Gobiernos y Finanzas Públicas

2016 apretará tan fuerte que habrá despidos en gobierno

26-03-2015 08:58

“Tenemos que redimensionar el tamaño del gobierno acorde a nuestra nueva realidad", aseguró SHCP.

El gobierno federal elaborará un presupuesto base cero para 2016. Agrandar
El gobierno federal elaborará un presupuesto base cero para 2016.

El próximo año el gobierno federal despedirá a algunos de sus trabajadores, no ha dicho a cuantos, no ha dicho a quienes, pero ya advirtió que lo hará.

“Tenemos que redimensionar el tamaño del gobierno acorde a nuestra nueva realidad. Esto va en la línea con tener un gobierno austero, que se apriete el cinturón, que tenga las mínimas plazas indispensables para operar de manera eficiente," declaró ante la prensa el subsecretario de egresos de la Secretaría de Hacienda, Fernando Galindo.

Actualmente los tres niveles de gobierno ocupan aproximadamente a 2.3 millones de personas. Las plazas que oferta el gobierno son de las más codiciadas puesto que aún conservan una serie de prestaciones y beneficios que ya no se ofrecen en la iniciativa privada.

Las finanzas públicas del país dependen en una tercera parte de la renta petrolera. El próximo año el presupuesto público se verá severamente afectado por la debilidad de los precios del hirocarburo, hoy cotizadas en menos de 50 dólares por barril, un nivel del que se prevé no se recuperará en el corto plazo.

El análisis de la Situación México de Bancomer estima que —si el precio internacional del petróleo no se recupera— en 2016 el presupuesto público tendrá un faltante de 219 mil millones de dólares resultado de una menor ganancia de las exportaciones petroleras.

Anticipándose a la situación el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, anunció ya que en colaboración con la OCDE México comenzará un riguroso análisis de los ingresos y gastos para elaborar un presupuesto base cero, mediante el cual reestructurarán los egresos para desechar programas que no reditúan al desarrollo de la economía.

Aunque un recorte de personal quitaría presión a las finanzas públicas, en un primer momento significará también una fuerte erogación de recursos si se toman en cuenta las liquidaciones que se deberán pagar, así como una afectación a la economía dependiendo de la magnitud del recorte.

El economista Jonathan Heath ha sido enfático en señalar que el gobierno federal contará con un tiempo muy limitado para hacer un análisis riguroso respecto a lo que es eficiente y no dentro del presupuesto con base en el cual se pueda edificar un presupuesto base cero.

 

OPINIÓN: 5 preguntas sobre el presupuesto para 2016. Columna de Samuel García del 25 de marzo del 2015.

OPINIÓN: La necesidad de base cero. Blog de Jonathan Heath del 25 de marzo del 2015.

Comentar