Energía e Infraestructura

Sin reingeniería burocrática, Pemex peligra ante apertura a la IP

“¡Qué gran paradoja! Que la izquierda preocupada por las empresas de Estado, sin querer y al quedarse tranquila con la idea de que aquí no se vende ni una tuerca y nadie entra y todo se queda en el Estado, está solapando o la desaparición de las empresas -que es duro decirlo- o un cuesta arriba para las empresas”, explicó Severo López-Mestre.

02-05-2014 15:16 Por : Arena Pública
Posibilidad de mantener el control político en Pemex, gran riesgo de la ley secundaria.
Posibilidad de mantener el control político en Pemex, gran riesgo de la ley secundaria.

La capacidad de respuesta de Petróleos Mexicanas ante la próxima apertura a la iniciativa privada en los mercados de exploración, producción y distribución de gasolina y gas está en juego, ya que la legislación secundaria en materia energética -como hoy está redactada- da continuidad a las formas burocráticas y de control que actualmente configuran a la aún paraestatal, advirtió Severo López-Mestre Arana, director general de Mexenergy.

El especialista en temas de energía sostuvo que si de verdad existe la voluntad gubernamental para que Pemex se convierta en una empresa independiente, entonces debería cotizar en la Bolsa Mexicana de Valores u otras de gran envergadura como la de Nueva York o Hong Kong, tal como lo hicieron Gaz de France, la brasileña Petrobras o la colombiana Ecopetrol.

El no haberlo hecho, “aleja a Pemex de ser una empresa real,” señaló López-Mestre.

Si Pemex emite acciones en alguna de estas bolsas de valores entonces tendría que regirse por la Ley Mercantil, y no por la Ley de Petróleos Mexicanos, así como sujetarse a condicionamientos de transparencia y de gobierno corporativo exigentes, explicó el director de Mexenergy, quien criticó que al día de hoy el gobierno es juez y parte de la paraestatal a través de la Secretaría de Energía. “Me preocupa que sigamos pedaleando en el mismo círculo... No conozco experiencia de empresa estatal exitosa que no haya pasado por la colocación de acciones o por la apertura”, sentenció.

Si los legisladores no hacen algo para cambiar esta parte, aún cuando la ley secundaria permita a Pemex mayores márgenes de maniobra y dote de mayor presupuesto, “seguirá habiendo control político”, precisó López-Mestre, condición indispensable para que se dé una renovación de fondo y entonces el partido gobernante en turno difícilmente podría imponer a un director sólo por ser de su confianza, aunque no tuviera sólida experiencia en la materia, ya que sería severamente cuestionado por los accionistas de la empresa.

Otra crítica que el especialista en el sector energético observó a la iniciativa de ley fue la postergación al fin de sexenio que se hizo de la apertura de la iniciativa privada en la venta de gasolinas, pues aseguró que las motivaciones para esa decisión son más políticas que técnicas, pues será el próximo presidente quien tenga que lidiar con la volatilidd de los precios de las gasolinas que imponga la apertura de mercado.

 

MÁS INFORMACIÓN: Sindicato petrolero, ¿vientos de cambio o solo cambio de piel?, reportaje de Arena Pública de abril 23 de 2014.