Tecnologías y Educación

Batman V Superman, la gran película de superhéroes que no fue

La secuela directa de Man Of Steel logra poner las bases del universo cinematográfico de DC Cómics, pero olvida contar su propia historia en el proceso.

24-03-2016 16:07 Por : Arena Pública
Esta es la primera ocasión en la historia que vemos a Superman, Batman y Wonder Woman juntos en la pantalla grande, y sus escenas juntos valen totalmente la pena.
Esta es la primera ocasión en la historia que vemos a Superman, Batman y Wonder Woman juntos en la pantalla grande, y sus escenas juntos valen totalmente la pena.

Es inevitable no sentirse un poco decepcionado luego de ver Batman V Superman. 

Los fans aguerridos de los cómics quedarán simplemente satisfechos con todas las referencias a las historietas, mientras que la audiencia ajena a las historias de superhéroes se verán confundidas durante varios minutos.

Batman V Superman comienza justamente donde termina Man Of Steel. Metrópolis ha quedado devastada y ahora Superman es objeto de controversia entre la sociedad. Los actos y libertades con las que cuenta el alienígena son cuestionados, tanto por el gobierno, como por el mismo Bruce Wayne y Lex Luthor.

Los primeros quince minutos de la cinta son simplemente increíbles. El punto de vista de Bruce Wayne frente a un evento de destrucción masivo plantea de manera muy clara el primer acto de la película. 

Sin embargo, cuando se comienzan a introducir los personajes y a plantear la historia, la cinta se viene abajo. Durante este segundo acto existen escenas muy buenas, pero no se sienten relacionadas entre sí. Bien podrían cortar 20 minutos de este acto y no se perdería gran cosa.

Afortunadamente, los últimos 40 minutos están repletos de acción y los eventos comienzan a tomar algo de sentido; aunque para este punto, es probable que muchos espectadores ya hayan perdido la atención y cronología de los hechos. Sin mencionar que muchos de ellos se sienten forzados y apresurados.

 

La falta de enfoque 

El principal problema de la cinta es su falta de enfoque. Por un momento creemos que la historia tomará un cierto rumbo y, cuando comenzamos a vernos implicados emocionalmente en esa historia, de pronto el tono y la historia cambian momentáneamente.

Asimismo, la película se pierde colocando las bases para eventos futuros de La Liga de la Justicia y no se enfoca en contar su propia historia. 

No es por comparar ambos universos, pero en Batman V Superman ocurre algo similar a lo que sucedió en Avengers: Age of Ultron. Aunque claro, en Avengers, al tener un universo más grande y mejor construido, las referencias a Civil War fueron más sutiles.

La cinta de DC Cómics y Warner Bros. tiene tantas cosas por contar y tanta ambición por lanzar el universo cinematográfico en una película, que se olvida de contar una historia.

 

Referencias innecesarias

Esta es una película creada para gente que lee cómics regularmente o que al menos conoce a los personajes más importantes de DC Cómics. 

Con esto me refiero a que si no sabes quién es Flash, La Mujer Maravilla o Darkseid, es muy probable que no comprendas una parte de la película. Lo más seguro es que esto sea explicado en películas próximas, pero por ahora, estas escenas y referencias no aportan gran parte a la historia y sólo distraerán a la audiencia.

 

La Trinidad de DC Cómics finalmente en la pantalla grande 

Esta es la primera ocasión en la historia que vemos a Superman, Batman y Wonder Woman en la pantalla grande. Y sus escenas juntos (incluso cuando se ven como Bruce Wayne, Clark Kent y Diana Prince) valen totalmente la pena.

Ben Affleck es, sin ninguna duda, uno de los tres mejores Batman que hemos visto en el cine (al lado de Michael Keaton y Christian Bale). Claramente es el más violento de todos, pero también es el que mejor pelea. Ben Affleck y Zack Snyder realmente nos hacen creer que Batman es un maestro de las artes marciales y no sólo un loco disfrazado de murciélago. 

De la misma forma, Gal Gadot como Wonder Woman luce amenazante y en el campo de batalla es claramente la mejor guerrera de la Trinidad. A pesar de no gozar de muchos minutos en pantalla, el personaje de Diana Prince se hace notar y aporta justo lo necesario a la historia.

Superman por otra parte, es quizá el personaje que menos llama la atención. No es que Henry Cavill ofrezca una mala interpretación del personaje, sino que aún no se llega al punto en el que se pueda decir que Superman es un verdadero héroe, ni tampoco su alter ego, Clark Kent, es lo suficientemente interesante como para sobresalir. Aquí el personaje no importa tanto como lo que él representa para la sociedad.

Algo muy interesante es recalcar los diferentes estilos de pelea que tiene cada uno. Durante una de las secuencias de acción se ve claramente cómo se acoplan perfectamente el estilo estratégico de Batman (con la ayuda de sus gadgets), la habilidad con la espada y escudo de Wonder Woman, y la fuerza y poder de Superman. 

Igualmente, otros dos actores que merecen reconocimiento son Amy Adams como Lois Lane y Jeremy Irons como Alfred. Sorprendentemente, Lois carga con una gran parte de la película y Adams logra una interpretación a la altura de cualquiera de los tres personajes de la Trinidad. Asimismo, Jeremy Irons se aleja casi por completo del gran Alfred que mostró Michael Cane en la pasada trilogía de Batman y nos muestra un Alfred más activo e involucrado con las actividades de Batman. Basta con decir que la relación entre Bruce y Alfred es uno de los mejores aspectos de la película.

 

Zack Snyder, el storyteller que no es

Esto hay que decirlo sin tapujos: Zack Snyder no es el mejor contando historias. El director es muy bueno creando atmósferas, es muy bueno para mostrar espectáculos visuales y es excelente montando secuencias de acción, pero al momento de crear historias y, sobretodo, tener una narrativa coherente, falla grandemente.

Si analizamos cada escena de manera independiente, veremos que son realmente buenas. El problema es el montaje de la película. La película se siente desordenada (y ojo, esto no tiene nada que ver con el estilo del director) y como consecuencia el espectador pierde interés. 

 

El inicio de todo un universo cinematográfico 

Pese a todos los errores narrativos que tiene la cinta, Batman V Superman es una interesante propuesta de lo que podremos ver después, tanto en las películas individuales de Wonder Woman, Flash, Batman, Aquaman etc., como en los eventos que ocurrirán en La Liga de la Justicia.

Todos los personajes presentados guardan mucho potencial para otras cintas, en especial Lex Luthor, quien podría tener un arco de personaje bastante interesante a lo largo de este universo. Sin embargo, también es un buen momento para DC Cómics y Warner Bros. para replantearse quién debería estar a cargo de este universo cinematográfico. De preferencia, alguien que sepa narrar una historia.

Batman v Superman es una película mediocre. La cinta plantea cosas interesantes (varias de ellas muy buenas), pero sus errores narrativos demeritan el gran trabajo de muchos de sus actores y las secuencias de acción. Ver a Batman, Superman y Wonder Woman en una misma pantalla definitivamente vale la pena, pero no fue llevado a cabo de la mejor manera. La mayoría de la audiencia podrá disfrutar de la película, sobre todo, si no esperas demasiado. 

2.8/5