Tecnologías y Educación

Impresoras 3D también pueden hacer medicamentos; Estados Unidos aprueba el primero de ellos

05-08-2015 10:40

La FDA da el visto bueno al método de fabricación de estas nuevas pastillas.

SPRITAM es el primer medicamento creado en una impresora 3D en ser aprobado; saldrá a la venta en EUA a principios de 2016. Agrandar
SPRITAM es el primer medicamento creado en una impresora 3D en ser aprobado; saldrá a la venta en EUA a principios de 2016.

La tecnología emergente de las impresoras 3D ha demostrado su versatilidad y aplicación en distintos mercados; sin embargo, uno de los más beneficiados ha sido el de la medicina, con la producción de órganos o prótesis de bajo costo y, ahora, con la fabricación de medicamentos.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) ha aprobado por primera vez una medicina vía oral creada con está tecnología. 

Se trata de un medicamento para controlar la epilepsia llamado Spritam, el cual es producido por la farmacéutica Aprecia. De acuerdo con la compañía, la fabricación de estas pastillas funciona de forma idéntica a los modelos tradicionales, ya que utiliza una serie de capas con los componentes que van conformando éstas. Incluso aseguran que, debido a su composición, el medicamento se disuelve de forma mucho más rápida que las píldoras convencionales, lo cual facilita el ingerir pastillas más grandes.

Por otra parte, la farmacéutica también afirma que gracias a esta forma de producción, será posible ajustar las dosis con pastillas de mayor o menor tamaño según el paciente: o sea, medicamentos personalizados.

Mientras que las impresoras 3D aún están en búsqueda de un mercado, este nuevo medicamento podría abrir las puertas de esta tecnología hacia el ámbito farmacéutico y quizá posteriormente a la aprobación de huesos y demás partes del cuerpo impresos.

Más información en: Aprecia

Comentar