Economía y Sistema Financiero

China acusa a un periodista de estar detrás de su reciente desplome bursátil

31-08-2015 14:35

Un periodista y 4 ejecutivos han sido detenidos por crear falsos rumores en torno a la Bolsa china

El periodista de negocios, Wan Xiaolu, ha sido acusado de “la fabricación y difusión de información falsa en valores y futuros del mercado Agrandar
El periodista de negocios, Wan Xiaolu, ha sido acusado de “la fabricación y difusión de información falsa en valores y futuros del mercado".

China ofrece a los posibles culpables de su caída accionaria reciente.

Wang Xiaolu, es el reportero de negocios para la prestigiosa revista económica, Caijing que ha dado la vuelta en los programas de televisión en China para confesar haber difundido información falsa en torno a las bolsa de valores en Pekín, señaló la agencia de noticias local Xinhua.

Este testimonio se da en un escenario donde el Gobierno en China hizo público la semana pasada, que buscaría a los responsables por la desestabilización en los mercados accionarios locales. Luego de anunciar que abandonaría la compra masiva de acciones,que hasta el momento le ha costado alrededor de 200 mil millones de dólares, tan sólo en los últimos 2 meses, de acuerdo al diario inglés Financial Times.

Ante la pesquisa emprendida por el gobierno chino, en que anunció el arresto del periodista de Caijing, y de 4 ejecutivos de Citic Securities, la mayor agencia que ofrece banca de inversión en el país asiático. Éstos últimos admitieron realizar operaciones con información privilegiada.

Las acciones de los ejecutivos, se dieron a través de forjar sellos oficiales y haciendo uso de su posición para impulsar el precio de las acciones de una sociedad cotizada, a cambio de varios millones de yuanes en sobornos, destacó la agencia de noticias Reuters.

Mientras, tanto Xiaolu ha sido acusado de "complicidad con los demás y la fabricación y difusión de información falsa en valores y futuros del mercado", tras haber publicado un artículo el pasado 20 de julio con información “altamente sensible”.

Esta es una parte de lo publicado por el periodista:
“Por ahora, ya que el mercado se estabilice, la actual ronda de caída de la bolsa va a disminuir gradualmente, se espera que para que pase de modo de crisis al modo normal. La amarga experiencia, los grandes fondos de rescate en el mercado será la salida cómo armónico y ordenado ¿Cómo hacer una política de rescate temporales regrese gradualmente a la normalidad?”

El reportero de Caijing fue acusado de afirmar que los reguladores del sector estudiaban la posibilidad de una salida del mercado de los fondos públicos.

Ahora él ha expresado en televisión haber escrito basado en  "rumores y sus propias conjeturas subjetivas (que han ) infligido enormes pérdidas en el país y los inversionistas".

Con estas detenciones China ha buscado dar así una respuesta a los fuertes desplomes bursátiles de los últimos meses.

Desde a mediados de junio se ha caído un 40% por el temor en la desaceleración de la economía asiática y la inesperada devaluación de la moneda local, el yuang.

Cabe señalar que las penas en China son de hasta 3 años en prisión para quien difunda rumores cuando esa información se comparten más de 500 veces o reciben más de 5.000 visitas en Internet, según informó el periódico español El Mundo.

Sin embargo, no deja de causar suspicacia estas detenciones, en las cuales algunos activistas de derechos humanos así como organizaciones no gubernamentales de defensa a los periodistas, no descartan se trate de una forma de exhibir a los oponentes del Gobierno en China.

El director de la organización Reporteros sin Fronteras, Christophe Deloire, publicó en su sitio web: “Lo que sugiere que un periodista de negocios fue el responsable de la espectacular caída de los precios de las acciones es una negación de la realidad".

Ello, debido a que ha habido otros periodistas encarcelados, tal como el caso de Go Yun, quien fue procesado por filtrar un documento interno del Partido Comunista local o Charles Xue, un bloguero y capitalista de riesgo acusado de “difamación”y quien purgó 3 años en la cárcel.

Y el confesar en televisión abierta, la causa por la que se les ha juzgado, se ha convertido en una práctica reiterada. “Éstas se están utilizando cada vez más en contra de los críticos del gobierno incluyendo activistas de derechos humanos, periodistas y abogados”, comentó Eva Pils, un experto en la ley china del King College de Londres, Inglaterra.

Comentar