Economía y Sistema Financiero

Economistas urgen a desvincular salario mínimo de leyes en el país

Especialistas consultados por 'México, ¿Cómo Vamos?' se pronunciaron contra el aumento de la masa salarial, pero urgieron a dejar de usar el sueldo mínimo para determinar pagos de multas o contribuciones.

14-08-2014 14:01 Por : Arena Pública
A nivel federal existen 145 disposiciones jurídicas vinculadas al salario mínimo y 59 en la capital.
A nivel federal existen 145 disposiciones jurídicas vinculadas al salario mínimo y 59 en la capital.

La desvinculación del salario mínimo de las leyes es una preocupación entre economistas consultados por la organización 'México, ¿Cómo Vamos?', la cual realizó una encuesta para conocer la postura de especialistas sobre un posible aumento de 100 pesos al precio fijado como salario mínimo que actualmente es de 67 pesos.

El sondeo fue realizado entre 13 académicos y economistas a quienes se les preguntó su postura respecto a dicha propuesta. Fue desaprobada por 11 integrantes, quienes principalmente argumentaron que se debe incentivar la productividad antes que elevar el salario.

Juan Carlos Moreno-Brid, de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), fue uno de los pocos que se mostró a favor del incremento en forma gradual e instó a dejar de usar los salarios “como unidad de medida para otros fines”, asimismo, pidió trasformar a la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) para darle mayor autonomía, pero también transparentar su rendición de cuentas.

En este mismo tenor se expresó Jonathan Heath, integrante del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), quien pese a estar contra el incremento de 100 pesos, consideró necesario definir si el reajuste sería en escalonado o de un día para otro, proceso que de concretarse “debe hacerse con cuidado y con medidas complementarias como desasociar el mínimo de las multas”.

Los señalamientos anteriores coinciden con la petición del jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, quien pidió llevar a cabo la desvinculación del salario como paramentro para determinar pagos de multas, derechos, contribuciones, entre otros, pues tan sólo en la capital mexicana 59 disposiciones jurídicas emplean al sueldo como su unidad de medida.

En esta misma línea se ha expresado la Conasami, cuyo presidente, Basilio González, solicitó separar el salario mínimo de al menos 145 disposiciones contenidas en la legislación federal.

El posible aumento de 100 pesos a la masa salarial ha enfrentado oposición de dependencias gubernamentales como la Secretaría del Trabajo, que suscribió un acuerdo de rechazo a la propuesta junto con miembros tanto del sector patronal como empresarial, entre los cuales destaca el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y la Confederación de Trabajadores de México (CTM).

A lo anterior se suma la postura en contra del gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, quien ayer manifestó: “Sí (debemos) llevar a cabo el debate, pero sobre todo concentrarnos en implementar bien las reformas, que son las que van a elevar la productividad y de manera sostenible elevar los salarios”, de lo contrario habría despidos y un incremento de la informalidad.

 

A FONDO: Sondeo sobre el salario mínimo entre economistas y académicos realizado por el Observatorio México, ¿Cómo Vamos?

MÁS INFORMACIÓN: Despidos e informalidad si aumenta el salario mínimo, afirma Carstens. Arena Pública, 14 de agosto del 2014.