Gobiernos y Finanzas Públicas

En Guerrero, el deterioro del poder adquisitivo ahuyenta a las empresas

Después de los huracanes de octubre pasado, en el estado de Guerrero se desbordó la atención de la administración a cargo de Ángel Aguirre para resolver la interrupción de las vías de comunicación terrestre; para reactivar la operación portuaria en la región y, sobre todo, para apoyar el regreso de turistas nacionales y extranjeros al icónico puerto de Acapulco.

29-01-2014 10:00 Por : Arena Pública
La crisis llegó a Tecpan de Galeana y es sólo un botón de muestra.
La crisis llegó a Tecpan de Galeana y es sólo un botón de muestra.

Poco, muy poco se hizo para atender a economías regionales que al interior del estado no sólo resintieron los efectos de los huracanes, de las inundaciones, del desbordamiento de presas, sino también del impacto del crimen organizado y el estancamiento de la economía.

Un ejemplo de los efectos en cadena que se viven en municipios del estado de Guerrero es la historia de Tecpan de Galeana, el cuarto municipio más grande de ese estado con al menos 62 mil habitantes en un territorio de dos mil 538 kilómetros cuadrados y 379 poblados. Allí se produce madera, mango, coco, además de que sus habitantes participan en actividades primarias como la ganadería y la pesca.

La noticia es que en esa población -al menos en opinión de varios bancos y empresas concesionarias de la industria automotriz, así como de bienes de consumo- la economía local ya no da para más, por lo que han decidido cerrar sucursales.

Para empezar, instituciones como HSBC, que dirige Luis Peña, dejaron ese territorio; le sigue el Grupo Financiero Banamex, que dirige Javier Arrigunaga. Otra empresa que dejó la zona fue el Grupo Modelo, que ahora controla Anheuser-Busch y que preside Claus Werner von Wobeser Hoepfner y dirige Ricardo Tadeu. La misma decisión la tomaron concesionarios de las marcas Nissan y Ford.

¿Qué pasa en esta región de Guerrero? Las autoridades del municipio que encabeza Crisóforo Otero Heredia aceptan que los argumentos de bancos y empresas han sido la considerable caída en la demanda de sus bienes y servicios; allí los consumidores están perdiendo su poder adquisitivo y las empresas no encuentran rentable su permanencia. Una tragedia para la generación de empleos y un pésimo mensaje para el gobierno estatal y federal. Sin embargo, la paradoja radica en que tanto en Tecpan de Galeana como en el gobierno del estado se cuenta con partidas autorizadas para generar incentivos y apoyar a la población. Sin embargo, los propios pobladores de la zona y los pocos empresarios que quedan reconocen que hace falta creatividad y decisión política para acelerar su aplicación y redireccionamiento.

La crisis llegó a Tecpan de Galeana y es sólo un botón de muestra de lo que están viviendo muchas regiones en el país.

 

A FONDO: Conozca más sobre Tecpan de Galeana a través de su portal oficial.