Economía y Sistema Financiero

Las mujeres pierden terreno en el mercado laboral mexicano

20-04-2015 14:40

Sólo en Grecia y Turquía hay menos mujeres trabajando, dentro de los países de la OCDE.

En  México el la tasa de mujeres con un empleo remunerado se ubicó en 43.8% al cierre de 2014. Agrandar
En México el la tasa de mujeres con un empleo remunerado se ubicó en 43.8% al cierre de 2014.

Si las mujeres ya tenían una pequeña tajada del mercado laboral en México, su poca participación en la economía remunerada se recrudeció en este último año.

De acuerdo con datos de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), la tasa de ocupación femenina al cierre de 2014 en México llegó al 43.8%, cuando un año antes se ubicaba en 45.3%.

Esto quiere decir que la ocupación laboral de las mujeres en el país se redujo en 3.3%. 

Entre los 34 países miembros de la OCDE ésta fue la mayor caída. Sólo en Canadá, Australia, y Finlandia se registró una contracción de la participación femenina en el mercado laboral, pero en estos países fueron de apenas de entre 0.1% y 0.3%.

México ya venía del sótano. Actualmente el país tiene una de las más bajas tasas de ocupación laboral femenina en la OCDE, sólo detrás de Turquía con un 29.8% y Grecia con 41.7%.

Como informó Arena Pública el 30 de marzo pasado, de acuerdo al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) esta exclusión de las mujeres le cuesta a México 3.4% de su Producto Interno Bruto (PIB); ya que en el país sólo 4 de cada 10 mujeres en el país cuenta con una plaza laboral remunerada.

Según el “Reporte sobre la discriminación en México” del 2012, realizado por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) y el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), el problema al que se enfrentan las mujeres en el terreno laboral mexicano radica en un sesgo en la aplicación de leyes laborales.

De acuerdo con el documento, el déficit de representación y la aplicación de las leyes en materia laboral constituyen un terreno fértil para la desigualdad y contribuyen a asegurar la continuidad del cierre de oportunidades para las mujeres. 

Otra circunstancia que contribuye exclusión laboral obedece a que las mujeres no cuentan con guarderías para el cuidado de sus hijos, lo que propicia el abandono de la plaza de trabajo al no encontrar cuidado de los hijos; una desventaja a la que los varones no se enfrentan.

Ante este escenario en 2014 la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) y el Conapred firmaron el Convenio de Colaboración para el Desarrollo de Acciones en Materia de Igualdad Laboral y no Discriminación, cuyo objetivo es impulsar la equidad laboral y la inserción de este sector en al área laboral.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la tasa de informalidad laboral (personas en la formalidad sin prestaciones ni derechos laborales o del todo fuera del sector formal) es significativa más entre los las mujeres que entre los hombres: 57.2% de la población ocupada contra 49.5%.

 

A FONDO: Consulta el “Reporte sobre la discriminación en México” elaborado por el CIDE y la Conapred.

MÁS INFORMACIÓN: Las mexicanas prefieren ser amas de casa. Nota de Arena Pública del 30 de marzo del 2015.

Comentar