciende a 50%.

El plan del Presidente es que a más tardar durante el último año de su encargo ya se encuentre establecido al menos una compañía ‘ancla’ en cada una de las zonas.

La iniciativa no es nueva. Entre 1971 y 1972 el Presidente Luis Echeverría emitió una serie de decretos que buscaban atraer la inversión privada a casi todo el territorio del país -con excepción del centro- para impulsar desarrollo económico. La estrategia fue la misma: ofrecer incentivos fiscales, laborales y de financiamiento. Como la historia y los datos lo indican, el proyecto fracaso.

El reto hoy pesa en los hombros del expresidente del Consejo Coordinador Empresarial, Gerardo Gutiérrez Candiani, quien también fuera presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana entre 2009 y 2011. El empresario aceptó dirigir a la Autoridad Federal para el Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales, el órgano desconcentrado que ejecutará el proyecto.

 

 

 

A FONDO: Promulgación de la Ley Federal de Zonas Económicas Especiales, mayo 2016. 

A FONDO: Producto interno Bruto por entidad federativa, INEGI, 2015

A FONDO: Encuesta nacional de victimización y percepción sobre seguridad pública 2015, INEGI.

A FONDO: ASPECTOS FISCALES DE LA LEY FEDERAL DE ZONAS ECONÓMICAS ESPECIALES, Fisco actualidades, agosto de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Zonas Económicas Especiales no serán el hito de la política pública: The Economist, Arena Pública, 27 de junio de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: ZEE, repitiendo la ocurrencia de Echeverría, Arena Pública, 28 de junio de 2016.

 

Comentar