Tecnologías y Educación

Apenas un tercio de la inversión en ciencia y tecnología proviene de las empresas: Conacyt

O nos ponemos las pilas en términos de desarrollar nuestras capacidades propias de innovación y desarrollo tecnológico, o las empresas perderán competitividad, advierte Enrique Cabrero, director del Conacyt

21-06-2015 21:50 Por : Arena Pública
El objetivo del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto es llevar la inversión en ciencia y tecnología al 1% del PIB hacia 2018, desde el 0.43% que se tuvo en 2012
El objetivo del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto es llevar la inversión en ciencia y tecnología al 1% del PIB hacia 2018, desde el 0.43% que se tuvo en 2012

Solo una tercera parte de la inversión anual en ciencia y tecnología proviene del sector privado, mientras que en los países que más invierten, el 70% viene del sector privado, dice Enrique Cabrero, director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt)

“Hay que hacer una reconversión en esto”, advierte Cabrero en entrevista. “Es el momento de darnos cuenta de que los países ‘seguidores’, compradores de tecnología, perderán competitividad; porque ésta está basada en el costo de la mano de obra”.

“O nos ponemos las pilas en términos de desarrollar nuestras capacidades propias de innovación y desarrollo tecnológico, o las empresas perderán competitividad”, insiste el director del Conacyt, a la vez que desafía a los empresarios a “revalorizar la investigación y el desarrollo tecnológico” en el país.

Uno de los datos que recuerda Cabrero Mendoza y que revelan esta realidad es el número de patentes que se registran anualmente en el país.

Mientras que en Estados Unidos el número de patentes registradas alcanzan las 400 mil, en México éstas son de 14 mil y solo el 8% son patentes de mexicanos.

Cabrero recuerda que México, en términos generales, es un país maquilador; “ése es el drama”.  “Somos el país que más pantallas produce en el mundo, pero no tenemos el know-how de la tecnología de la producción de pantallas”.

Sin embargo el doctor en ciencias de la Gestión y ex director del Centro de Investigación y Docencia Económicas, CIDE, es optimista sobre una mayor relación entre empresas, academia y gobierno en el futuro.

“Esto les ha preocupado cada vez más a los grupos empresariales en México y diría que Concamin, Coparmex, Canacintra y el CCE están trabajando muy de cerca con Conacyt para desarrollar planes de capacidades innovadoras en la empresa y esto también permitirá más inversiones desde el sector privado”.

“México muy rápido se está dando cuenta que tiene que haber vinculación entre el sector privado y el académico para formar ecosistemas tecnológicos”.

El director del Conacyt no oculta la realidad de universidades y centros de investigación del país aún sumidas en inercias que no les permite adaptarse a las necesidades que demanda el mercado.

“Lo que sí ha fallado en México es que no tenemos un sistema que se esté ajustando a las nuevas realidades” y que modifique estas inercias.

Sin embargo Cabrero cree que es posible que México dé un brinco muy significativo en materia de desarrollo de ciencia y tecnología en las próximas dos décadas, dado que la inversión en economía del conocimiento es un “atajo” para alcanzar los objetivos del desarrollo.

El objetivo del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto es llevar la inversión en ciencia y tecnología al 1% del PIB hacia 2018, desde el 0.43% que se tuvo en 2012; un nivel que actualmente tienen países como Brasil, España o Chile que están despegando en la economía del conocimiento.

 

MÁS INFORMACIÓN: Lee el texto completo de la entrevista con el Dr. Enrique Cabrero