Economía y Sistema Financiero

¿Viene una ‘guerra de divisas’ desatada por el yuan chino?

Hoy el Yuan chino se depreció 0.22% frente al dólar, adicional al 0.6% del lunes pasado; y ya se coloca en el nivel más bajo desde abril de 2011. Una guerra de divisas provocaría serias daños a la estabilidad de las economías emergentes

06-01-2016 09:45 Por : Arena Pública
Como consecuencia de la política cambiaria china, el peso mexicano se deprecia 0.52% frente al dólar cotizando en 17.4306, el real brasileño pierde 0.39% y el rublo ruso 0.76%
Como consecuencia de la política cambiaria china, el peso mexicano se deprecia 0.52% frente al dólar cotizando en 17.4306, el real brasileño pierde 0.39% y el rublo ruso 0.76%

Una sospecha recorre el mundo financiero. Que el gobierno chino está dispuesto a desatar una guerra de divisas debilitando al yuan.

La señal de la depreciación de 0.6 por ciento del yuan frente al dólar, enviada el lunes pasado, no pasó desapercibida. Tiró las bolsas chinas y depreció al real brasileño y al rublo ruso, dos de las grandes economías emergentes cuyas debilidades fiscales y financieras están siendo monitoreadas milimétricamente.

Los temores sobre la ‘pequeña’ depreciación del yuan chino el lunes pasado tienen que ver con su lectura. Los inversionistas piensan que el gobierno chino ha dado un nuevo paso para debilitar su moneda, como parte de otros más que vendrán este año.

Y, de ser así, por el tamaño de la economía china y su enorme caudal de reservas, estaremos frente a una nueva amenaza para la estabilidad de las economías emergentes, incluyendo México, por supuesto.

Si bien el gobierno chino devaluó su moneda hasta los 6.533 yuanes por dólar –acumulando una pérdida de 5 por ciento en los últimos cuatro meses- en los mercados ‘offshore’, sobre los que no tiene control el gobierno chino, el dólar estadounidense se cotiza por arriba de los 6.60 yuanes.

Hoy miércoles el Banco Popular de China (People’s Bank of China) redujo el valor del yuan 0.22 por ciento colocándolo en el nivel más bajo desde abril de 2011; lo que está provocando que otras monedas emergentes también se deprecien para mantener su competitividad.

Y es que los nuevos datos industriales de China a diciembre (PMI) muestran un sector de servicios debilitado que está creciendo a su menor ritmo en 17 meses, según informó Reuters; además de las tensiones geopolíticas derivadas de Corea del Norte y de la rotas relaciones entre Irán y Arabia Saudita.

 

Una verdadera guerra de divisas

El tamaño de la economía china y su enorme influencia sobre el comercio global hace que las devaluaciones recientes del yuan frente al dólar –y las perspectivas de que éstas continúen- cimbren al mercado de divisas y a la estabilidad de las economías, especialmente a las emergentes.

De allí que se espera que monedas emergentes también aceleren su depreciación en aras de mantener la competitividad de sus exportaciones y retener a los capitales; ante los riesgos de una desestabilización de sus sistemas financieros y de graves problemas fiscales.

La reacciones han sido inmediatas. El peso mexicano se deprecia 0.52 por ciento frente al dólar cotizando en 17.4306, el real brasileño pierde 0.39 por ciento y el rublo ruso 0.76 por ciento. Las monedas emergentes están tocando sus máximos históricos en reacción al movimiento cambiario chino.

Una de las preocupaciones de los bancos centrales del mundo, además del efecto dominó en el mercado de divisas, es que la agresiva política cambiaria china –de continuar- les llevaría a mantener políticas monetarias laxas a fin de contrarrestar la guerra comercial china y defender la recuperación de sus economías. 

A esta hora las principales bolsas también caen. El Dow Jones pierde 1.13 por ciento, el S&P500 cae 1.19 por ciento, el principal índice de la bolsa brasileña pierde 1.34 por ciento y la Bolsa Mexicana cae 0.47 por ciento.

 

MÁS INFORMACIÓN: China arranca mal el año y tira a las bolsas. Se contrae manufactura y deprecia el yuan. Nota de Arena Pública del 4 de enero, 2015

MÁS INFORMACIÓN: Nota de Bloomberg sobre la economía china y los mercados (en inglés). 6 diciembre 2015