Tecnologías y Educación

Microsoft sigue la tendencia de los smartphones; Xbox anuncia dos nuevas consolas para 2016 y 2017

Siguiendo la tendencia de los dispositivos efímeros, Microsoft lanzará Xbox One S y Project Scorpio en un periodo menor a dos años.

13-06-2016 16:21 Por : Arena Pública
Microsoft parece tenerlo muy claro, el mercado de consolas de videojuegos tradicional está llegando a su fin.
Microsoft parece tenerlo muy claro, el mercado de consolas de videojuegos tradicional está llegando a su fin.

*Actualización: De acuerdo con el CEO de Xbox, Phil Spencer, la compañía no planea continuar con los lanzamientos anuales de consolas.

"No estamos en un frenesí de hardware en el que lanzaremos una consola nueva cada uno o dos años para que la gente se actualice, no es el modelo para consolas", comentó Spencer

A diferencia de lo que se infería por el lanzamiento de dos nuevas consolas en un periodo menor a dos años, el directivo añadió que el modelo a seguir de Xbox no se asemejará al de los smartphones, sino que seguirá un rumbo propio.

“La expectativa del consumidor es que si quieres, puedes comprar un nuevo celular cada año. No queremos entrar a ese modelo con las consolas", afirmó el CEO.


Nota original

Así como Apple actualiza constantemente su línea de smartphones bajo la marca iPhone, Microsoft lanzará dos nuevas versiones de su consola Xbox One en 2016 y 2017.

Durante su conferencia en el Electronic Entertainment Expo (E3), Xbox reveló que el nuevo modelo de su consola de videojuegos, Xbox One S, llegará en agosto de este mismo año con un nuevo diseño más delgado, la capacidad de reproducir imágenes en 4K (películas, videos, fotografías), y bajo un costo de 300 dólares. 

Sin embargo, la compañía también anunció que un año después, a finales de 2017, llegará un nuevo modelo de la consola. “Project Scorpio” -como se anunció en la conferencia- traerá consigo 6 teraflops de potencia, compatibilidad con juegos 4K y realidad virtual. En palabras del propio responsable de la división de Xbox, Phil Spencer, la consola “es un monstruo”.

Cabe recordar que el Xbox One original fue lanzado el 22 de noviembre de 2013 -apenas hace tres años- bajo la idea de unificar las plataformas en las que el usuario juega. 

Anteriormente, los juegos eran desarrollados para una plataforma en específico. Es por eso que las consolas gozaban de una vida en el mercado de seis o siete años. De no tener la consola, no podías acceder a jugar el título.

Ahora, con los avances tecnológicos, la idea de Xbox es sencilla y continúa con la tendencia que hemos visto en sistemas como iOS o Android: no importa el dispositivo que utilices, puedes continuar jugando el mismo título.

Microsoft desea seguir una tendencia de lanzamientos como en el mercado de los smartphones, en el que se lanza al público una versión mejorada y con mayor potencia a la del año anterior.

Al igual que cuando adquieres una aplicación en iOS, la descargas en tu iPhone 4 y posteriormente la trasladas a un iPhone 6, Microsoft permitirá hacer eso mismo con tus juegos en Xbox One, Xbox One S y Project Scorpio. El usuario ahora compra el juego y decide en qué hardware lo utilizará.

 

Pero…¿aún son necesarias las consolas?

Una frase que se repitió durante casi toda la conferencia de Xbox fue “exclusivo para Xbox One y Windows 10”, lo cual nos hace preguntarnos ¿por qué comprar un Xbox One, Xbox One S o Project Scorpio si lo puedo jugar desde mi PC? 

Aquí es importante recordar quién es Microsoft y qué lugar ocupa Xbox dentro de la compañía. El verdadero centro de Microsoft en cuanto a videojuegos no es Xbox One, sino Windows 10; no es el hardware, sino el software.

Microsoft siempre ha sido una empresa de software. Si partimos de la idea de unificar todas sus plataformas, encontraremos que la forma de hacerlo no es a través de una consola de videojuegos, sino a través del sistema que está en cada uno de los dispositivos de la compañía, Windows 10.

¿Entonces qué ofrece el mercado de consolas de Microsoft? Dos cosas: precio y accesibilidad. Actualmente aún resulta más caro una computadora dedicada para jugar que una consola; sin mencionar la facilidad de uso de una consola de videojuegos. 

Microsoft parece tenerlo muy claro, el mercado de consolas de videojuegos tradicional está llegando a su fin, según comentó Phil Spencer. 

"Mientras el ecosistema de consolas es más fuerte que nunca, la mayoría de nosotros jugamos en múltiples dispositivos (..) queremos un mundo en el que puedas jugar sin fronteras, con quién quieras y en el dispositivo que quieras, en un mundo más allá de las generaciones”.

La apuesta de Microsoft para los siguientes años es simple: actualizar constantemente el hardware y unificar el software (juegos) mediante Windows 10.