Tecnologías y Educación

Ondas cerebrales: una opción alternativa a la seguridad por huellas dactilares

La huella cerebral puede definir biométricamente a una persona al100%.

03-05-2016 22:15 Por : Arena Pública
La biométrica cerebral es una opción para los sistemas de seguridad.
La biométrica cerebral es una opción para los sistemas de seguridad.

Cada persona es única y cada cabeza es un mundo distinto. 

La forma en la que las personas reaccionan a diferentes estímulos varía tanto que las ondas cerebrales generadas pueden diferenciar a un ser humano de otro sin error. 

El quipo de Sarah Lazlo y Zhanpeng Jin de la Universidad de Binghamton en Nueva York, realizó un experimento con 50 personas para determinar la respuesta a 500 distintos estímulos.

Los voluntarios portaron un casco capaz de captar ondas cerebrales durante las sesiones. El experimento consistía en registrar la respuesta del cerebro a distintos estímulos, por ejemplo a una rebanada de pizza, la imagen de la actriz Anne Hathway, la palabra “adivinanza” y en cada una de ellas la reacción fue completamente distinta. 

Los participantes realizaron la prueba de forma anónima, por lo que al finalizar y recabar la información se volvieron a presentar las secuencias para que el sistema los relacionara con el individuo. El resultado fue correcto al 100%. 

En 2015 el mismo equipo había realizado pruebas similares pero con 32 personas, en esa ocasión se registró la respuesta de los participantes a la lectura distintas palabras, en este caso el marco de diferencia fue del 82 al 97 por ciento. 

Seguridad cerebral 

Según Lazlo, la biométrica cerebral es una opción para los sistemas de seguridad ya que no puede ser robada a diferencia de los modos actuales (huellas dactilares, retina o secuencia de alfanumérica). 

“Cuando expones cientos de imágenes a un grupo de personas cada una responderá de una forma individual, pero si puedes parear las reacciones al estímulo tienes una fuente de seguridad incomparable”, comenta Lazlo.

Los resultados de esta investigación sugieren que las ondas cerebrales podrían ser usadas en un futuro para identificar la identidad de una persona con mayor seguridad. 

 

¿Puede ser hackeado?

La estudiante de doctorado Mavi Ruiz-Blondet analizó el sistema al intentar hackearlo. Durante este proceso se entrenó la mente de una persona para hacerse pasar por otra. 

El objetivo era conseguir que las ondas cerebrales se sincronizaran para imitar el comportamiento de otras mediante un proceso conocido como arrastre.

Tras tres sesiones de mimetización las ondas de los dos sujetos en cuestión se volvieron “similares” sin embargo nunca llegaron a ser iguales. A pesar de eso Ruiz-Blondet no descarta que con un tiempo prologado de exposición se lleguen a unificar. 

 

MÁS INFORMACIÓN: CEREBRE: A Novel Method for Very High Accuracy Event-Related Potential Biometric Identification