Gobiernos y Finanzas Públicas

Anuncia Hacienda un tibio recorte al gasto público

En una accción concertada y anunciada en Palacio Nacional, el Banco de México elevó su tasa de referencia a 3.75% y la Comisión de Cambios suspende las subastas de dólares para intervenir discrecionalmente el mercado cambiario

17-02-2016 19:36 Por : Arena Pública
El gobernador Agustín Carstens y el secretario Luis Videgaray anunciaron hoy medidas para enfrentar la incertidumbre y volatilidad financiera global
El gobernador Agustín Carstens y el secretario Luis Videgaray anunciaron hoy medidas para enfrentar la incertidumbre y volatilidad financiera global

El gobierno federal anunció esta mañana un tibio recorte en el gasto corriente del sector público, dada la magnitud de la caída en los ingresos fiscales esperados para el año y el incremento que tuvo el año pasado.

Esta mañana el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, dio a conocer la decisión del gobierno de recortar el gasto público en 132 mil 300 millones de pesos, de los que 100 mil millones corresponderán a Pemex, la empresa petrolera del Estado, y los otros 32 mil 300 millones al gobierno federal.

El recorte anunciado, el primero en el año, representa el 2.8% del gasto neto presupuestario aprobado por el Congeso.

Pemex –ahora bajo la dirección de José Antonio González Anaya- anunciará los detalles de su recorte presupuestal, la próxima semana; sin embargo de los 32 mil 300 millones de pesos que recortará el gobierno federal de su gasto, poco más de 19 mil millones corresponden a gasto corriente y cerca de 13 mil millones a gasto de inversión. Los detalles también se darán a conocer más adelante.

“Hubiera sido deseable que la proporción del recorte sobre el gasto corriente fuera aun mayor que el 60% anunciado, dado que la mayor parte de los recortes anteriores se han centrado en la inversión”, dijeron Carlos Serrano, Javier Amador, Iván Martínez, Javier Morales y Arnulfo Rodríguez, analistas del equipo de Investigación del banco BBVA Bancomer en un reporte publicado esta tarde.

El gasto corriente, que es de 2.23 billones de pesos, representa el 62.7% del gasto programable para el año, y comprende el pago de los servicios personales (sueldos, salarios, dietas, honorarios, prestaciones y todo tipo de obligaciones laborales), así como el pago a las pensiones y gastos de operación del sector publico.

Ante la drástica caída de los ingresos fiscales petroleros y la fuerte depreciación del peso frente al dólar –solo en este año acumula una caída de 6%- la Junta de Gobierno del banco central ha insistido, desde finales del año pasado, en la necesidad de un ajuste al gasto del sector público en respuesta a la caída de los ingresos.

Sin embargo el ajuste anunciado hoy –especialmente el relativo al sector público- no parece ser el que el banco central y la mayoría de los economistas del sector privado esperaban. En 2015 el gasto corriente del sector público creció 4.9% -solo el incremento en el gasto de servicios personales, subsidios y transferencias, ascendió a casi 110 mil millones de pesos- mientras que la inversión física cayó 8.3% el año pasado.

Así, el recorte al gasto público en 2015 se recargó en la inversión pública.

El economista independiente Oscar Vera lo explica en un artículo: “El problema fundamental es que, ante una caída de los ingresos del exterior, el gasto total en la economía (o gasto agregado) no se ha reducido o ajustado a estos menores ingresos, y el ajuste que no se ha dado ha sido en la parte del gasto gubernamental”.

Y añade Vera, quien posee un doctorado en economía por la Universidad de York, “la medida del verdadero déficit es el concepto denominado ‘requerimientos financieros del sector público’ (RFSP) el cual incluye, como su nombre lo dice, todas las necesidades financieras del sector público. Estos RFSP han aumentado del equivalente a 2.8% del PIB en 2012, a 4.4% en 2015, un incremento del 57% en 3 años”

“En otras palabras, a pesar de la caída de los ingresos petroleros, en los últimos 3 años el sector público ha mantenido un crecimiento sostenido de su gasto a expensas del resto de la economía, y del deterioro de las propias finanzas públicas y del sector externo de la economía”, concluye Vera.

Los analistas de Banamex –el segundo grupo financiero del país- coinciden, en un reporte enviado esta tarde, en que “la piedra angular de la respuesta la identificamos en la política fiscal”, aunque su respuesta no analiza la importancia del recorte al gasto del sector publico anunciada hoy por el secretario de Hacienda.

 

Y Banxico incrementa la tasa de referencia

En un anuncio conjunto, dado a conocer en Palacio Nacional, el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, dio a conocer que la Junta de Gobierno decidió, de manera extraordinaria, incrementar la tasa de interés de fondeo a un día en 50 puntos base, para colocarla en 3.75%. Un decisión esperada por los inversionistas, aunque repentina.

La razón fundamental para esta decisión del Banco Central es la contaminación de los precios derivada de la continua depreciación del peso mexicano frente al dólar. “La probabilidad de que surjan expectativas de inflación que no estén en línea con la consolidación del objetivo permanente de 3 por ciento”, aduce en su comunicado la Junta de Gobierno.

La evolución reciente de los precios al productor dan cuenta de esta contaminación derivada de la continua debilidad del peso, especialmente en los sectores con una alta proporción de insumos importados.

Así, los precios al productor en la fabricación de computadoras se incrementaro 16% entre enero de 2015 y enero de 2016, mientras que la fabricación de equipo de transporte, se incrementó 11% en este periodo. En enero de este año los precios al  productor se incremementaron 0.87%, mientras que los precios al productor de la industria manufacturera, alcanzó 1.03%; casi tres veces el incremento de la inflación al consumidor.

Con el incremento en la tasa de referencia, el banco central busca una mayor estabilidad en el mercado cambiario –al desincentivar las operaciones especulativas- y la reducción de los riesgos que implican potenciales salidas abruptas de capitales del país; aunque ello también elevará el costo de la deuda interna.

A esta hora, el dólar se cotiza en 18.3352 pesos en los mercados al mayoreo, una revaluación de 3% de la moneda mexicana.

De acuerdo a los analistas de BBVA Bancomer, la apreciación del peso el día de hoy no respondió al incremento de la tasa de referencia del banco central, sino más bien al incremento en los precios internacionales del petróleo y a las intervenciones discrecionales que realizó el Banco Central en el mercado cambiario, una vez que la Comisión de Cambios dio a conocer que se suspende el mecanismo de subastas de dólares y activa un mecanismo de intervenciones directas discrecionales en el mercado.

 

MÁS INFORMACIÓN:  El Banco de México decide incrementar la tasa de referencia en 50 puntos base. Anuncio de Política Monetaria, Banxico. 17 de Febrero de 2016

MÁS INFORMACIÓN: Comunicado de Prensa de la SHCP anunciando un recorte al gasto público. 17 de Febrero de 2016

MÁS INFORMACIÓN: Comunicado de Prensa de la Comisión de Cambios; 17 de febrero de 2016

MÁS INFORMACIÓN: Información de Finanzas y Deuda Pública. Enero-Diciembre 2015. SHCP

A FONDO: La devaluación del peso, ¿sólo causas externas? De Oscar Vera, en Arena Pública

MÁS INFORMACIÓN: La depreciación del peso le pega fuerte a los precios de los fabricantes, nota de Arena Pública del 15 de febrero de 2016

A FONDO: Reporte de BBVA Research sobre las medidas anunciadas por Banxico-SHCP. 17 de Febrero de 2016