Economía y Sistema Financiero

El Banco de México sigue a la Reserva Federal y sube la tasa de interés

De no hacerlo “podría generar una depreciación adicional que fuera desordenada en la cotización de la moneda nacional y, así, afectar las expectativas inflacionarias y a la inflación misma”, se justifica el banco central

17-12-2015 16:50 Por : Arena Pública
El Banco de México anunció que incrementó a 3.25% su tasa de interés objetivo
El Banco de México anunció que incrementó a 3.25% su tasa de interés objetivo

La Junta de Gobierno del Banco de México decidió incrementar la tasa de interés de referencia en 25 puntos base.

Con esta decisión, la nueva tasa de interés interbancaria a un día se elevó de 3.00% a 3.25% “en respuesta principalmente al incremento de 25 puntos base en el rango objetivo para la tasa de referencia de la Reserva Federal de Estados Unidos”, dice el comunicado que hoy emitió el banco central.

Ayer la Reserva Federal de Estados Unidos (FED, por sus siglas en inglés) dio carpetazo a la crisis, después de siete años, al decidir un incremento de 25 puntos base en su tasa de referencia y dejó abierta la puerta para nuevas alzas graduales en los próximos meses.

Esta decisión de las autoridades monetarias estadounidenses, ampliamente esperada en los últimos meses por los inversionistas, colocó a los miembros de la Junta de Gobierno del banco central mexicano en la disyuntiva de seguir la decisión del FED o de mantener su tasa en 3%.

Pues bien, la Junta decidió seguir al FED estadounidense en el primer paso de su proceso de normalización monetaria. En otras palabras, el banco central mexicano decidió replicar internamente la decisión que ayer tomó la Reserva Federal, incluso por encima de los factores domésticos que apuntan a mantener el nivel de las tasas actuales.

En su comunicado, el Banco de México justifica su decisión de ajustar al alza la tasa de referencia en que, de no hacerlo, “podría generar una depreciación adicional que fuera desordenada en la cotización de la moneda nacional y, así, afectar las expectativas inflacionarias y a la inflación misma”.

Así, en la decisión se privilegió los riesgos de ajustes desordenados en los mercados financieros, los movimientos de flujos en los bonos externos y la volatilidad cambiaria, a la vez que se implica que la Junta consideró que el alza de 25 puntos base es marginal y con escaso impacto en el consumo y en la economía en su conjunto.

 

Los riegos en América Latina

Ya la semana pasada el Banco Central de Reserva del Perú subió su tasa de referencia en anticipación a la decisión del FED y dado que los precios internos se incrementaron a un nivel máximo de 3 años. Lo han hecho también los bancos centrales de Chile, Colombia y Brasil.

El riesgo que corren los bancos centrales de los países emergentes es que las tasas de interés de sus bonos locales no sean lo suficientemente atractivos como para retener los capitales extranjeros en sus mercados, provocando depreciaciones en las monedas locales frente al dólar.

Sin embargo el caso de México es distinto, el banco central mantuvo su tasa de referencia en 3.00% desde el 6 de junio de 2014 porque la inflación ha ido a la baja y de hecho registra la menor inflación histórica.

 

Mantener la tasa por factores internos

Si bien existía una opinión generalizada entre los analistas financieros de que el Banco de México seguiría al FED e incrementaría su tasa de referencia de 3.00% a 3.25%, el gobernador Agustín Carstens había señalado en diversas oportunidades recientes que la Junta no necesariamente seguiría en automático la decisión del FED.

Esto –para algunos- era una señal que la Junta de Gobierno podría decidir posponer el incremento en tasas –quizá para la siguiente decisión de alza del FED- dado el bajo nivel inflacionario y a la prácticamente nula salida de los capitales externos de los bonos de largo plazo mexicanos.

Y es que un incremento en la tasa de referencia podría comenzar a impactar las tasas crediticias en una economía que no ha logrado despegar su tasa de crecimiento más allá del 2.5% esperado para este año y para el siguiente.

Sin embargo la Junta decidió incrementar su tasa objetivo por primera vez desde 2008.

 

A FONDO: Anuncio de Política Monetaria. Comunicado del 17 de diciembre de 2015. Banco de México