Gobiernos y Finanzas Públicas

El nuevo avión presidencial: Lujos, a contrapelo de la escasez

En cuestión de días llegará a México el nuevo avión presidencial. Una moderna y lujosa aeronave cuyo arribo cuesta 7 mil 854 millones de pesos en un año incierto y difícil con fuertes recortes presupuestales

30-12-2015 18:24 Por : Arena Pública
El nuevo Dreamliner sustituirá al actual Boeing 757-225 que tiene más de 25 años de operación en vuelos internacionales, denominado TP-01 Presidente Juárez
El nuevo Dreamliner sustituirá al actual Boeing 757-225 que tiene más de 25 años de operación en vuelos internacionales, denominado TP-01 Presidente Juárez

Los recortes presupuestales no tocaron al moderno y lujoso avión que estrenará Enrique Peña Nieto en unos días más.

Pese a todas las previsiones económicas que señalan un 2016 complicado y difícil para el mundo y para México, la presidencia de la República estrenará un avión de 6 mil 979 millones de pesos. A ese monto hay que añadirle los 875 millones de pesos que costó la rehabilitación del Hangar Presidencial.

Son 7 mil 854 millones de pesos los que se destinarán del dinero público para que la presidencia de la República estrene una nueva aeronave, en medio de un año de recortes presupuestales, de reducción de programas y de plazas laborales; por los bajos precios del petróleo, las alzas en las tasas de interés y por un crecimiento esperado endeble.

El avión Boeing 787-8 Dreamliner –uno de los mas modernos del mundo- bautizado con el nombre de "José Ma. Morelos y Pavón", debió haber llegado el 18 de diciembre pasado al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Pero por retrasos en la rehabilitación del Hangar Presidencial se pospuso su llegada. Al momento la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) no ha dado una fecha exacta del arribo de la nueva aeronave, pero se prevé que este mismo 31 de diciembre, o los primeros días de enero, aterrice en su nuevo hogar.

Actualmente se encuentra en el aeropuerto Dallas Love Field, en Dallas, Texas, realizando pruebas de vuelo.

De acuerdo con la agenda presidencial, el presidente Peña Nieto estrenaría el nuevo avión en su próxima gira internacional prevista entre el 15 y 21 de enero de 2016, en la que visitará Suiza y varios países de Asia.

 

El costo de revertir la compra

La directora gerente del Fondo  Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, lo ha dicho claro: el año 2016 será de un crecimiento económico global "decepcionante".  

En México, los bajos precios del petróleo han obligado al gobierno federal a realizar recortes presupuestales. El mismo Luis Videgaray, secretario de Hacienda, aseguró en su momento que “la realidad nos exige que nos atrevamos a hacer una revisión completa de en qué estamos gastando los recursos”.  Sin embargo esta realidad no aplicó al nuevo avión presidencial.

En septiembre de este año, ante las críticas, el presidente Enrique Peña Nieto hizo pública su petición de analizar alternativas de vender el nuevo avión presidencial; sin embargo, al poco tiempo, se descartó esta posibilidad por los costos –se dijo- que esta decisión conllevaría.

Y se enumeraron una serie de costos implicados en una probable venta:

25 millones de dólares por reingeniería.
15 millones de dólares costaría al comprador reequiparlo de origen, pues ya fue modificado.
5 millones de dólares por asientos y estética interna.
500 mil dólares por volverse a pintar.

El nuevo Dreamliner sustituirá al actual Boeing 757-225 que tiene más de 25 años de operación en vuelos internacionales, denominado TP-01 Presidente Juárez.

 

La remodelación del hangar sólo para cinco años

Por el tamaño y las características del Boeing 787-8 Dreamliner –un avión de fuselaje ancho de 56.7 metros de largo, 60 metros de envergadura, 16.8 metros de alto y con un alcance de 15 mil kilómetros- se requirió remodelar el hangar presidencial en el AICM.

La remodelación y embellecimiento del hangar presidencial costó 875 millones de pesos, aunque esta “inversión” solo será para los siguientes cinco años ya que de acuerdo con los planes de la actual administración, se tiene contemplado construir otro Hangar Presidencial en el nuevo Aeropuerto Internacional de la ciudad de México que comenzaría operar tentativamente en el año 2020.

El rediseño del Hangar –que incluye dormitorios para quienes operarán el lugar y estacionamientos- fue realizado por la empresa Concretos y Obra Civil del Pacífico; una filial del Grupo Higa, el mismo que estuvo involucrado en el escandaloso caso de la ‘Casa Blanca’, propiedad de la esposa de Peña Nieto, y del financiamiento de la casa en Malinalco de Luis Videgaray, secretario de Hacienda.

 

MÁS INFORMACIÓN: Monto total para la compra del nuevo avión presidencial asignado en el presupuesto de Egresos de la Federación 2015. Presupuesto presentado y aprobado para la Secretaría de la Defensa Nacional.