Economía y Sistema Financiero

Las relaciones comerciales México-China ¿pura buena voluntad?

Memorándums y buenas intenciones en la relación bilateral comercial, lo cierto es que en los primeros 9 meses de 2015 China invirtió solo 23.6 millones de dólares; el 0.1% de la inversión extranjera que llega a México

17-02-2016 08:37 Por : Arena Pública
Proyectos a evaluar y apuesta por mejorar el déficit comercial son algunas de las acciones que el gobierno federal establece con China, uno de sus menores socios comerciales: Abraham Zamora
Proyectos a evaluar y apuesta por mejorar el déficit comercial son algunas de las acciones que el gobierno federal establece con China, uno de sus menores socios comerciales: Abraham Zamora

La relación comercial con China, más bien parece un listado de buenas intenciones.

Son 20 los proyectos esperando evaluación en 2016 dentro del Grupo de Alto Nivel dedicado exclusivamente a la inversión entre México y China (GAN-1).

Proyectos que, de acuerdo con Abraham Zamora, director de Banobras; es resultado de la promoción de la relación bilateral a una de asociación estratégica integral a partir de 2013.

Sin embargo, según las estadísticas actualizadas de Inversión Extranjera Directa (IED) de la Secretaría de Economía, China ha invertido en México tan solo 23.6 MDD en los primeros tres trimestres de 2015. En contraste, México tiene en China su tercer destino de exportaciones, después de Estados Unidos y Canadá, con un monto de 4,885 MDD, “muy bajo respecto a lo que importamos de China”, admite Zamora Torres.

En conferencia magistral organizada por el Centro de Estudios China-México, de la UNAM, la opinión del director del banco de desarrollo contrasta con otras conclusiones del encuentro entre académicos, diplomáticos y empresarios: la relación comercial México-China es un listado de voluntad y buenas intenciones, pero poco se ha materializado en concreto.

De hecho, del total que China invierte en el extranjero, tan solo el 0.2% llega a México, su aplaudido socio estratégico integral; esta inversión representa al país apenas el 0.1% del total de la IED.

“Es muy difícil remontar el déficit de cuenta corriente que existe actualmente entre México y China”, por lo que el director de Banobras propone que en vez de remontar ese déficit, se intente contrarrestar a través de la cuenta de capital con inversiones en México.

Entre los recientes grandes negocios que han llegado del país oriental a México, se encuentran dos proyectos de banca comercial: el Banco Industrial y Comercial de China, que ya cuenta con autorización de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores; y el Bank of China, que espera autorización para operar. En el sector energético, el consorcio sinomexicano Sinohydro ganó la licitación de la hidroeléctrica Chicoasan II, en Chiapas.

El GAN-1, coordinado directamente por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, se traduce en un fondo de inversión establecido en 2014 con aportaciones de 1,200 MDD, con la intención de llegar a 2,400 MDD a través de recursos aportados por la banca de desarrollo de ambos países. Administrado por la Corporación Financiera Internacional (IFC), pretende impulsar proyectos en materia de salud, energía, infraestructura y tecnología.

Todo ello, según Abraham Zamora, es muestra de la buena voluntad entre los presidentes Enrique Peña Nieto y Xi Jinping. ¿Bastará?

 

MÁS INFORMACIÓN: Estadística trimestral de IED, actualizada al 3er trimestre 2015. Secretaría de Economía.

MÁS INFORMACIÓN: Estado financiero consolidado del International Finance Corporation (IFC), con información del GAN-1, a diciembre de 2015.