Gobiernos y Finanzas Públicas

Metro, ¿quién pagará su crecimiento?

Será el próximo año cuando el gobierno de la Ciudad de México, que encabeza Miguel Ángel Mancera, cumpla con los trámites de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para regresar al mercado de deuda. Los pasivos contratados por el gobierno capitalino a través del mercado de capitales se habían invertido, en gran parte, en el financiamiento y la expansión del Metro.

20-12-2013 11:34 Por : Arena Pública
En todo el mundo, el Metro se opera a fondo perdido con subsidios constantes para garantizar su operación.
En todo el mundo, el Metro se opera a fondo perdido con subsidios constantes para garantizar su operación.

La emisión de títulos estaría a cargo del secretario de Finanzas de la Ciudad de México, Édgar Amador, quien en estos días también se ocupa de su proyecto de reglas para ejercer el Fondo de Capitalidad, que también reserva recursos para este sistema de transporte.

Los tres mil millones de pesos que se asignaron a las finanzas de la Ciudad de México son un reconocimiento al impacto que sufre el Distrito Federal por la concentración de los poderes de la Unión, pero también por ser el epicentro de muchos fenómenos económicos como la atracción de mexicanos de otros estados del país que llegan a esta metrópoli en busca de empleo.

Por ello, el sistema Metro -que en estos días fue centro de un debate social por la decisión de aumentar el costo del boleto a cinco pesos- será una de las áreas que recibirá recursos del fondo de capitalidad.

¿En serio está tan mal este sistema masivo de transporte? Al menos en materia financiera así parece y la transferencia de recursos es clara. Por ello, el gobierno de la Ciudad de México ha realizado emisiones de deuda no sólo para ampliar el horizonte de sus vencimientos, sino para obtener recursos que le permitan financiar el crecimiento de megaproyectos que necesitan recursos adicionales como el Metro.

Es cierto que en todos los países del mundo con sistemas de transporte colectivo, el Metro -igual que en los trenes de pasajeros- se opera a fondo perdido con subsidios constantes para garantizar su operación. Así sucede en India, en donde la compañía que opera los trenes de pasajeros es una paraestatal tan importante como Pemex.

El Metro es un sistema social de transporte, de transferencia de recursos dirigidos a generar condiciones de equidad en ciudades como ésta. Por ello, aumentar la tarifa por viaje nunca resultará popular pero sí necesario, según los analistas del gobierno capitalino.

El secretario de Finanzas capitalino ya adelantó que un porcentaje del fondo de capitalidad se invertirá en el Metro. Entonces, se preguntan los usuarios, ¿por qué la decisión de aumentar el costo del boleto?

Esas son las preguntas que con lápiz y calculadora en mano deberá resolver la administración de Mancera ante la Asamblea Legislativa en donde el PAN y el PRI están listos para profundizar en la herida que dejó una encuesta aplicada en un mal momento y que sólo despertó la inconformidad de los grupos sociales más críticos en la Ciudad de México.

En cambio, el escándalo sirvió para distraer la atención de activistas que precisamente en esos días dejaron la vía libre al Poder Legislativo a nivel federal para aprobar la reforma al sector de la energía. Transparencia será la clave.

 

A FONDO: Conozca más sobre la estructura orgánica de la Dirección de Finanzas del Metro de la Ciudad de México.

MÁS INFORMACIÓN: 93 por ciento de los usuarios en contra de la nueva tarifa del metro: encuesta UNAM, nota de Arena Pública de diciembre 19 de 2013.