Energía e Infraestructura

UNAM podría quedarse con espacio actual del AICM

El espacio actual del AICM podría ser reutilizado para una universidad aeroespacial.

07-10-2014 11:55 Por : Arena Públcia
El equivalente a 2.7 veces la 1ra sección del Bosque de Chapultepec quedará disponible para proyectos, una vez que el NAICM entre en operaciones.
El equivalente a 2.7 veces la 1ra sección del Bosque de Chapultepec quedará disponible para proyectos, una vez que el NAICM entre en operaciones.

Las 756 hectáreas que queden en desuso del actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) podrían destinarse a la construcción de una nueva universidad que formaría parte de los institutos y campus de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), de acuerdo con fuentes del gobierno federal.

Esto, cuando entre en operación el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NACM) en Texcoco hacia finales del 2018. El anuncio de esta nueva infraestructura educativa posiblemente se presentará durante los próximos meses, una vez que inicien los trabajos para el desarrollo del aeropuerto, reveló la fuente.

El precedente oficial más claro sobre esta posibilidad fue durante la presentación del NACIM cuando el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, aseguró que los terrenos del actual aeropuerto se rescatarán para convertirse en áreas verdes que privilegien proyectos ecológicos, sociales, educativos y de promoción económica de alto impacto regional.

La nueva universidad, la primera que se construiría después de que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador fundara en su gestión la Universidad de la Ciudad de México, tendría como característica la especialización en disciplinas vinculadas con la industria aeroespacial, aeronáutica, de infraestructura y aeropuertos.

Sería el semillero de talento para el hub aeroportuario que se pretende desarrollar muy cerca de la nueva terminal.

En la UNAM no confirman ni niegan esta versión, sin embargo la infraestructura educativa sería el componente clave para catapultar los recursos de este sector en beneficio de los jóvenes universitarios, además de ganar ‘aceptación social’ con el mega proyecto.

De acuerdo con Gerardo Esquivel, investigador del Colegio de México, el NAICM no cuenta con una visión estratégica que le interconecte con otros proyectos de infraestructura de desarrollo nacional, sino que representa una gran obra que trabajará en solitario con impactos limitados a la región del Valle de México.

Para enfrentar estas y otras críticas, el gobierno de Enrique Peña Nieto podría jugar este as bajo la manga para reutilizar el espacio que quedará disponible y que ocupa hoy el principal aeropuerto del país, equivalente a 2.7 veces el tamaño de la primera sección del Bosque de Chapultepec.

El futuro de esta gran superficie ha levantado expectativas: desde un nuevo pulmón verde para la ciudad, pasando por un espacio donde convivan nueva vivienda, edificios de oficinas, centros de salud y educación o para la colocación de un parque industrial para empresas aeroespaciales.

 

MÁS INFORMACIÓN: Megaobras ¿Impulsarán el desarrollo?. Nota de Arena Pública del 06 de octubre del 2014.