Gobiernos y Finanzas Públicas

El gobierno busca ampliar aportaciones solidarias a pensiones

Aunque en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) el programa de aportaciones para apoyar el ahorro voluntario de los trabajadores aún no tiene nombre, la partida presupuestal para ponerlo en marcha ya se encuentra reservada. Sería la Tesorería de la Federación la entidad que se encargara de distribuir los fondos del programa con el que el gobierno federal busca impulsar el monto global del ahorro para el retiro individualizado desde hace 17 años.

04-02-2014 09:37 Por : Arena Pública
Se apuesta a recuperar a los trabajadores que a finales de la década de 1990 sí contaban con empleo.
Se apuesta a recuperar a los trabajadores que a finales de la década de 1990 sí contaban con empleo.

En la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), que preside Carlos Ramírez, siguen las negociaciones para definir las reglas del esquema de apoyos para incentivar el ahorro voluntario. También se define el mejor momento para liberar la noticia.

La Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore), que preside el ex Subsecretario de Hacienda, Carlos Noriega, está de plácemes con este esquema que se había solicitado a las autoridades hacendarias y al Poder Legislativo desde hace varios años. Fue una negociación sectorial la que hizo posible que el gobierno federal presentara a los partidos políticos la propuesta de destinar un peso por cada cinco de ahorro voluntario que se destine a las cuentas individuales. Por ello, la Consar decidió iniciar este ejercicio con una campaña de información sobre la necesidad de incrementar el ahorro voluntario en las afores. El presidente de esta comisión, Carlos Ramírez, ha reconocido que sin estas aportaciones, difícilmente se alcanzarán los objetivos de rentabilidad y bienestar que se buscan con las afores. Por ello, incrementar las aportaciones voluntarias constituye uno de los objetivos centrales de la Consar, la Amafore y la SHCP.

Se apuesta a recuperar a los trabajadores que a finales de la década de 1990 sí contaban con empleo y, por supuesto, inauguraron la época de las afores. La intención de las autoridades es que muchos de esos trabajadores que se encuentran en la informalidad, recuperen el interés por el ahorro en sus cuentas individualizadas con miras a un retiro digno de la vida laboral.

De otra forma, el panorama es aterrador: millones de trabajadores que no cuentan con la mínima pensión que otorgaba el IMSS y que no tienen bajo control los ahorros voluntarios que alguna vez generaron. Si bien el saldo de las afores crece año con año más de 15%, no sucede lo mismo con el número de cuentas y ello se refleja en los indicadores de inclusión financiera. Por cada 10 mil adultos, sólo se registran cinco mil 821 cuentas únicas y personales que son administradas por las afores. El mapa de inclusión financiera de la SHCP asegura que resulta prioritario elevar el número de cuentas pero también las aportaciones voluntarias.

Al cierre de 2012 las cuentas con ahorro voluntario crecieron 28% respecto a 2011, mientras que las cuentas con ahorro solidario crecieron 60% porque el ISSSTE, para lograr la individualización del sistema, contribuyó con 3.25 pesos por cada peso aportado por el titular de la cuenta. La estrategia del gobierno para los trabajadores con afores que provienen del sector privado se cruzaría con la individualización de cuentas de los trabajadores sindicalizados de Pemex, a quienes también se les ofrecerá este esquema de aportaciones solidarias con tal de lograr la aprobación del cambio en el régimen de pensiones. Así, el ahorro voluntario y solidario en las afores se transforma en una política pública relevante para la SHCP.

 

MÁS INFORMACIÓN: Las Afores tienen más recursos de los que la economía requiere, Carlos Noriega, entrevista de Arena Pública de enero 27 de 2014.