Gobiernos y Finanzas Públicas

Los desplazados en México, una danza de cifras que revela la indiferencia

El número de desplazados en México, que calculan el gobierno y diversas organizaciones civiles, oscila entre las 150 mil y las 1.6 millones de personas. Cada quién ve el fenómeno según su cristal

12-08-2016 14:00 Por : Arena Pública
México no cuenta con una ley sobre desplazamiento interno forzado, ni con instituciones que los atiendan.
México no cuenta con una ley sobre desplazamiento interno forzado, ni con instituciones que los atiendan.

Parece concurso, cada institución da su cifra y nadie se pone de acuerdo.

¿Quién da más? El número de desplazados por la violencia en México oscila entre las 150 mil y un millón 600 mil personas.

Hasta ahora no hay un dato que permita dimensionar la magnitud del problema que viven personas como Carlos y Berenice.

Carlos y su familia son los nuevos de la colonia. Para sus vecinos fue un simple cambio de residencia, pero no empaquetaron sus cosas. El acostumbrado camión de mudanzas nunca llegó y ellos no tenían idea de que tendrían que salir de su casa a escondidas.

Huyeron a mitad de la noche para evitar que alguna de las bandas delictivas instaladas en Veracruz se llevara a Carlos, tal como ya lo habían hecho con otros jóvenes.

A mil kilómetros de distancia de Veracruz, la historia no es distinta para miles de familias.

A Berenice comenzó a irle bien, decía la gente de Toribio, un rancho ubicado a media hora de la ciudad de Zacatecas. Una minera de renombre contrató los servicios de maderería de Pepe, su esposo. La felicidad de su prosperidad económica se fue cuando el fruto de ese trabajo les permitió comprar un carro “bueno”, como dicen por allá.

Berenice, Pepe y sus tres hijos -de 4, 12 y 14 años- tuvieron que huir a Zacatecas porque una banda delictiva -casi todos adolecentes- trato de quitarles el carro. Los jóvenes sabían de la existencia de un auto “bueno” en Toribio.

Buscando a los propietarios dieron con ellos en la calle, los amenazaron con armas, pero al no estar seguros de que ellos eran los dueños los dejaron ir. A la familia no le quedo otra opción más que huir, pues los jóvenes habían logrado ubicar su vivienda.

El desplazamiento forzado es un problema tan desatendido como lo refleja la danza de cifras. Una consecuencia de la falta de atención y metodología del Estado para lograr contabilizar a todas las familias y personas que se encuentran en situaciones similares a la de Carlos y Berenice.

En 2011, un artículo de la encuestadora Parametría reveló la existencia de un millón 648 mil 387 víctimas de desplazamiento interno forzado en México. En 2015 el Programa Nacional de Atención a Víctimas del gobierno federal aseguró que los desplazados ascendían a 150 mil personas.

Ese mismo año el Centro de Monitoreo de Desplazamiento Interno del Consejo Noruego sobre Refugiados dijo que la cifra ascendía a 281 mil 400 personas.

 

Sin leyes que atiendan a los desplazados

En México no existe una ley general que incorpore los principios que a nivel internacional son aplicables a las víctimas de desplazamiento forzado interno. A pesar de las diversas iniciativas que se han presentado en el Congreso desde 1998. Por lo menos dos iniciativas de reforma a la constitución, 12 para reformar leyes secundarias y 25 puntos de acuerdo ligados al tema.

Hasta hoy solo cuatro estados -Quintana Roo, Oaxaca, Chiapas y Guerrero- han desarrollado normas relacionadas al tema, de acuerdo con un informe del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP).

La violencia criminal entre los cárteles de la droga es una de las principales razones por la que en México se cuenta con desplazados internos, revela el informe.

Los datos disponibles indican que los lugares donde se han suscitado estallidos críticos de violencia son los mismos que han registrado el mayor desplazamiento de la población. Sin embargo, no se conocen cifras exactas.

Los estados en los que se estima un mayor número de desplazados internos son: Chihuahua, Sinaloa, Tamaulipas, Veracruz, Michoacán, Guerrero, Oaxaca y Chiapas.

Fuente: CESOP, Carpeta 52.

 

A FONDO: Desplazados en México. Carpeta de indicadores y tendencias sociales, CESOP, Junio 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Cuando nos acostumbramos a la violencia, Ethos Lab, 18 de enero de 2016.