Economía y Sistema Financiero

Banxico ve mayores riesgos globales, más volatilidad y depreciación para el peso

El Banco Central -que decidió mantener en 3.25% la tasa de referencia- llama a concretar los ajustes en las finanzas públicas y en Pemex, a fin de mantener en niveles bajos el componente de riesgo soberano de las tasas de interés

04-02-2016 14:02 Por : Arena Pública
No se puede descartar el riesgo de que las economías emergentes con mayores vulnerabilidades enfrenten un proceso desordenado de ajuste financiero, dice el Comunicado del Banco Central
No se puede descartar el riesgo de que las economías emergentes con mayores vulnerabilidades enfrenten un proceso desordenado de ajuste financiero, dice el Comunicado del Banco Central

Los riesgos financieros se han incrementado y se han deteriorado las condiciones económicas en el mundo; lo que provocaría más volatilidad y, potencialmente, una mayor depreciación del peso.

De manera contundente se pronunció la Junta de Gobierno del Banco de México en su Anuncio de Política Monetaria de este jueves en la que decidió mantener la tasa de referencia en 3.25%.

“No se puede descartar el riesgo de que las economías emergentes con mayores vulnerabilidades enfrenten un proceso desordenado de ajuste financiero. En suma, el balance de riesgos para el crecimiento y la inflación mundiales se deterioró respecto de la decisión anterior”, dice textualmente el comunicado del banco central.

Los miembros de la Junta identifican a China, Rusia y Brasil como focos potenciales de inestabilidad financiera.

“Los mercados financieros internacionales registraron un aumento importante en su volatilidad en un contexto de bajo crecimiento global, de una creciente divergencia en las perspectivas de las políticas monetarias de varios de los bancos centrales de las principales economías avanzadas, de claras señales de vulnerabilidad en algunos países emergentes importantes –notoriamente China, Brasil y Rusia–, y de mayores caídas en los precios de las materias primas, destacando el petróleo. Esto ha dado lugar a nuevas depreciaciones generalizadas de las monedas de economías emergentes frente al dólar”.

El tono del comunicado es de preocupación ante el deterioro de las condiciones económicas y financieras, incluyendo la mayor debilidad económica en Estados Unidos, y la prevalencia de distintas posturas entre la autoridades financieras del mundo desarrollado.

Hacia delante el banco central del país no descarta “que la volatilidad financiera internacional permanezca alta e incluso se incremente”, con consecuencias sobre una mayor depreciación del peso mexicano y, en todo caso, sobre los precios internos.

Con este escenario potencial es que el Banco de México reitera la importancia de que el gobierno federal concrete los “ajustes requeridos en las finanzas públicas, incluyendo a Pemex, para absorber el choque a los ingresos públicos que ha representado la caída y el deterioro de las perspectivas del precio del petróleo; modificar la postura de política monetaria al ritmo que sea pertinente, y continuar implementando adecuadamente las reformas estructurales, en particular en el sector de hidrocarburos”.

Y es que para la Junta de Gobierno del banco central, es importante que se mantenga en niveles bajos el componente de riesgo soberano de las tasas de interés, dado un entorno externo con condiciones financieras más astringentes.

 

MÁS INFORMACIÓN: Anuncio de Política Monetaria. Banco de México, 4 de febrero de 2016