Gobiernos y Finanzas Públicas

S&P baja a B- calificación crediticia de Grecia

06-02-2015 19:01

El nuevo presidente de Grecia, Alexis Tsipras, lidiará una batalla contra el reloj para negociar con los acreedores.

Grecia, ahora bajo el liderazgo de Alexis Tsipras, podría ser excluido de la Unión Europea, en el peor de los escenarios. Agrandar
Grecia, ahora bajo el liderazgo de Alexis Tsipras, podría ser excluido de la Unión Europea, en el peor de los escenarios.

La calificación de largo plazo del crédito soberano de Grecia cayó de B a B-.

Standard & Poor's bajó la calificación del país heleno porque las restricciones de liquidez de sus bancos y economía redujeron el plazo para que el nuevo gobierno de Alexis Tsipras llegue a un acuerdo con sus acreedores oficiales a fin de solventar su deuda a través de un programa de financiamiento, sostuvo en un comunicado.

“Aunque el gobierno griego recién elegido ha estado en el poder menos de dos semanas, sus limitadas reservas de liquidez y sus amortizaciones de deuda a acreedores limitarán su flexibilidad de negociación,” señaló S&P.

El análisis de la calificadora apunta a que un aplazamiento de las negociaciones con los acreedores podría generar fugas de depósitos, deprimir la inversión y la recaudación de impuestos y por tanto imprimir mayor presión sobre la estabilidad financiera de Grecia.

En el peor de los casos, asegura S&P, aplazar el acuerdo con los acreedores podría provocar la imposición de controles de capital y una pérdida de acceso al financiamiento de los prestamistas de último recurso, lo que a su vez derivaría en la exclusión de Grecia de la Unión Económica y Monetaria de Europa.

Ayer el Banco Central Europeo dejó de admitir la deuda griega como garantía en sus operaciones ordinarias, con esta deuda los bancos griegos obtenían la liquidez necesaria para financiar a corto plazo al gobierno mediante la compra de letras del Tesoro.

El Banco Central tomó esa decisión porque Grecia no está dispuesta a cumplir con las condiciones del programa de rescate que suscribió y que expira el próximo 28 de febrero.

Hasta hoy, Grecia no tiene un acuerdo con la Unión Europea para ampliar la fecha límite del programa de estabilidad financiera que vence el último día de febrero.

El 13 de marzo Standard & Poor's revisará la calificación de Grecia. La calificadora advirtió que mantendrá la calificación sólo si las negociaciones con sus acreedores concluyen en un acuerdo que les permita tener el financiamiento suficiente para cumplir con sus obligaciones financieras.

Y por el contrario, podría bajarla aún más si percibe que aumentan las dificultades de la deuda porque se reduce la ayuda o financiamiento oficial, porque los requisitos del endeudamiento público se deterioren más allá de las expectativas o porque el financiamiento del exterior sea objeto de mayor estrés.

 

A FONDO: Consulta el comunicado de Standard & Poor's sobre la disminución de la calificación.

Comentar