Empresas y Empresarios

White & Case se deslinda de Oceanografía

El despacho de abogados sostiene que jamás estuvo involucrado en la operación fraudulenta que la proveedora de Pemex ejecutó en contra de Banamex.

12-06-2014 09:02 Por : Arena Pública
Desde que la empresa de Amado Yáñez fue inhabilitada por la SFP en febrero, la consultora concluyó su asesoría legal.
Desde que la empresa de Amado Yáñez fue inhabilitada por la SFP en febrero, la consultora concluyó su asesoría legal.

A partir de que la Secretaría de la Función Pública (SFP), que encabeza Julián Alfonso Olivas, anunció la inhabilitación de Oceanografía, en la que participa mayoritariamente Amado Yáñez, el despacho White & Case, que aquí encabeza Vicente Corta, decidió concluir toda relación de asesoría legal corporativa.

Ahora Yáñez no sólo señala a Martín Díaz -otro socio de Oceanografía y director financiero de la contratista de Pemex en el entramado que habría permitido defraudar a Banamex con más de 400 millones de dólares- sino que asegura que White & Case también avaló los fideicomisos y trámites legales que permitieron cerrar estas transacciones de factoraje con Banamex, que dirige Javier Arrigunaga.

La versión de Yáñez, que se dio a conocer en el marco de sus declaraciones preparatorias ante la Procuraduría General de la República, cayó como un balde de agua fría en el despacho de abogados donde el prestigio y la confianza de sus clientes es uno de los activos más valorados.

La defensa de Oceanografía asegura que si bien es cierto que Vicente Corta en White & Case ya no es el abogado corporativo de la empresa y que dio por concluida la relación de negocios y de trabajo, ahora ni siquiera les toma las llamadas que le han hecho con el único objetivo de recuperar documentación valiosa de la empresa y que ahora les ha solicitado el Servicio de Administración y Enajenación de Activos (SAE).

White & Case ha precisado que en su momento Oceanografía sí contrató al despacho para asesorarlos en algunos financiamientos, como el de la reestructura de dos créditos con Rabobank –el banco extranjero cuya licencia compraron los accionistas de InvestaBank que dirige Enrique Vilatela– que se usaron para la compra de siete embarcaciones de Servicios Marítimos Gosh; así como para la emisión de deuda a través de su subsidiaria OSA Goliath Pte. Ltd en los mercados de Noruega y Londres, y para adquirir el barco Goliath que se dio a la fuga cuando estalló la crisis de la empresa.

 

MÁS INFORMACIÓN: Aclara White & Case participación en Oceanografía, nota de Arena Pública; 11 de junio del 2014.

MÁS INFORMACIÓN: Oceanografía: el caso no está cerrado, nota de Arena Pública, 20 de mayo del 2014.