Gobiernos y Finanzas Públicas

México sofocado ante las exigencias de la competencia petrolera global

La liberación a medias del petróleo -como México en la Ronda Uno, con estándares de 40% de participación mínima del Estado- no son suficientes para atraer el capital extranjero, dice The Economist

17-07-2015 14:08 Por : Arena Pública
Los países latinoamericanos buscan abrazar una dosis de sector privado, vislumbrando un campo petrolero más eficiente y atractivo.
Los países latinoamericanos buscan abrazar una dosis de sector privado, vislumbrando un campo petrolero más eficiente y atractivo.

Los países de América Latina deben demostrar que están jugando con las reglas de un mercado petrolero moderno, abierto, en lugar de uno espinoso.

Si México se decide a jugar con las reglas de un mercado moderno, entonces deben estar contados los días de la caída de su producción y la industria petrolera en la región tendrá un mejor modelo a seguir, según The Economist.

La caída de precios del crudo ha hecho estragos en los planes regionales de inversión. Los países latinoamericanos buscan abrazar una dosis de sector privado, vislumbrando un campo petrolero más eficiente y atractivo. Con mayor escasez de capital la competencia por la inversión extranjera en la industria petrolera se ha incrementado.

En México, con la Ronda Uno, se había esperado que sus primeras licitaciones de bloques de exploración de aguas poco profundas en el Golfo de México, fuera lanzada con éxito a la modernización de su industria energética. Sin embargo, consideran analistas, los resultados estuvieron muy por debajo de las expectativas del gobierno; subrayando cómo el residual nacionalismo de los recursos sigue afectando a la industria petrolera latinoamericana.

La subasta de México se produce en un momento en que otros países -incluso de América Latina, como Venezuela- están reconsiderando su hostilidad a las empresas petroleras extranjeras.

Pemex ha reducido su gasto de capital en 4 mil millones de dólares, alrededor de 12%, este año; cifras que para los próximos cuatro años están sujetas "a revisión". Por tanto, indican especialistas, México necesita desesperadamente tapar ese déficit para sostener la producción de petróleo.

Petrobras, el gigante estatal de Brasil, anunció el mes pasado que recortaría sus gastos de capital en más de un tercio en los próximos cinco años, a 130 mil millones de dólares. A su vez la inversión de este año en Colombia en la industria petrolera de mediana capitalización, será la mitad del nivel del año pasado dice Wood Mackenzie, una firma de asesoría energética.

Los recortes, indica The Economist, sólo exacerbará el estancamiento de la región en la producción de petróleo. Colombia dejará de bombear barriles en este año. Continuando con una racha de diez años la producción de México, que fue golpeada recientemente por dos incendios en la Sonda de Campeche, ha caído a 2.27 millones de barriles este año, muy por debajo de las proyecciones del gobierno al comienzo del año.

Venezuela, el mayor productor, también está produciendo sustancialmente menos de lo que se había previsto originalmente.

Cuando Petrobras descubrió enormes reservas de petróleo en las profundidades del Océano Atlántico en 2007, el gobierno de Brasil pensó que el país se convertiría en uno de los cinco mayores productores de petróleo del mundo. Pero los esfuerzos para mantener la ventaja de local de Petrobras -como la exigencia de mantener una participación mínima del 30% y servir como operador principal de los descubrimientos- han ahuyentado a muchos socios extranjeros.

En los países de América Latina, de acuerdo a The Economist, la liberación a medias del petróleo no es suficiente para atraer capitales extranjeros.

 

A FONDO: The good oil boys club por The Economist