Gobiernos y Finanzas Públicas

Pensiones le propinan un “knockout” a las finanzas estatales

Son 11 entidades estatales las que en 2015 ya no podrán pagar la nómina de las pensiones, según el análisis de HR Ratings

22-12-2015 21:07 Por : Arena Pública
HR Ratings afirma que “la reserva del Sistema de Pensiones del Estado de Chiapas se terminó en 2014
HR Ratings afirma que “la reserva del Sistema de Pensiones del Estado de Chiapas se terminó en 2014"

Es un mal de muchos años que ha ido consumiendo las finanzas de los estados y que ha llegado al punto de tener contra las cuerdas sus finanzas.

Tal es el caso de entidades como Chihuahua, Chiapas y Nuevo León, que tienen mayores presiones financieras al haber agotado sus reservas pensionarias.

De acuerdo con un reporte de la calificadora HR Ratings que abarcó 29 sistemas de pensiones estatales, en 2008, el total del pasivo contingente ascendía a 1.958 billones de pesos, cantidad que representa alrededor de 25.0% del Producto Interno Bruto (PIB).

Además, en 11 de las entidades federativas, el periodo de la suficiencia de la reserva actuarial era menor a siete años, es decir, las valuaciones actuariales situaban 2015 como el año en el cual los sistemas de pensiones no podrían pagar la nómina de las pensiones, es decir, “knockout”.

En el caso de Chihuahua, que cuenta con 41,482 trabajadores activos y 13,839 jubilados, el periodo de suficiencia se encuentra ya agotado, por lo que en 2015 el estado realizó aportaciones extraordinarias por 1,620 millones de pesos, y se prevé que en 2016 y 2017 realice aportaciones similares.

En Chiapas el panorama se vislumbra aún más desalentador, con 85,957 derechohabientes, de los cuales 25,077 son trabajadores activos y 6,269 pensionados, la entidad hizo aportaciones extraordinarias en 2012 por 300 millones de pesos y por 444 millones en 2014. Destaca HR Ratings que “la reserva del Sistema de Pensiones del Estado de Chiapas se terminó en 2014.”

Por si fuera poco, apenas tanto el gobernador Manuel Velasco como el Congreso local están en proceso de presentar una Reforma del Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Chiapas (ISSTECH) con el fin de evitar el impacto en las finanzas.

A su vez, en Nuevo León la población afiliada asciende a 45,072 trabajadores activos y 14,078 jubilados. El año de descapitalización para el pago de Jubilaciones bajo la Ley anterior fue 2014, lo que representó una contingencia para el Estado.

 

Implicaciones a corto plazo

Las implicaciones a corto plazo cuando una entidad se encuentra en un periodo de insuficiencia financiera en su sistema de pensiones, son de manera natural las siguientes:

1. Ajustar los Ingresos. La Entidad buscaría incrementar la recaudación a través de procesos de fiscalización más agresivos con el objetivo de ampliar su base de contribuyentes o gestionar mayores recursos de orden federal que le permitan cerrar la brecha Ingreso-Gasto derivada de estas erogaciones extraordinarias.

2. Ajustar los Egresos. Generalmente, los principales rubros de ajuste no son necesariamente los de tipo corriente, sino más bien los de Transferencias a Organismos y en particular la ejecución de Obra Pública. Estos ajustes, evidentemente, no se traducen en mayor bienestar social.

3. Endeudamiento. Si desea mantener los ritmos de erogaciones forzosamente recurrirá a financiamientos en general de largo plazo que incidiría de manera directa en las razones de servicio de deuda y en los Ingresos de Libre Disposición.

4. Reformas. Ya sean de tipo paramétricas, estructurales o mixtas que aligeren la presión, pero que aun así generarían presiones adicionales naturales producto de la negociación de la misma reforma con los agentes involucrados, por ejemplo, sindicatos.

Para dimensionar la presión que ejerce el gasto en seguridad social sobre las haciendas estatales, HR Ratings estima que en 2007, el pago de las aportaciones al fondo de pensiones equivale 30.0% del Ramo 33 para salud y 5.6% para educación de éste fondo. En cuanto a inversión productiva, representa 20.0% de todo el gasto en obra pública estatal para ese mismo año.

Únicamente en 11 casos los sistemas estatales tienen hasta después de 2025 para buscar alguna solución para ser viables.

 

La OCDE recomienda

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) realizó un estudio en el que analizó el sistema de pensiones mexicano  y presentó diversas propuestas para mejorarlo y garantizar su funcionamiento en el largo plazo, entre las que destacan:

* Implementar cambios paramétricos: aumentar las tasas de contribución; reducir la contribución compartida gubernamental para los trabajadores del sector público; disminuir el límite máximo salarial para los trabajadores del sector privado de 25 a 10 veces el salario mínimo; y disminuir la pensión a sobrevivientes.
* Incrementar la edad efectiva de retiro: relacionar la edad de jubilación obligatoria a los incrementos en la esperanza de vida; seguir restringiendo los esquemas de retiro anticipado.
* Evaluar los costos y beneficios de que los oferentes de rentas vitalicias sean subsidiarias separadas de su casa matriz.
* Promover la compra de rentas vitalicias como una protección frente al riesgo de longevidad.
* La confianza y comprensión del público en el sistema de pensiones pueden aumentar a través de: alinear mejor las pensiones del sector público con las del sector privado, mejorar la información proporcionada en los estados de cuenta de las AFORE; y organizar “Campañas de Comunicación Nacionales de Pensiones” bien diseñadas para promover el ahorro previsional y aumentar la educación financiera.

 

MÁS INFORMACIÓN: Estudios de la OCDE sobre los sistemas de Pensiones: México

MÁS INFORMACIÓN: Sistema de Pensiones Subnacionales. Reporte Sectorial 2015 HR Ratings. 18 Diciembre 2015