Salud y Medio Ambiente

Contaminación: Causa de baja productividad, mala calidad de vida y muerte

“La gente ahora ha desarrollado cáncer con mucha facilidad y la mayor parte de las enfermedades vienen de afuera de lo que come uno, viene del lugar donde se trabaja, las cosas con las que más tiene contacto”, dice la Dra. Ruth de Celis, investigadora en inmunología y patología ambiental

10-09-2015 12:38 Por : Arena Pública
Foto: La imagen de la derecha es tomada desde la ciudad hacía Iztaccíhuatl un día festivo donde no hay tránsito, y la imagen de la izquierda fue tomada en día laboral.
Foto: La imagen de la derecha es tomada desde la ciudad hacía Iztaccíhuatl un día festivo donde no hay tránsito, y la imagen de la izquierda fue tomada en día laboral.

Los factores ambientales que producen cáncer es un asunto que está más cerca de lo que generalmente se piensa.

La contaminación ambiental, además de estar asociada al cáncer, puede provocar comportamientos agresivos en las personas, dice la Dra. Ruth de Celis, de la división de Inmunología y laboratorio de Patología Ambiental del Centro de Investigación Biomédica de Occidente del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)

"La falta de aire puede causar problemas de conducta serios, el cerebro necesita grandes cantidades de oxigeno… casi todo se va a la circulación y luego al cerebro  que son los que más jalan energía y aire, si tú le estás dando aire pobre o muy contaminado el cerebro no va a funcionar adecuadamente”.

Estos cuadros desencadenan problemas de estrés laboral, desesperación, fatiga, cansancio y bajo rendimiento en actividades laborales. “Hay gente que trabaja en una oficina sin una ventana, se presenta una situación tensionante y ya se quieren matar”. Porque el ser humano responde a la falta de oxígeno, al color de las paredes y al calor, sin saber porque está así", señala la experta.

Mejorar la calidad del aire es una de las decisiones preventivas prioritarias de las políticas ambientales que inciden en la salud de la población; sin embargo poco han hecho los gobiernos federal y locales en este renglón. 

El costo de las enfermedades y los decesos relacionados a la contaminación ambiental es elevado. Según escenarios calculados por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) el número de decesos atribuídos a la contaminación del aire es de 5 mil 65, mientras que las consultas ascienden a 819 mil.

Los costos económicos asociados a la contaminación ascienden a 4 mil 124 millones de pesos al año, de los que 728 millones se contabilizan como gastos en salud y 3 mil 396 millones de pesos por pérdidas en productividad.

En el escenario construído por el IMCO una tercera parte de estas cifras corresponde a la zona metropolitana del Valle de México.

 

¿Cómo se puede desarrollar típicamente cáncer por causa de la contaminación?

“La gente ahora ha desarrollado cáncer con mucha facilidad y la mayor parte de las enfermedades vienen de afuera de lo que se come, del lugar donde se trabaja, de las cosas con las que más contacto se tiene” señala la doctora en oncología ambiental.

Dice que la forma más típica de adquirir una enfermedad es estar en contacto con agentes externos contaminantes, y señala ejemplos. Antes de la restricción para que no se fumara en los establecimientos, hubo un grupo de casos donde meseros que no fumaban desarrollaron cáncer de pulmón, por el humo que estuvieron inhalando como fumadores pasivos en su trabajo.

También hay otras personas que trabajan en la vía pública como agentes de tránsito e incluso los ciclistas pueden desarrollar cáncer de pulmón. 

Programas mal diseñados

“Estoy de acuerdo en que hagan ciclopistas; en lo que no estoy de acuerdo es que las hagan sobre vías rápidas,” dice expresando su preocupación la especialista en cáncer por factores ambientales. Y es que -explica- cuando se hace ejercicio se inhala más volumen de aire y este aire está muy contaminado.

¿Y con respecto al caso de los gimnasios al aire libre?   

La doctora expresa su impotencia por la forma cómo se están planeando los lugares de esparcimiento en las ciudades, puesto que algunos de éstos están instalados en zonas donde hay muy pocos árboles y cerca de vías con una gran cantidad de vehículos que emiten desechos de hidrocarburos. "¡Francamente la gente no tiene como defenderse del gobierno!"

Fotos: Gimnasios al aire libre junto a vías donde transitan miles de vehículos a diario

Las consultas más comunes  

De Celis reseña las 5 razones principales de consulta médica: infecciones gastro-intestinales que también está asociada a la contaminación, diabetes mellitus, infecciones de vías respiratorias altas, hipertensión y problemas vasculares.

Al mismo nivel están los problemas cardiacos, agregando que la gente se infarta como consecuencia del estrés en el que vive y por su mala alimentación. “Si entre todos cambiáramos un poquito el ambiente la gente fuera más tolerante”. Incluso menciona acciones preventivas básicas como optimizar el ambiente con oficinas con cierto tipo de vegetación que absorban el dióxido de carbono. 

En un ambiente contaminado muchas personas se inmuno-deprimen -explica- y las visitas al médico son constantes; se debe entonces a una deficiente respuesta inmune lo que puede desarrollar tumores.

Explica la Dra. De Celis que en las primeras etapas del cáncer el sistema inmunológico puede regular su avance. Éste se puede contrarrestar con “imunopotenciadores”, por ejemplo como la miel, la canela, el ajo, las acelgas, entre otros alimentos, que pueden ayudar a prevenir el desarrollo de células cancerígenas.

 

¿Qué será de nosotros de aquí al 2020 en las grandes ciudades?

Tal como escenas de películas del futuro se pueden ver personas con máscaras de oxígeno por causa de la contaminación ambiental.

Si se voltean a ver las cifras, según los escenarios calculados por el IMCO, si para este sexenio (2012-2018) no se toman las medidas adecuadas para mejorar la calidad del aire, los efectos en salud sumarían 37 mil 488 muertes prematuras, 103 mil 629 hospitalizaciones y 6 millones 59 mil 118 consultas. Y claro, una pérdida económica por más de 20 mil mdp. 

En el panorama mundial, la OMS estima que la contaminación del aire es responsable del 1.4 % de todas las muertes prematuras a nivel mundial y del 0.8% de los años de vida perdidos con gozo de plena salud (WHO, 2002).

Con respecto a la carga regional de enfermedades debidas a la contaminación del aire, la misma OMS establece que más de 2 millones de muertes prematuras al año son atribuidas a la contaminación del aire exterior urbano y a la contaminación del aire intramuros por la combustión de biomasa, y más de la mitad de esta carga corresponde a poblaciones de países en vías de desarrollo.

Con todo este contexto, la Dra. Ruth oncóloga biomédica responde: “La gente se va adaptando, el problema es que su calidad de vida va decreciendo, tú por ejemplo ves en áreas más naturales personas de 90 años pensantes y caminando, sin problemas en las articulaciones”

Y la gente de la ciudad de 47 años ¡les duele todo! e incluso jóvenes. La probabilidad de vida es menor.

La baja productividad y la mala calidad de vida son señales de que la situación ha empeorado y que se ha convertido en el 'otro cáncer' pero de la economía del país.  

Una situación que podría detenerse y revertirse con políticas ambientales y urbanas preventivas en torno a la calidad de vida de la población.