Economía y Sistema Financiero

Insaciable el apetito de financiamiento del sector público

Aventaja por mucho al dinamismo visto en el sector privado.

09-01-2015 13:00 Por : Arena Pública
Actualmente los requerimientos de financiamiento del sector público representan el 40.8% del PIB. En 2007 estos eran de apenas el 27.7%.
Actualmente los requerimientos de financiamiento del sector público representan el 40.8% del PIB. En 2007 estos eran de apenas el 27.7%.

La dinámica del sector del financiamiento de los últimos diez años en México está marcado por el apetito del gobierno. El financiamiento al sector público pasó de representar el 36.5% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2003 al 50.5% en 2013: 14 puntos porcentuales más.

En cambio, el crecimiento para el financiamiento del sector privado es más recatado: pasó de representar el 24.3% al 36.7%: 12.4 puntos porcentuales, de acuerdo a datos recopilados por la Fundación de Estudios Financieros (Fundef).

La reciente reforma financiera aprobada por el Congreso de la Unión ha buscado recortar esta distancia, y lograr que personas y empresas accedan al crédito de forma más fácil y barata. En tanto, señales de alerta están en el horizonte frente a un gobierno con una creciente deuda.

Al cierre del 2013 el monto total del financiamiento en México era de 14 billones 60.284 millones de pesos corrientes. De ellos, el 57% corresponde al financiamiento interno y externo del sector público; en tanto, el 42.1% corresponde al financiamiento privado ya sea con la banca múltiple, de desarrollo o deuda con el sector privado dentro y fuera del país.

En su análisis titulado “Balance ahorro-financiamiento en México”,  el Fundef señala que a pesar del creciente ahorro interno e inversión extranjera en México, estos no han sido  suficientes para financiar el gasto del gobierno central.

El endeudamiento es entonces un riesgo potencial para la administración de Enrique Peña Nieto, alertó.

Actualmente los requerimientos de financiamiento del sector público representan el 40.8% del PIB. En 2007 estos eran de apenas el 27.7%.

Los datos muestran que —según el Fundef— México seguirá requiriendo de financiamiento del resto del mundo por la vía de la colocación de deuda en los mercados internacionales.

“Lo anterior se explica porque la economía mexicana necesita de una gran inversión, mayor al nivel del ahorro interno. Esta inversión es necesaria para obras de infraestructura y generación de empleos por mencionar dos ejemplos”, comenta el documento.

El acelerado crecimiento de la deuda del gobierno central durante la administración ha levantado señales de alarma por parte de especialistas. Tan sólo en lo que va del actual sexenio, la deuda se ha incrementado en 2.3%, mientras que durante Felipe Calderón el ritmo fue de 1.3%.

La preocupación de que México adquiera deuda a niveles peligrosos se ha acentuado ante una cotización del barril de petróleo en picada desde la segunda mitad de 2014 y un gobierno central que asegura no incrementar más los impuestos.

Apenas este jueves el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray, reconoció que el gobierno ajustará el gasto público en caso de ser impactado por un déficit en sus ingresos, en lugar de recurrir a mayor deuda en los próximos meses.

“El endeudamiento se ha incrementado desde 2007 de manera importante. Es mucho más evidente cuando se incluye la deuda de Pemex y CFE, y la de estados y municipios.  Los efectos del destino de este endeudamiento pueden tener o no un efecto en el corto plazo. Es decir, si el endeudamiento se destina a infraestructura y servicios, podrá tener un impacto positivo en el crecimiento, pero si fue para gasto corriente no lo tendrá”, refiere el Fundef.

 

A FONDO: Consulta el Análisis del balance ahorro - financiamiento en México realizado por el Fundef.

MÁS INFORMACIÓN: Realidad petrolera llega a Hacienda; promete ajustes al gasto. Nota de Arena Pública del 8 de enero del 2015.