Economía y Sistema Financiero

Salarios bajos en México, imán para reducir costos en autos compactos

GM, Fiat y Ford producirán sus automóviles de menor tamaño en México, reduciendo así los costos de producción debido al menor margen de ganancia que tienen las empresas en este tipo de vehículos

17-11-2015 15:19 Por : Arena Pública
En México al 2014 el salario de los trabajadores del sector automotriz se ubicó en 5.50 dólares por hora cuando en EU es de hasta 30 dólares por hora, reveló centro de investigación estadounidense.
En México al 2014 el salario de los trabajadores del sector automotriz se ubicó en 5.50 dólares por hora cuando en EU es de hasta 30 dólares por hora, reveló centro de investigación estadounidense.

La reducción de costos de producción de autos está empujando a las grandes automotrices a producir sus vehículos de menor tamaño y de menor margen de ganancia en México.

General Motors (GM), Fiat y Ford le apuestan a producir sus autos de menor tamaño y menores beneficios en México, donde los salarios son un tercio de lo que se paga en Estados Unidos (EU).

No es novedad que en México los salarios son mucho menores que en Estados Unidos. Aquí el promedio es de 5.50 dólares por hora, según datos a 2014, mientras que en el país vecino los sindicatos pelearon por remuneraciones de hasta 30 dólares por hora a los trabajadores con más de 8 años de servicio en GM, Ford y Fiat Chrysler.

Esta relación de prácticamente cinco a uno, según los datos proporcionados por el Centro de Investigación Automotriz en EU o Center for Automotive Research (CAR por sus siglas en inglés), aunado a la depreciación del peso mexicano frente al dólar; hace, entre otros factores, que las grandes automotrices volteen sus ojos a México; y más cuando se trata de producir autos pequeños.

A causa de esto, estas tres grandes empresas automotrices de Detroit, que buscan reducir también sus costos laborales, han visto en México el objetivo perfecto para sus autos más pequeños como el nuevo Chevrolet Cruze de General Motors, el sucesor del modelo Focus de Ford Motor y el reemplazo del todoterreno Jeep Compass de Fiat Chrysler Automobiles NV.

Y es que las ganancias por este tipo de vehículos se han ido reduciendo por lo que las automotrices están buscando reducir sus costos a cómo dé lugar. En cambio los vehículos todo terreno son los que se han llevado los mejores márgenes; de hasta 10 mil dólares por unidad.

Con éstos últimos las empresas prevén mantener su producción en la Unión Americana, donde este amplio margen permite pagar las remuneraciones más exigentes de EU.

Estos planes han sido reveladas por fuente cercanas a las compañías según información publicada por la agencia de noticias Reuters.

Ante este escenario, la consultora experta en el sector automotriz en EU, AutocarForecast Solution, estima que GM, Ford y Fiat producirán en conjunto el 45% de los autos pequeños para el mercado estadounidense, con fecha al 2020, considerando que en 2014 la tasa alcanzó el 18%.

La significativa diferencia de ensamblar en México y EU

Las diferencias son considerables, según el caso de dos plantas de GM, una en EU y otra en México.

Una planta ensambladora de GM en México, específicamente la de Cuautitlán en el Estado de México, tiene una diferencia de 700 dólares en el costo laboral de producción frente a la planta con el costo más bajo en EU, Orion TownShip, ubicada en el condado de Michigan.

La planta ubicada en Michigan, tiene los menores costos debido a un programa de ayuda para GM emprendido por el Gobierno estadounidense durante la crisis del 2009, según dijo el economista en jefe del Centro de Investigación Automotriz, Sean Mc Alinden.

Durante la crisis del 2008-2009, empresas como GM y Fiat Chrysler acordaron producir los vehículos de menor tamaño en EU por un periodo de tres años, debido a los planes de ayuda que lanzó el gobierno hacia éstas.

Sin embargo, con el término del plazo las gigantes automotrices buscan un centro de producción alternativo como México que les mejore su competitividad de costos.

En la Unión Americana este tema ha desatado polémica por el desplazamiento de fuentes de trabajo hacia México, que tuvo un mayor impacto con la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN), cuestión que podría emularse con la entrada en vigor del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP por sus siglas en inglés).

Pero la polémica proseguirá ahora con los nuevos acuerdos signados por EU y otros 11 gobiernos en el TPP a través del cual podrían traer a México autopartes y componentes desde los países socios y en especial de los asiáticos (Malasia, Japón, Vietnam, Brunéi).

De acuerdo a los lineamientos del TPP, se prevé que en cuanto este tratado entre en vigor -cuando sea aprobado por los poderes legislativo de los 12 países conformantes del acuerdo- una serie de artículos de todo tipo como componentes de metal, motores, herramientas, maquinaría podrán ingresar a México.

 

A FONDO: Consulta "Los grandes de Detroit aceleran planes para construir vehículos pequeños en México", publicada por Reuters el 16 de noviembre, 2015