Gobiernos y Finanzas Públicas

Luce "irreversible" triunfo de Kuczynsky con instituciones bajo presión

El economista liberal peruano de 77 años enfrentará el reto de un Congreso dominado por el fujimorismo, obligándolo a tejer alianzas y a buscar un gobierno de unidad. La diferencia es de 38 mil votos pero las cifras oficiales se darán a conocer este sábado

08-06-2016 16:46 Por : Arena Pública
El voto a Keiko Fujimori se convirtió en sinónimo del capitalismo popular, de la extendida informalidad y de la clase media emergente del Perú
El voto a Keiko Fujimori se convirtió en sinónimo del capitalismo popular, de la extendida informalidad y de la clase media emergente del Perú

Estadísticamente es irreversible el triunfo de Pedro Pablo Kuczynski.

Nada cambiará, aunque la Oficina Nacional de Procesos Electorales de Perú (ONPE) dará sus resultados a finales de la semana.

Aún en la víspera de conteos que finaliza el jueves 9 de mayo, con las últimas actas electorales provenientes de Europa y de las zonas remotas amazónicas del norte y sur de Perú, pareciera que la suerte está echada en una cerrada segunda vuelta electoral que ha mantenido en vilo al país.

Pedro Pablo Kuczynski, considerado el representante de la élite limeña y a quién fue difícil llegar a los sectores populares, triunfó con la ayuda de Veronika Mendoza, la sorprendente líder de izquierda -cusqueña de origen- y quien en la primera vuelta se convirtió en la revelación de la escena política peruana quedándose a tan solo cuatro puntos porcentuales de Pedro Pablo Kuczynski.

Los votos que obtuvo Mendoza fueron cruciales para darle la victoria a Kuczynski y para levantar una oleada antifujimorista en el país que por poco más de dos décimas colocó al candidato liberal en la antesala de ser declarado oficialmente Presidente de la República del Perú.

Se veía prácticamente imposible que álguien con el 21% de los votos en la primera ronda, lograra poner contra las cuerdas a la hija del ex presidente Alberto Fujimori -quien cumple una condena de 25 años por delitos graves durante su gobierno- quién tenía al menos asegurado, en aquel entonces, el 40% del sufragio.

Para no pocos expertos en asuntos electorales, Pedro Pablo Kuczynski era un mal candidato para un país como el Perú. Su edad, su arraigo entre la clase adinerada limeña, su larga trayectoria viviendo en Estados Unidos, y su escasa conexión con la población urbana pobre y de la sierra peruana; no lo hacían un candidato ganador.

Ahora, con menos del 1% de las actas a contabilizar, las tendencias colocan a Kuczynski en el Palacio de Gobierno del Perú a partir del 28 de julio próximo, cuando el nuevo mandatario tomará posesión. pSin embargo después de la fiesta vendría el enorme reto que tiene por delante: Plantear un gobierno de unidad y alianzas políticas con el fujimorismo dado que el partido Fuerza Popular, que encabezan los Fujimori, lograron 73 de los 130 escaños del Congreso. PPK tiene apenas 18 escaños, incluso menos que la izquierda.

El próximo sábado la ONPE dará a conocer los resultados oficiales y la pregunta que salta es ¿cómo será el futuro político del gobierno de Pedro Pablo Kuczynksi, junto a Martín Vizcarra y Mercedes Araoz, candidatos a la primera y segunda vicepresidencia de la República.

 

El fenómeno del fujimorismo

Keiko Fujimori Higuchi, la primogénita del ex presidente Alberto Fujimori, se le ha conocido como la diosa del voto entre las clases populares.

En un país con una geografía marcada por la Cordillera de los Andes, también subsisten profundas diferencias de razas y clases sociales, a pesar de que en las últimas dos décadas el crecimiento económico sostenido ha permitido una fuerte inversión en infraestructura. En ese contexto el fujimorismo representó algo más que la nostalgia por los logros de vencer el terrorismo de Sendero Luminoso de los años noventa del siglo pasado y el inicio de un largo periodo de crecimiento económico que aún continúa.

El voto a Keiko también era parte de un rechazo a las élites tradicionales de los "blancos" del Perú. Ella, de 41 años, se convirtió en sinónimo del capitalismo popular, de la vasta economía informal, y de la clase media emergente, aunque la aceptación que tiene entre los peruanos más pobres también se deriva del clientelismo de su padre.

Es sintomático que los casi 130 mil peruanos electores que radican en Argentina -y que salieron de su país hace dos décadas o más huyendo de la falta de oportunidades y de la crisis económica- hayan votado en más de 55% por Fujimori. El 44% de los electores peruanos que viven en países vecinos de Sudamérica, radican en Argentina.

 

Final cardíaca

El ajustado final de la segunda vuelta que -según las tendencias- se dirimirá por dos décimas de punto porcentual- también pondrá a prueba la fortaleza de las instituciones electorales y democráticas del Perú. Un país que muchos analistas económicos catalogan como un 'tigre' latinoamericano por su sostenido crecimiento económico en la última década y media, que promedia 5.5%, por su alto grado de apertura económica que ha fortalecido a su sector exportador -aunque aún concentrado en su explotación minera- y por sus logros en materia de políticas sociales como el notable abatimiento de la pobreza entre su población.

Tanto Keiko Fujimori como Pedro Pablo Kuczynski se han comprometido a respetar los resultados de la autoridad electoral, aunque es probable que ante los escasos votos de diferencia entre uno y otro candidato, los fujimoristas presenten impugnaciones ante la autoridad electoral, lo que podría alargar la designación del ganador.  

De acuerdo a los registros de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) con el 99.29% de las actas contabilizadas, el partido de Perú por el Kambio (PPK) llega al 50.11% y Fuerza Popular, de Keiko Fujimori, alcanza el 49.88%. En cifras absolutas, PPK obtuvo 8 millones 554 mil 682 votos, mientras que Keiko Fujimori 8 millones 516 mil 487 votos. La diferencia actual es de solo 38,195 votos; el equivalente a 0.23 puntos porcentuales

De acuerdo a la ONPE este miércoles se recibirán las últimas actas provenientes de Europa y de algunas zonas selváticas del Perú.

De acuerdo al diario El Comercio, el jefe de la ONPE, Mariano Cucho, declaró que “podemos decir que, más o menos, falta contabilizar unos 500,000 votos de las elecciones Perú 2016. Los jurados electorales especiales tienen en su poder 1,270 actas observadas. Ellos deben resolverlas y recién ahí las contabilizamos”.

Sin embargo, las casas encuestadoras, como Ipsos, han señalado que la tendencia a favor de PPK es irreversible.