Tecnologías y Educación

Autoridades holandesas entrenan águilas para derribar drones ilegales

Con el fin de garantizar la privacidad y la seguridad de los ciudadanos, la Policía Nacional Holandesa ha comenzado a entrenar águilas para que derriben a los drones ilegales.

04-02-2016 10:33 Por : Arena Pública
Como si fuera una presa, el ave vuela con velocidad hacia el dispositivo y lo atrapa con sus garras, para finalmente llevarlo a un lugar seguro
Como si fuera una presa, el ave vuela con velocidad hacia el dispositivo y lo atrapa con sus garras, para finalmente llevarlo a un lugar seguro

Los drones se han convertido en uno de los pasatiempos más comunes en los últimos años. 

Las también llamadas "aeronaves no tripuladas" son pequeños artefactos controlados a control remoto, los cuales son utilizados generalmente para realizar tomas aéreas, grabar eventos, o incluso para realizar pequeños envíos.

Sin embargo, su popularidad también ha provocado que surgan nuevos problemas en torno a la privacidad y seguridad de los ciudadanos, ya que uno de los principales problemas es que estos dispositivos voladores se pueden encontrar en cualquier forma y tamaño y son de fácil acceso a la población. 

Es por eso que, para evitar el espionaje y demás actividades ilícitas, la policía holandesa ha encontrado una nueva forma de derribar los drones que no se encuentran debidamente registrados.

En colaboración con la compañía Guard Fron Above, la policía de Holanda ha amaestrado a un águila para identificar un dron modelo DJI. De esta forma, como si fuera una presa, el ave vuela con velocidad hacia el dispositivo, lo atrapa con sus garras y finalmente lo traslada a un lugar seguro.

El educar a esta ave es uno de los dos métodos que existen actualmente para acabar con drones que sobrevuelan áreas no autorizadas. El otro consiste en atacar al objeto volador con uno similar. Sin embargo los riesgos por la falla humana y daños colaterales resultan peligrosos para una implementación formal.

Por lo anterior, el uso de un animal domesticado resulta con un mayor porcentaje de éxito dada la naturaleza del ave. No obstante, a pesar de los resultados, todavía existe la posibilidad de que el águila se lastime con las aspas de los drones. Por esa razón, un portavoz de la policía afirmó que se buscarán maneras de reforzar las garras para evitar daños en ellas.

 

¿Cuál es la situación en México?

Puesto que la popularidad de estas pequeñas aeronaves incrementó en unos años, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes modificó las regulaciones de estos aparatos a inicios de 2015.

Con ellas se estipuló que los drones sólo tienen autorización para volar de día y en áreas que no estén marcadas como prohibidas. Además, deben mantenerse, por lo menos, a 9.2 km de aeropuertos y aeródromos. Asimismo, tendrán que asegurar que en su vuelo no dejarán caer algún tipo de objeto que cause daño a terceros.  

A pesar de estas regulaciones, aún no se tiene claro cómo se vería involucrada la privacidad de las personas.

Si bien estos aparatos son útiles para investigaciones científicas o para el uso personal de eventos sociales, no existe una limitación sobre el material que estos aparatos graben, ya que la SCT únicamente hace mención a un seguro de responsabilidad civil en caso de daños materiales causados por el dron.

 

 

MÁS INFORMACIÓN: Primero en el mundo: la policía entrena águilas para desactivar aviones no tripulados. Reporte de la Policía Holandesa.

MÁS INFORMACIÓN: Regulación de drones en México