Economía y Sistema Financiero

Al 3T 2014, construcción en los estados por fin repuntó

19-01-2015 10:58

Esta industria rompió una racha negativa de año y medio, pero hay nubarrones en el horizonte.

En el tercer trimestre el valor y volumen de la actividad en este sector en los estados creció a tasa anual de  3.79%. Agrandar
En el tercer trimestre el valor y volumen de la actividad en este sector en los estados creció a tasa anual de 3.79%.

La industria de la construcción en los estados de la República por fin repuntó en el tercer trimestre del 2014, rompiendo una racha negativa de año y medio, de acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Golpeada por un retraso importante en el gasto gubernamental y la desaceleración de la económica del país en 2013 y la primera mitad del 2014, este motor de la actividad industrial mexicana por fin levantó el vuelo.

Según datos del Indicador Mensual de la Actividad Industrial por Entidad Federativa (IMAIEF), en el tercer trimestre el valor y volumen de la actividad en este sector creció a tasa anual de 3.79% con cifras originales —sin desestacionalizar—.

Desde el cuarto trimestre del 2012 —cuando se reportó un avance de 0.16%— no se registraba un crecimiento interanual en la industria de la construcción.

De ahí en adelante, de trimestre en trimestre, el indicador de la actividad industrial respecto a la construcción en los estados cayó en promedio a una tasa de 3.6% anual —con cifras originales—.

Según datos citados por el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, el pasado 12 de enero, a noviembre del 2014 el país registró un incremento anual en la inversión física de 15% que representó 102 mil millones de pesos.

Esto, como parte de una estrategia para relizar un ejercicio oportuno del gasto público y contribuir a la reactivación económica mexicana por parte de la administración federal.

De acuerdo con el INEGI, en el periodo señalado hubo 12 estados con crecimientos anuales de doble dígito.

Tamaulipas fue el caso más destacado con una variación anual al tercer trimestre del 2014 de 41.4%; seguido de Durango con 22.7%; Hidalgo con 22.6%; Guerrero con 21.3% y Tabasco con 20.2%.

Al tercer trimestre del año pasado se observó una aceleración en el crecimiento económico para México. En ese periodo se registró un crecimiento anual del Producto Interno Bruto (PIB) de 2.2%, cuando en el primer trimestre el avance fue de 1.9% y de 1.6% para el segundo.

Las buenas noticias en México obedecen en gran medida al repunte de la actividad económica de su principal socio comercial, Estados Unidos, a donde envía el 80% de sus exportaciones, país que creció 5% anual en el tercer trimestre.

Una ambiciosa agenda de infraestructura del gobierno de Enrique Peña ha generado buenas expectativas hacia el futuro, con importantes proyectos como el Nuevo Aeropuerto Internacional de la ciudad de México, la Presa Santa María, los trenes rápidos desde el Distrito Federal hasta Toluca y Querétaro, así como el Acueducto Monterrey VI.

Amenazas al frente

Sin embargo, el entorno actual en el mercado internacional del petróleo podría incidir en la industria de la construcción nacional en vías de recuperación.

Con su precipitada caída desde junio pasado, el petróleo, fuente de la tercer parte de los ingresos totales del Estado mexicano, amenaza con impactar la liquidez en gastos de inversión del gobierno debido a una menor renta petrolera captada. La industria de la construcción, como pocas, resiente la ausencia de gasto público en infraestructura.

Según un análisis de Banamex Citi, para 2015 el Estado mexicano podría dejar de recibir 3 mil 160 millones de dólares por concepto de rentas petroleras caídas en un escenario de 38 dólares por barril de crudo. Este hoyo —argumenta el Banco— no representa un problema para la liquidez gubernamental gracias a las coberturas petroleras.

Pero para 2016, el análisis se ensombrece. Banamex espera recortes al gasto equivalentes a 52 mil millones de pesos.

Según el gobierno mexicano, de presentarse un recorte mayúsculo en los ingresos este se ejecutaría por la vía del gasto corriente —nóminas, mantenimiento de infraestructura operativa y material de trabajo, principalmente—.

 

 

MÁS INFORMACIÓN: Enrique Peña reconoce el peligro de petróleo barato. Nota del 12 de enero de 2015.

MÁS INFORMACIÓN: Construcción, la más dinámica de las industrias en 2014. Nota de Arena Pública del 10 de octubre de 2014.

Comentar