Energía e Infraestructura

Pemex contra la comisión antimonopolios y la verdadera batalla

24-10-2013 10:36

Hace unos días Petróleos Mexicanos (Pemex), que dirige Emilio Lozoya Austin, recibió un amparo que por ahora lo salva de cubrir la multa por hasta 653 millones de pesos que la Comisión Federal de Competencia (CFC), en la época de Eduardo Pérez Motta, le impuso a la paraestatal por fomentar las prácticas de control de mercado en el transporte de gasolinas.

Pemex recibió un amparo que por ahora lo salva de cubrir la multa por hasta 653 millones de pesos de la Comisión Federal de Competencia. Agrandar
Pemex recibió un amparo que por ahora lo salva de cubrir la multa por hasta 653 millones de pesos de la Comisión Federal de Competencia.

Con un recurso de suspensión en marcha, Pemex busca dejar en claro ante los tribunales que no incurrió en una violación a las Leyes de Competencia del país justo ahora que, con las esperadas modificaciones a los artículos 27 y 28 de la Constitución, el gobierno de Enrique Peña Nieto busca mayor participación privada y, por lo tanto, competencia en el mercado del petróleo.

A su salida, Pérez Motta buscó sentar el antecedente de que la CFC se ocupó de todos los actores relevantes de la economía sin que hiciera falta Pemex. Pérez Motta asegura que no dejó pendientes.

En los juzgados, los argumentos de la flamante Comisión Federal de Competencia Económica, que ahora encabeza Alejandra Palacios Prieto buscarán demostrar que el transporte de gasolina entre las estaciones de Pemex y las compañías que operan bajo las franquicias de la paraestatal como Hidrosina -que preside William Karam-, no cuentan con la exclusividad garantizada por la Constitución.

Ante los nuevos tribunales especializados en competencia se argumentará, incluso, que los contratos exclusivos otorgados al Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana bajo la dirigencia de Carlos Romero Deschamps, no pueden considerarse como una actividad estratégica y que, por supuesto, los acuerdos con el sindicato no deben estar por encima de las leyes de competencia del país.

Con las modificaciones constitucionales al artículo 28 de la Constitución, la Secretaría de Energía (Sener), a cargo de Pedro Joaquín Coldwell, espera que el transporte de hidrocarburos no se considere una actividad prioritaria, con lo que no sólo se abriría este negocio para reducir los costos asociados a la venta de gasolinas al consumidor final, sino también dar paso a la importación de gasolinas.

Esa es la verdadera batalla y no el monopolio del transporte a cargo del sindicato de trabajadores petroleros.

Mientras tanto, en la Sener el equipo de Coldwell prepara la Norma Oficial Mexicana para la seguridad en las estaciones de servicio y gasolineras, en donde el transporte será un tema a tratar.

La CFCE buscará revertir la suspensión obtenida por Pemex en las próximas semanas, proceso que se convertirá en un escenario perfecto para demostrar ante la opinión pública que el monopolio de Pemex -también en la venta de gasolinas, a través de sus franquicias y acuerdos sindicales- resulta pernicioso para el consumidor final, para los votantes y contribuyentes que estarían perdiendo al menos dos mil millones de pesos al año.

Mientras que Pemex se limitará a demostrar, a través de sus abogados, que no violó leyes de competencia, al menos no bajo la legislación vigente. Por eso Romero Deschamps también participa en el amparo promovido por Pemex porque otras de sus canonjías también están en riesgo.

 

MÁS INFORMACIÓN: Se enfrentan Pemex y la CFC tras multa a la paraestatal por prácticas monopólicas, nota de Arena Pública de agosto 26 de 2013.

Comentar