Economía y Sistema Financiero

México avanza con paso lento e inseguro: El País

29-06-2015 11:19

La educación como medida para combatir la desigualdad está relegada a un segundo plano.

Peña Nieto tiene mucho de qué preocuparse Agrandar
Peña Nieto tiene mucho de qué preocuparse

México no avanza de la manera en que todos quisiéramos, peor aún, no avanza como debería avanzar. No sólo lo vemos nosotros. Al otro lado del charco también se comenta.

En su editorial del sábado, el diario español El País, comentó que México en las últimas dos décadas ha crecido en promedio 2.4% anual. Una cifra por demás alarmante, además de la poca productividad

La economía informal y la distribución de la riqueza son dos de los factores que la administración del presidente Enrique Peña Nieto no ha logrado revertir, al contrario, parece acelerarlo, lo cual incentiva más la desigualdad y el paso lento de nuestro país.

El “Pacto por México”, lejos de traer la prosperidad con la que se anunció, se ha visto agotado y sobrepasado, las muestras de desconfianza de la gente y del poco consumo de las familias mexicanas son la muestra de ello.

Si algo se debe reconocer es que la macroeconomía mexicana no ha sufrido desequilibrios importantes y la inflación se ha mantenido por debajo del 3%, sin embargo, la renta petrolera parece ser un grillete para la economía mexicana.

En realidad, la baja en los precios del petróleo suponen un obstáculo a la reforma energética que busca acabar con el monopolio de la paraestatal y esto acentúa más la dependencia de nuestro país de la renta de los hidrocarburos, lo que supone la dificultad de nuestro país para crecer de forma más rápida.

La dependencia del petróleo es desfavorable para México, no precisamente porque no le compren sino porque el comprador asiduo es Estados Unidos, y se ha visto una baja significativa en la compra de crudo por parte del vecino del norte, lo que significa que la política que adopte Estados Unidos en los meses venideros respecto al crudo determinará una parte de nuestra economía y crecimiento.

Todo esto quiere decir que México está en un serio problema. No sólo no crece. No funciona y no avanza, y todas aquellas políticas que necesita para reducir la desigualdad, la cual tiene cifras claras (53 millones de personas en situación de pobreza) no figuran en la agenda política. De esta forma, México no tiene razones para estar contento ni para tiene razones para moverse.

 

Comentar