Economía y Sistema Financiero

Sin brújula clara el sistema de competencias laborales en México: BID

El Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales de la SEP debe ser repensado.

05-03-2015 08:37 Por : Arena Pública
En el Registro Nacional de Estándares de Competencias, ignorado por las industrias, se establecen criterios básicos de competencias laborales para panaderos, choferes, personal de limpieza y masajistas.
En el Registro Nacional de Estándares de Competencias, ignorado por las industrias, se establecen criterios básicos de competencias laborales para panaderos, choferes, personal de limpieza y masajistas.

El Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales (Conocer) ha fallado en asumir un rol de relevancia y liderazgo en el sector productivo mexicano, determinó el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en su estudio “Construyendo un sistema de aprendizaje a lo largo de la vida en México”.

Esta entidad dependiente de la Secretaría de Educación Pública (SEP) —dijo el BID— debe ser reformulada por la administración de Enrique Peña Nieto si es que se quieren lograr altos estándares de competencia de los trabajadores mexicanos.

Creado en 2005, el Conocer es la entidad encargada del Sistema Nacional de Competencias (SNC). El SNC busca establecer estándares mínimos de competencias laborales en México (qué deben saber y cómo hacer su trabajo las personas), en varias ramas de la economía, para el uso mismo de los empleadores y la certificación de sus trabajadores.

Su misión es el fortalecimiento del capital humano del país, el incremento de la productividad, movilidad laboral y nivel de los trabajadores, así como el beneficio de las empresas, y la alineación entre la oferta educativa con los sectores productivos.

Según el BID, en diez años no lo ha logrado a cabalidad debido a que no ha reflejado las demandas del sector productivo.

Brújula perdida pero con panaderos certificados

Una prueba de esto es que sólo el 35% de los estándares de competencias hechos por el Conocer se han utilizado en actividades con fines productivos, “hecho que genera cuestionamientos sobre la viabilidad de la institución”, comentó el Banco.

Esto, debido a que las industrias en México han optado a crear sus propios estándares o a utilizar estándares internacionales a la hora de evaluar si sus trabajadores tienen las habilidades que necesitan.

Y es que en el catálogo del Registro Nacional de Estándares de Competencias, realizado por el Conocer, se establecen los parámetros de conocimientos básicos para trabajos o tareas como la “aplicación de masaje shiatsu”, “operación de vehículo oficial para transporte de personal”, “prestación de servicios de limpieza” o “construcción de dispositivos excluidores de tortugas marinas”, entre muchos otros.

Por ejemplo, el Conocer determina que una persona es competente en la producción de pan bizcocho en tiendas de autoservicio cuando: sabe limpiar el área de procesos del pan; lava los utensilios, equipos y refrigeradores; y cuando cuenta con conocimientos sobre qué realizar cuando los hornos no funcionan así como tipos y funciones de las materias primas. 

“El desafío fundamental para el futuro del Conocer es que la mayoría de los esfuerzos para reestructurar la organización no han prosperado. Es fundamental para México adoptar un sistema más extensivo para el desarrollo de habilidades, orientado hacia los sectores de importancia estratégica para la economía, o aquellos para los cuales se predice crecimiento y en los cuales existe mayor potencial para la promoción de una economía basada en el conocimiento”, dijo el BID.

Sólo un par de millones perdidos…

En una revisión de los presupuestos de egresos del 2006 al 2015 realizada por Arena Pública, se le han destinado a esta entidad un total de 1,120.5 millones de pesos. 

Mientras que en 2006 contó con un presupuesto por 95.7 millones de pesos, al 2015 éste llegó a los 114 millones: un incremento del 19.1%. 

Dentro del mismo presupuesto de la SEP, entidades como el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (115.4 millones), el Instituto Mexicano de la Radio (182.7 millones) o Radio Educación (85.1 millones) cuentan con algunas de las partidas más parecidas en monto asignado para 2015.

De acuerdo con el BID la falta de capacitación a lo largo de la vida laboral de los mexicanos mantiene a la mayoría de la fuerza laboral con una baja productividad, con un crecimiento anual promedio de 0.55% del 2005 al 2012.

Esto socava directamente la competitividad de México, el cual está posicionado en el lugar 53 de entre 144 países en el Índice de Competitividad del Foro Económico Mundial. 

En el corazón de la política de capacitación continua de la fuerza laboral en México se encuentra la definición de las competencias, y sus estándares, que deben estar presentes en planes educativos; parte en la que el Conocer juega un papel vital y que, según el BID, se ha quedado corto.

 

 

A FONDO: Conoce qué profesiones están en el Registro Nacional de Estándares de Competencia del Conocer y para qué sirve.  

A FONDO: Conoce la norma técnica de competencia laboral de un bizcochero de tienda de autoservicio, establecida por el Conocer.

A FONDO: Consulta el documento Construyendo un sistema de aprendizaje a lo largo de la vida en México, elaborado por el BID. 

MÁS INFORMACIÓN: Informales producen 3.3 veces menos que formales.Nota de Arena Pública del 16 de diciembre del 2014.

MÁS INFORMACIÓN: Ley de Productividad, no incluye elementos para incrementarla. Nota de Arena Pública del 20 de octubre del 2014.