Economía y Sistema Financiero

Grecia debe decirle no a la ‘troika’: Paul Krugman

29-06-2015 14:20

El premio Nobel de Economía pide votar NO al referéndum en Atenas en torno a medidas sugeridas por la UE

“De apegarse al ultimátum de la troika representaría el abandono definitivo de cualquier pretensión de independencia griega”, sentenció el premio Nobel de Economía, Paul Krugman. Agrandar
“De apegarse al ultimátum de la troika representaría el abandono definitivo de cualquier pretensión de independencia griega”, sentenció el premio Nobel de Economía, Paul Krugman.

Grecia tiene la opción de negarse a las medidas o planes que propone la ‘troika’. De aceptar más medidas de austeridad, Atenas podría acercarse a un “callejón sin salida” y dar por perdida su independencia frente a los europeos, señaló hoy el premio Nobel de Economía , Paul Krugman.

“De apegarse al ultimátum de la troika representaría el abandono definitivo de cualquier pretensión de independencia griega”, sentenció el economista.

El profesor de Economía en la Universidad de Princeton, en su columna, presentada en el diario estadounidense New York Times, señaló que Grecia debería decir no en el referéndum que se aplicará a la población helénica el próximo 5 de julio, en el cual se definirá si se aceptan o rechazan las medidas propuestas por la ‘troika’ -Comisión Europea (CE), el Fondo Monetario Internacional (FMI), y el Banco Central Europeo (BCE)- para otorgar más ayuda financiera al país mediterráneo.

Krugman comentó, que el plan que han puesto sobre la mesa los acreedores europeos parece inaceptable, al considerar que las soluciones macroeconómicas impuestas en el pasado no han dado de sí, como muestra, ”Grecia  está peor que nunca”, debido a la inviabilidad de aplicar ‘arreglos’ a un país cuya moneda no puede devaluarse, como hubiese aplicado en cualquier otro país en crisis, dígase el caso de Islandia, Canadá entre otros, destacó.

Además, -señaló- que los acreedores europeos, muy probable, propondrán mayores medidas de austeridad, disposiciones que se han aplicado desde el 2010 sin presentar cambios significativos. 

Alexis Tsipras, desde su candidatura para el cargo de primer ministro en el país helénico, se propuso no aceptar más medidas de austeridad, apegándose a ello, el premio Nobel instó al griego mantenerse en dicha postura; aún cuando sus predecesores aceptaron los términos de la Unión Europea luego del inicio de la crisis en el 2010. 

Ante el anuncio de Tsipras del cierre de bancos a nivel local y un control de capitales impuestos -limitar las transacciones bancarias, retiro de efectivo en cajeros automáticos de solo 60 euros diarios por habitante-, Krugman consideró que ya no podría darse mayor daño y más bien el país griego “debe estar listo si es necesario a abandonar el euro”. 

El economista estadounidense concluye diciendo, que de someterse a tal arreglo con los europeos, sólo dará paso a que Grecia se enfrente a otros ciclo de austeridad y “una depresión sin ninguna pista de tener término”.

 

A FONDO: Consulta el artículo “Grecia al borde” de Paul Krugman, presentado hoy en el New York Times.

Comentar