Gobiernos y Finanzas Públicas

Revisan compras "cuestionables" de tecnología por 500 MD en Pemex

02-04-2014 09:45

Compañías como Intel u Oracle afilan el lápiz para incursionar en las licitaciones internacionales de entidades públicas como la Comisión Federal de Electricidad, Pemex y, por supuesto, el Servicio de Administración Tributaria (SAT). Y es que las reformas estructurales también imponen nuevos retos en materia de manejo de la información y de gestión de datos.

Más de 500 millones de dólares en compras de equipo y contrataciones durante la gestión de Galán se encuentran en revisión. Agrandar
Más de 500 millones de dólares en compras de equipo y contrataciones durante la gestión de Galán se encuentran en revisión.

Sexenio a sexenio los grandes contratos de Tecnologías de la Información y Comunicación (TICs) en el sector público constituyen una parte importante de los ingresos de las compañías multinacionales que participan en este sector y hasta de algunas empresas mexicanas que logran colarse a la asignación de contratos.

En Pemex, además, también experimentan una depuración total en este sector después de que la salida de Abraham Galán de la Dirección Corporativa de Tecnologías de Información y Procesos de Negocio, dejó una estela de sospechas en torno a las inversiones realizadas. Ahora mismo, más de 500 millones de dólares en compras de equipo y contrataciones durante la gestión de Galán se encuentran en revisión. No se descarta que Galán tenga que enfrentar algún proceso administrativo ante la Secretaría de la Función Pública y los órganos de control de la paraestatal.

Al interior de Pemex comentan que Galán montó prácticamente una empresa desarrolladora de software que bien hubiera podido subcontratarse pero que, al insistir el funcionario en desarrollarla en la paraestatal, representó la contratación de muchos expertos, lo que abultó significativamente la nómina.

Por ello con la nueva Dirección Corporativa de Procura y Abastecimiento de Pemex, las actividades e inversiones vinculadas con tecnologías de la información han estado sujetas a una detallada revisión. Ahora el responsable del área es José Luis Luna, quien llegó de las filas de Cemex y fue una pieza clave para la cementera regiomontana que ahora subcontrata estas actividades con IBM en un esfuerzo por reducir costos operativos. Luna promete, como en los mejores tiempos de Cemex, “procesos de negocios alineados con el capital humano y la tecnología”.

No es un tema menor porque las petroleras con las que competirá Pemex -a pesar de mantener todavía un gran control sobre proyectos de exploración- cuentan con las mejores y más avanzadas tecnologías de la información.

Abraham Galán, quien fue uno de los hombres clave de Juan José Suárez Coppel, ex director de la paraestatal, tendría que asumir el juicio de no haber contribuido sustancialmente al avance tecnológico de la petrolera en un momento definitivo.

 

OPINIÓN: La renuncia de Morales Gil, columna El Observador de febrero 11 de 2014.

Comentar