Gobiernos y Finanzas Públicas

La corrupción en México no cede, según el índice 2015 de Transparencia Internacional

El sector público mexicano sigue siendo percibido como fuertemente corrupto. En 2015 obtuvo una calificación de 35 puntos -de 100- igual que en 2014 y que lo colocan entre los dos tercios de países más corruptos del mundo

27-01-2016 21:20 Por : Arena Pública
En 2015 hubo más países que mejoraron su puntuación, que aquellos que la empeoraron. Sin embargo, más de dos tercios de los 168 países evaluados presentan un nivel de corrupción elevado
En 2015 hubo más países que mejoraron su puntuación, que aquellos que la empeoraron. Sin embargo, más de dos tercios de los 168 países evaluados presentan un nivel de corrupción elevado

Hoy en Berlín, Transparencia Internacional presentó su Índice de Percepción de la Corrupción 2015.

Polémico, sí, pero el Índice se ha convertido en un termómetro acerca del avance o retroceso de la corrupción en la mayor parte de los países del mundo.

Lo primero que llama la atención de la presentación del Índice en el portal de Transparencia Internacional (www.transparency.org) es el mapamundi de la corrupción. Un mapamundi predominantemente en color rojo –en sus diversas tonalidades- el color de la corrupción para la organización internacional.

El amarillo –el color de la transparencia- es una excepción en el mapa. Australia, Canadá, Estados Unidos y los países del norte de Europa se asoman como representantes de la mayor transparencia en el mundo. En América Latina, solo dos pequeñas manchas amarillas: Chile y Uruguay.

 

México, con un sector público percibido como fuertemente corrupto

México fue calificado con 35 puntos, igual que en 2014. Transparencia Internacional elabora su índice de percepción de la corrupción en el sector público bajo una escala de 0 (altamente corrupto) a 100 (muy transparente).

En 2013 y 2012 la calificación de México fue muy parecida: 34 puntos. Así que, desde la mirada de empresarios y de especialistas de distintas instituciones, las calificaciones sobre la percepción de corrupción en el sector público mexicano, no han cambiado en los últimos cuatro años.

En 2015 la calificación del sector público mexicano se obtuvo de 8 instituciones internacionales. Del Índice de Estado de Derecho 2015 del World Justice Proyect, México obtuvo la calificación más baja: 20 puntos; mientras que de los indicadores de Gobernabilidad Sostenible de la Fundación Beterlsmann obtuvo su mejor calificación: 73 puntos.

Otras calificaciones relevantes como de la Encuesta de Opinión Ejecutiva del Foro Económico Mundial, el sector público mexicano obtuvo una calificación de 33 puntos; del Anuario de Competitividad Mundial 2015 del IMD (International Institute for Management Development), México tuvo una calificación de 28 puntos; mientras que de la Guía Internacional sobre Riesgo País 2014 de Political Risk Services obtuvo una calificación de 21 puntos.

Como se aprecia, el sesgo de la calificación de percepción de corrupción del sector público de México es alto (desviación estándar de 17.00) debido a la puntuación que le otorgó la Fundación Beterlsmann.

Con todo, y en términos comparativos, México se ubicó en el lugar 95 de 168 países incluidos en el Índice de Percepción de la Corrupción 2015, por delante de países latinoamericanos peor calificados como Bolivia, Argentina, Ecuador, Honduras, Guatemala, Nicaragua, Paraguay, Haiti y Venezuela.

Con mejor percepción que México en la corrupción del sector público en América Latina, se encuentran Uruguay (21), Chile (23), Costa Rica (40), Cuba (56), El Salvador (72), Brasil (76), Colombia (83) y Perú (88).

Aunque la posición relativa en el Índice no es comparable porque la muestra de países es distinta, en 2014 México se ubicó en el lugar 103 de 175 países evaluados por Transparencia Internacional.

 

¿Qué los hace más transparentes?

En 2015 hubo más países que mejoraron su puntuación, que aquellos que la empeoraron. Sin embargo, más de dos tercios de los 168 países evaluados presentan un nivel de corrupción elevado, con calificaciones por debajo de los 50 puntos.

“El Índice de Percepción de la Corrupción de 2015 muestra claramente que este fenómeno sigue asolando al mundo. No obstante, 2015 también fue un año en el cual las personas nuevamente salieron a las calles para protestar contra la corrupción”.

“A nivel global, el público envió un mensaje contundente a quienes están en el poder: es el momento de hacer frente a la gran corrupción”, dijo José Ugaz, presidente de Transparency International, en el comunicado de prensa.

Dinamarca, por segundo año consecutivo, ocupa la posición de privilegio como el país con mayor percepción de transparencia en su sector público en el mundo, con una calificación de 91 puntos. Le sigue, en orden descendente, Finlandia, Suecia, Nueva Zelanda, Holanda, Noruega, Suiza, Singapur, Canadá y Alemania. El ‘top ten’ de la transparencia pública mundial.

En el otro extremo, el de la mayor percepción de corrupción en el mundo, están países africanos y asiáticos. Los últimos de la tabla son Somalia y Corea del Norte con apenas 8 puntos de calificación; luego se colocan Afganistán, Sudán, Sudán del Sur, Angola, Libia, Irak y Venezuela.

El comunicado enviado por Transparencia Internacional destaca las cuatro características comunes de los países con menor percepción de corrupción de sus gobiernos en el mundo: “Altos niveles de libertad de prensa; acceso a información sobre presupuestos que permite al público saber de dónde procede el dinero y cómo se gasta; altos niveles de integridad entre quienes ocupan cargos públicos; y un poder judicial que no distingue entre ricos y pobres, y que es verdaderamente independiente de otros sectores del gobierno”.

Características que aún las fuentes para elaborar el Índice no percibieron con fuerza en México en 2015, según los resultados. 

 

MÁS INFORMACIÓN: Resultados del Índice de Percepción de la Corrupción 2015. Transparencia Internacional