Empresas y Empresarios

Ingenio Emiliano Zapata ¿quiebra o venta?

23-04-2014 09:51

De los activos que eventualmente llegaran a la liquidación resurgiría la operación de otro ingenio.

El gobierno de Morelos busca la continuidad de las operaciones de este ingenio. Agrandar
El gobierno de Morelos busca la continuidad de las operaciones de este ingenio.

Aunque en el Instituto Federal de Concursos Mercantiles (IFECOM) a cargo de Griselda Nieblas, se registra cada acción en torno a la demanda de quiebra del ingenio Emiliano Zapata, en el estado de Morelos, el gobierno de esa entidad, que gobierna Graco Ramírez, busca la continuidad de las operaciones de este ingenio y de otra planta dedicada a la molienda de la caña de azúcar, el ingenio La Abeja.

La apuesta del gobierno de Morelos es desarrollar negocios paralelos como la generación de energía eléctrica a partir de la cachaza, la melaza y el bagazo. Otra alternativa, mucho más compleja por el monto de las inversiones involucradas, es la producción de fertilizantes y etanol, un negocio que en Brasil llegó a dar muy buenos dividendos.

En proceso de quiebra, según los datos del Ifecom, también se encuentran los ingenios Atencingo, Casano, La Abeja, El Modelo, El Potrero, La Providencia, Nuevo San Francisco, Plan de San Luis y San Miguelito. Dichos ingenios se encuentran bajo la administración del Fondo de Empresas Expropiadas del Sector Azucarero (FEESA) que tenía la encomienda de administrar estos activos. Se trata de la última fase del rescate del sector azucarero que se ha extendido al menos durante la última década y en donde también participó capital de Nacional Financiera (Nafin) a través de Promotora Azucarera.

Al fondo Emiliano Zapata se le han destinado inversiones -al menos durante los últimos tres años- por 69 millones de pesos. Ahora, se espera la venta de sus activos que, eventualmente, se ofrecerían en un paquete con el ingenio La Abeja.

Para el gobierno de Morelos, la presentación de un proyecto industrial que garantice la generación de empleos resulta muy importante, sobre todo porque en las pasadas elecciones los candidatos del PRI que buscaron puestos claves en el estado provenían precisamente del sector cañero. Así que se trata de una decisión estratégica para el proyecto político. De esta forma, la quiebra, a pesar de los incidentes presentados ante el Ifecom, es sólo una fase judicial porque de los activos que eventualmente llegaran a la liquidación resurgiría la operación de otro ingenio.

MÁS INFORMACIÓN: La operación cicatriz de los azucareros del país.

 

Comentar