Gobiernos y Finanzas Públicas

BCE arranca compra de deuda

09-03-2015 14:24

El éxito de la flexibilización cuantitativa no está garantizado, sostiene el ex secretario de Tesoro de EU.

El presidente del Banco Central, Mario Draghi, confía en que la compra de deuda devuelva a la tasa de interés a su objetivo de equilibrio. Agrandar
El presidente del Banco Central, Mario Draghi, confía en que la compra de deuda devuelva a la tasa de interés a su objetivo de equilibrio.

El Banco Central Europeo comenzó un programa de compra de deuda gubernamental por 1.4 billones de euros —60 mil millones de euros cada mes— que en un primer momento se ha previsto hasta septiembre del 2016, anunció el organismo a través de su cuenta de twitter oficial.

El programa de flexibilización cuantitativa (QE, por sus siglas en inglés) busca frenar la reducción de la tasa inflacionaria en la zona euro —en riesgo de deflación— que cayó a una tasa negativa de 0.3% en febrero pasado.

Al anunciar la fecha del inicio del programa el jueves pasado, el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, precisó que el programa de flexibilización se mantendrá hasta que la inflación regrese a su tasa objetivo de equilibrio cercana al 2%.

De acuerdo con el economista Larry Summers, ex secretario del Tesoro de Estados Unidos, no está garantizado el éxito de un programa de flexibilización como el que hoy arranca la zona euro.

Para el economista será difícil que una economía en las condiciones en que se encuentra la europea alcance la tasa de equilibrio porque la política monetaria está restringida por dos factores: las tasas de interés cercanas a cero o negativas y la inflación cercana a cero o con una clara tendencia deflacionaria.

Para que una economía en esas condiciones regresará a la tasa de crecimiento normal necesitaría tumbar la tasa de interés actual a su nivel de equilibrio, que sería negativo, explica el economista, quien advierte que bajo las condiciones monetarias actuales y de inflación ello se vuelve una tarea en extremo difícil.

De ahí que Summers ha señalado que estas economías sufrirán una larga etapa de estancamiento secular.

El programa de flexibilización del banco central europeo establece que sólo se podrán adquirir bonos en el mercado secundario —deuda ya emitida— con vencimientos de dos a 30 años y con una rentabilidad igual a la ofertada por la facilidad de depósito de la institución que actualmente se ubica en -0.20%.

Ademas de los bonos soberanos, el banco central europeo podrán adquirir deuda emitida por organizaciones supranacionales: fondos de rescate tanto de la Unión Europea como del Banco Europeo de Inversiones y de bancos multilaterales de desarrollo como el Instituto de Crédito Oficial.

La caída sostenida de precios en el tiempo, proceso conocido como deflación, es un peligro latente para la zona euro, de acuerdo con analistas del mercado, pues es un signo de que la población no consume aún y con precios bajos.

 

MÁS INFORMACIÓN: El lunes el Banco Central Europeo comenzará su programa de impulso económico. Nota de Arena Pública del 5 de marzo del 2015.

OPINIÓN: Los banqueros centrales reaccionan al “estancamiento secular.” Blog de José Miguel Moreno del 9 de febrero del 2015.

Comentar