Energía e Infraestructura

La exploración en aguas profundas es atractiva pese a petroprecios

La revista Foreign Affairs estimó que el interés en ellas se mantendrá gracias a avances tecnológicos.

05-02-2015 16:00 Por : Arena Pública
La publicación explica que en el último año el costo real de la perforación en aguas profundas —que representa entre el 30% y el 40% del costo total de los proyectos de aguas profundas— ha caído en 57%.
La publicación explica que en el último año el costo real de la perforación en aguas profundas —que representa entre el 30% y el 40% del costo total de los proyectos de aguas profundas— ha caído en 57%.

La exploración petrolera no cesará frente a los bajos precios petroleros que imperan en los mercados internacionales, aseguró la revista Foreign Affairs.

En su artículo titulado “Crudo barato no matará a la exploración: cómo compañías y países pueden sacar provecho de los bajos precios”, la prestigiada publicación asegura que las compañías petroleras han reaccionado a los actuales petroprecios con mayor cautela en la selección de sus proyectos de inversión.

Sin embargo, la exploración de nuevos campos petroleros, sobre todo los asociados a aguas profundas, representan una oportunidad en este escenario de potencial contención del gasto por parte de empresas ante la pérdida de atractivo de los yacimientos de difícil acceso o de costosa explotación, como los llamados shale.

La publicación explica que en el último año el costo real de la perforación en aguas profundas —que representa entre el 30% y el 40% del costo total de los proyectos de aguas profundas— ha caído en 57%.

Esto, al pasar de un pico de 700 mil dólares diarios en 2013 a 300 mil en diciembre de 2014, gracias a los avances tecnológicos en la exploración topográfica del suelo marino y la entrada al mercado en los últimos meses de yacimientos de aguas profundas en África.

“Los costos bajos de hoy son buenas noticias para proyectos que están en fase de exploración y se espera produzcan dentro de cinco hasta ocho años, cuando los precios del petróleo plausiblemente sean más altos”, comentó Foreign Affairs.

El crecimiento en proyectos de aguas profundas —atajó— provendrá en parte de yacimientos no explorados donde los gobiernos anfitriones están buscando atraer capital privado.

Esta es la situación de México. De acuerdo con estimaciones de la Secretaría de Energía, el país cuenta con 54 mil 600 millones de recursos prospectivos convencionales de los cuales el 49% se encuentran en aguas profundas del Golfo de México, que se caracterizan por ubicarse a profundidades mayores de 500 metros.

Según estimaciones del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), se requieren 299 mil millones de dólares anuales para poder extraerlos.

Se prevé que la Reforma Energética, que abrió las puertas a la inversión privada extranjera y nacional, aporte esta cantidad.

La publicación incluso reconoció al nuevo marco legal mexicano como un cambio idóneo para adaptarse a la nueva realidad petrolera, ya que las políticas que se pueden adaptar a las circunstancias reales del mundo y están ajustadas al paso en el cual las industriales locales emergen pueden ser un buen comienzo para alcanzar el equilibrio, señaló.

“Las reformas en México son un buen ejemplo. Ese país está adaptando cambios masivos en la política energética para atraer capital foráneo y las mejores prácticas en los sectores del gas, electricidad y petróleo. México parece ya estarse adaptando los términos para los inversionistas foráneos que quieren explorar por petróleo, en respuesta a la caída en los precios del crudo”, dijo.

Según ha expresado el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, la licitación de campos en aguas profundas dentro de la Ronda 1 fue sometida a ligeros ajustes, dejando fuera campos más complicados, debido a la caída en los petroprecios.  Esto, para maximizar el atractivo para los capitales. 

 

A FONDO: Consulta la Prospectiva de Petróleo Crudo y Petrolíferos 2013-2027 de la Sener.

MÁS INFORMACIÓN: Petroprecios amenazan interés en 95% de yacimientos de Ronda Uno. Reportaje de Arena Pública del 19 de enero de 2015.